Ansiedad y ganas de comer a todas horas

Ansiedad y ganas de comer a todas horas

 

Cuando el estado mental de una persona muestra una gran intranquilidad y/o una fuerte excitación, uno de los síntomas que esta puede llegar a presentar es la ansiedad por comer a todas horas.

Las emociones están totalmente relacionadas con los hábitos alimenticios. Entenderlas y aprender a gestionarlas va a servir para controlar esas ganas voraces de comer continuamente.

Cómo combatir la ansiedad por comer a todas horas

No todas las personas son capaces de gestionar las situaciones estresantes de igual manera. Algunas consiguen volver a la calma sin necesidad de ningún otro factor externo, y muchas de ellas se ayudan de la comida para tratar de relajarse de nuevo.

Existen emociones y situaciones que debido a una mala gestión personal acaban convirtiéndose en un hábito muy poco saludable, que es comer constantemente. El primer paso para solucionarlo sería averiguar cuál es el factor desencadenante de esas emociones y tratar de gestionarlas para que no alteren el estado mental.

 

La respuesta a la pregunta cómo controlar la ansiedad por comer a todas horas, es muy amplia, a continuación se exponen algunas de las muchas posibilidades que existen para poner freno a este mal hábito.

Realizar ejercicio

La actividad física es uno de los mejores remedios frente a un estado mental alterado. Al realizar cualquier tipo de deporte se liberan diferentes hormonas, como la serotonina, que consiguen que la persona se sienta mucho más feliz. A su vez, se elimina mucho estrés, y es fácil sentirse bien con uno mismo, por lo que gran parte de esas emociones negativas desaparecerán.

Dieta equilibrada

Muchas de las personas que sufren ese malestar ansioso por la comida han llegado a esa situación mientras trataban de realizar una dieta de reducción de peso. Generalmente, estas dietas son demasiado restrictivas, Otras veces es el simple hecho de tener que pensar en lo que se ingiere lo que causa mucho estrés.

La mejor dieta que existe es comer adecuadamente. Nada de eliminar comidas principales del día o determinados alimentos. No es dejar de comer, es aprender a comer correctamente, de forma equilibrada y variada, tratando de evitar los productos industriales y añadiendo a la dieta alimentos lo más naturales posible.

Organizar el tiempo

Sobre todo en las grandes ciudades pareciera que a los días les faltan horas y a las semanas días. La gente corre de un lado para otro desde que se levanta hasta que se acuesta, y esto genera mucho estrés en el organismo. Una buena organización del día a día va a conseguir que se haga cualquier actividad de una forma más relajada.

Evitar sustancias estimulantes

Hoy en día se ha normalizado el uso de bebidas con un gran poder de estimulación mental, consumiéndolas como si de un zumo se tratara. Aunque a través de ellas se consigue el efecto deseado, que es sentirse más despierto, tienen efectos que pueden ser muy negativos.

Tanto este tipo de bebidas energéticas, como otras más habituales como el té o el café, o los alimentos azucarados, van a evitar que el organismo se sienta en calma y van a disparar esa ansiedad por ingerir alimento.

Pero ¿cómo superar la ansiedad por comer a todas horas en esos momentos en los que es imposible controlarse? Bueno, existen algunos trucos que van a apaciguar considerablemente esa sensación.

Mascar chicle

El gesto de mascar tranquiliza, es una forma de engañar a la mente y hacerle sentir que se está alimentando. Además, ciertas sustancias presentes en el chicle consiguen influir en los niveles de azúcar en sangre de manera positiva, logrando calmar esa voracidad tan poco deseada.

Picar entre horas

Comer entre horas no tiene nada de malo si se hace correctamente. Llevarse unas piezas de fruta o frutos secos al trabajo es una gran decisión. El cuerpo es sabio, y hay que aprender a escucharle. Castigarlo sin comer solo va a traer complicaciones, tanto física como mentalmente.

Productos picantes

Se ha comprobado que los productos picantes generan en el organismo una sensación de saciedad. Esto va a ayudar a compensar esa sensación incontrolada de hambruna. Todo con moderación, por supuesto, ya que cualquier sustancia en exceso puede resultar tóxica para el cuerpo.

Beber agua

En ese delicado momento en el que parece que se necesita comer sin más remedio, lo mejor es cambiar el alimento por líquido. No importa si es agua, una infusión o un zumo natural, pero el notar el estómago repleto va a conseguir que se supere esta crisis de manera exitosa.

Descansar adecuadamente

El descanso es una parte fundamental del día. No solo ayuda a estar calmados durante el día, sino que, además, según algunos estudios las horas de más que se está despierto son las que propician que se coma alimentos poco saludables.

Superar la ansiedad y ganas de comer a todas horas, es posible, solo hay que aprender a gestionar las emociones utilizando ciertos hábitos saludables para conseguirlo.


Y recuerda que en iSalud.com, el comparador de seguros médicos online, encontrarás las mejores coberturas y seguros médicos para disponer de los mejores psicólogos, nutricionistas y demás especialistas en salud. ¿A qué esperas?

También te puede interesar...