causas de la ciatica

Causas de la ciática y como prevenirla

 

¿Qué es el dolor de la ciática?

La ciática, también conocida como ciatalgia, neuritis del nervio ciático, o lumbociatalgia; son un conjunto de síntomas localizados en la parte inferior de la espalda o región lumbosacra, que se extienden por toda la pierna hasta el pie. Forma parte dentro de las radiculopatías (pérdida o disminución de la función sensitiva o motora de la raíz nerviosa; en este caso del nervio ciático).

¿Por qué se produce el dolor de ciática?

Para saber porque se producen los síntomas de la ciática, tienes que entender la anatomía básica del nervio ciático.

El nervio ciático, es el nervio periférico más largo y voluminoso del cuerpo humano. Tiene un recorrido desde su formación en las raíces nerviosas lumbares (L4 yL5) y sacras (S1 y S2) al final de la columna, inervando estructuras musculares, desde el glúteo, siguiendo por el muslo, rodilla hasta los dedos del pie. Con un recorrido variable; recoge también la sensibilidad de la cara posterior del muslo y de toda la pierna.

El dolor de la ciática, se produce, por compresión o irritación de una de las cinco raíces de los nervios espinales (nervios raquídeos) lumbares o sacros que se prolongan desde la médula espinal y atraviesan los músculos vertebrales para distribuirse a las zonas del cuerpo.

¿Cuáles son las causas de la ciática?

Todo lo que provoque la compresión general o irritación de las 5 raíces de los nervios espinales son causas de la ciática; como:

  • Las hernias de los discos vertebrales (hernia discal)
  • Compresión espinal por estenosis (estrechez, reducción) de la médula espinal, la cola de caballo o las raíces nerviosas del nervio ciático. Es frecuente en espolones óseos, artrosis y la espondilolistesis.
  • Síndrome del músculo piriforme o neuropatía por atrapamiento. Son espasmos del propio músculo piriforme o piramidal de la pelvis como también se conoce; por traumatismos o por uso excesivo. Comprime al nervio ciático cuando este en su recorrido pasa a través o por debajo de él.
  • En el embarazo: Se manifiesta a consecuencia de que el útero, puede presionar el nervio ciático, o por la tensión muscular o como consecuencia de la compresión vertebral, que ejerce el feto en su crecimiento; acompañado de los cambios posturales que adopta la madre inherente en el embarazo. Es más frecuente a partir del tercer trimestre.
  • Ciática auto-infligida: Se debe a malos hábitos posturales. Sentarse sobre la cartera en el bolsillo posterior del pantalón. Quedarse de píe durante períodos prolongados de tiempo todos los días.
  • Determinadas profesiones, como las que deben usar cinturones de herramientas que cuelguen alrededor de las caderas. (policías, electricistas, rescatistas, bomberos, choferes etc.)
  • Distensión muscular, sobre todo en deportistas.

causas de la ciatica

¿Cuáles son los síntomas de la ciática?

Los síntomas le permitirán saber; como detectar, si lo que usted tiene es ciatalgia u otra afección del sistema osteomíoarticular.

  1. Dolor en la zona lumbar, glúteo, o diversas partes de la pierna y el pie, hasta los artejos (dedos de los pies) de forma indistinta; en dependencia, de cuál es la raíz afectada, si lumbar, sacra o ambas.
  2. Entumecimiento
  3. Debilidad muscular
  4. Sensación de hormigueo, de puntadas o choques eléctricos.
  5. Sensación de ardor o fuego interno en pequeñas zonas, como la planta del pie.
  6. Dificultad en el movimiento o quedarse mucho tiempo en la misma posición.
  7. Dificultad en el control de la pierna.

Vale resaltar que los síntomas solo se sienten en un lado del cuerpo. Rara vez toman las 2 piernas.

Otras formas de apoyan el diagnóstico, es mediante, el estudio por imágenes, como la RMN (resonancia magnética nuclear) o su técnica modificada de neurografía RM, la TAC (tomografía axial computarizada) etc.

De aquí la importancia de contar con adecuados seguros médicos o con un comparador de seguros médicos que le permitan la atención especializada y le informe de las causas de la ciática.

¿Cómo prevenir la ciática?

  1. Adoptar adecuadas posturas:
  • Si estás de pie, debe de ser con la espalda recta y la cabeza mirando al frente. El peso debe de ser equilibrado, manteniendo ambas piernas rectas.
  • Si estas sentado, coloca un soporte o cojín en la parte baja de la espalda. Las rodillas y la cadera deben de estar al mismo nivel y los pies planos sobre el suelo.
  • Si estas conduciendo: Espalda debidamente asentada; posición correcta de los espejos retrovisores para tener que evitar girar la espalda. Tomar pausas regulares y estirar las piernas, si realiza largos recorridos.
  • Al dormir: Se debe de realizar en un colchón medianamente firme para que soporte su cuerpo y no se hunda. Coloque la cabeza en una almohada manteniendo a lo máximo el cuello extendido en un ángulo de 30º, no más.
  1. Si usas mochila, equilibra el peso entre los 2 hombros, no acostumbres a llevarla en uno solo.
  2. Ejercicios como la natación, el yoga o Pilates; tonifican los músculos y dan flexibilidad.
  3. Evitar la obesidad.

También te puede interesar...

No Comments

Post A Comment