blue monday

Blue Monday: Cuándo estar triste tiene fecha de caducidad

 

Se considera el tercer lunes del año como el más triste del año desde que en 2005, Cliff Arnall, psicólogo británico adjunto a la Universidad de Cambridge, intento encontrar los factores por los que tendimos a estar más tristes en estas fechas.

  1. ¿Cuáles son los factores para considerar el tercer lunes de enero como el día más triste del año?

Su estudio concluyo que esos factores eran el clima, el salario, las deudas adquiridas durante el periodo navideño, el tiempo que ha pasado desde Navidad y los propósitos no cumplidos de año nuevo. Arnall lo plasmo en la siguiente fórmula matemática:

[W+(D-d)] x TQ/M x NA

W= Clima

D= Deudas

d= Salario mensual

T= Tiempo transcurrido tras la Navidad

Q= Tiempo en el que fallamos en nuestros propósitos

M= Nivel de motivación

NA= Necesidad de tomar acción

 

  1. ¿Qué hay de cierto en el mito del Blue Monday?

Lo que motivo el estudio del doctor Arnall fue una campaña publicitaria financiada por Sky Travel –compañía de viajes ya desaparecida- quien quería determinar cuál era el día más triste del año.

Esta motivación comercial, junto a las cuestionables metodologías del doctor Arnall, es el motivo por el cual, dentro de la comunidad académica no se cree que el Blue Monday tenga una base científica.

Simplemente, es normal que tras las Navidades aparezca la tristeza porque han faltado seres queridos, se han tenido muchos gastos y, además, después de los días festivos, tenemos que recuperar la rutina.

  1. ¿A qué personas les afecta en mayor medida el efecto del Blue Monday?

Partiendo de que científicamente el Blue Monday no existe, no hay personas más o menos propensas a verse afectados. En todo caso, no podemos negar que estas son fechas muy particulares y que alguno de los factores recogidos por el doctor Cliff Arnall (hace frío, hay pocas horas de luz, volvemos a la rutina tras unas vacaciones con nuestros seres queridos, la cuesta de enero sí es real…) afecten a esas personas más propensas a tener estados de ánimo tristes o, incluso, depresivos.

Por lo general, los estados de depresión pueden obedecer a causas biológicas, psicosociales o relacionadas con la personalidad del paciente.

En este sentido, los factores detallados por el doctor Arnall, como el salario o las deudas, pueden promover depresiones del tipo psicosocial, las cuales pueden relacionarse con la situación económica del afectado y la necesidad de tener la sensación de control en nuestras vidas al iniciar un nuevo año.

También existen personas que, por distintos motivos, no segregan la dopamina necesaria para sentirse felices. Es fácil imaginar que el clima de enero y las pocas horas de luz solar, no beneficiaran a estas personas.

En todo caso, no existe un perfil concreto al que el Blue Monday afecte más. Dependerá del contexto social, emocional y económico de cada uno verse más o menos afectado.

Así que los efectos del llamado ‘Blue Monday’ no afectarán a unas personas más que a otras. En todo caso, dependerá de la situación socioeconómica de esa persona

  1. ¿Los niños y mayores también se ven afectados por este día?

Por supuesto. Los niños y las personas mayores pueden tener problemas distintos a los de la población media, pero eso no significa que no tengan motivos para estar tristes o incluso deprimidos. Los más pequeños vuelven al colegio tras un largo parón y vuelven a separarse de sus padres y familiares.

Del mismo modo, la gente mayor ve como, tras la navidad, se acaban las reuniones familiares y todo el mundo vuelve a sus trabajos y obligaciones, menos ellos. El hecho de sentirse menos útil o acompañado, puede afectar también a abuelos y abuelas jubilados.

En conclusión, que la fórmula del ‘Blue Monday’ incluya factores como el salario o las deudas, ya es una señal de que su fórmula no se puede aplicar a toda la población y que se está olvidando de muchos grupos y perfiles de posibles afectados por la tristeza de estas fechas.

  1. ¿Qué tipo de actividades y/o acciones pueden ayudar a mejorar el ánimo de una persona?

Lo primero sería no sentirse mal por el hecho de estar triste, no castigarse por ello. Saber asumir la propia tristeza, es el primer paso para identificar su causante y ponerle solución. No podemos dejarnos atrapar por los pensamientos tristes y negativos, porque pueden acabar provocando una depresión, así que el primer consejo sería asumir nuestra tristeza y decidir afrontarla.

¿Cómo? Buscando pequeñas cosas y metas que nos hagan sentir bien con nosotros mismos. Vestirnos y arreglarnos para salir de casa, hacer limpieza en el hogar o salir a correr durante una semana, son pequeños gestos que nos harán sentir más realizados y que ayudarán a que nuestro entorno y nuestro cuerpo se llenen de energía positiva.

  1. ¿Cómo puede una persona ayudar a las que le rodean a mejorar su estado de ánimo?

El contacto con otras personas, especialmente con nuestros seres queridos, reduce o evita los estados de tristeza y desanimo. Encontrar tiempo para quedar con amigos o visitar a familiares, siempre será bueno para nuestra salud mental.

Hablar sobre el propio hecho de estar triste, verbalizarlo y compartirlo, también nos ayudará a relativizar y solucionar el problema. Sobre todo, debe quedar claro que el aislamiento, lejos de ser una solución, solo va a empeorar nuestro bajo estado de ánimo.

  1. ¿Puede alargarse el efecto del Blue Monday durante algunos días más? ¿Por qué?

Insistimos en que el Blue Monday no existe, así que puede que este lunes no estés triste, pero el miércoles sí. Puede que el estado de tristeza duré semanas o solo unas horas. En todo caso, si el causante de ese bajo estado de ánimo viene provocado por los factores citados por el Dr. Arnall, no hay por qué preocuparse. Aquellos factores relacionados con el clima o las fechas concretas, se pasarán solos. Los de carácter social y económico no se pasarán solos, pero detectarlos es el primer paso para afrontarlos y luchar por mejorar en esos aspectos que nos afectan negativamente.

También te puede interesar...

No Comments

Post A Comment