Cirugía plástica en el seguro de salud

Las operaciones de cirugía estética y plástica en España son un valor al alza. El número de intervenciones no ha parado de aumentar estos últimos años, hasta llegar a la cifra de 480.000 operaciones de cirugía plástica anuales. Esta es una dinámica que también se da a nivel mundial, donde cada año se realizan 23 millones de operaciones de cirugía estética, el 19% de las cuales tienen como objetivo el aumento de pecho.

Las diferencias entre cirugía plástica, cirugía estética y cirugía reparadora

Existen distintos tipos de cirugías y es muy habitual confundirlas entre ellas. Lo primero que debemos tener claro al hablar de cirugías es que tanto las de estética como las reparadoras, se engloban dentro del concepto ‘cirugía plástica’. La cirugía plástica es el término utilizado para referirnos a la especialidad quirúrgica que se ocupa de la corrección y mejoramiento de anormalidades de origen congénito, adquirido, tumoral o involutiva que requieran reparación o reposición de la forma y función corporal.

Dentro del ámbito de la cirugía plástica distinguimos dos modalidades y la principal diferencia entre ellas no es ni el objetivo, ni el resultado, sino el motivo por el cual se decide llevar a cabo la intervención.

Cirugía reparadora VS Cirugía estética

Hablamos de cirugía reparadora cuándo la intervención viene motivada por una causa médica. Si se da el caso de que un accidente, una enfermedad o una malformación congénita altera las funciones y formas corporales, la operación a realizar para corregirlo se denominará cirugía reparadora o reconstructiva.

Por otro lado, si la intervención se realiza para corregir alguna imperfección estética por propia voluntad y con el fin de mejorar la autoestima, estaremos frente a una cirugía estética, valga la redundancia.

¿Los seguros médicos cubren las operaciones de cirugía estética?

El tema de la cirugía estética en el seguro de salud es complejo. De hecho, uno de los puntos más importantes al contratar un seguro médico es informarse acerca de en qué casos nuestra póliza va a cubrir una operación de cirugía plástica. Lo habitual es que las intervenciones de cirugía reparadora queden cubiertas por la aseguradora, especialmente si afectan a la cara y manos del paciente o en los casos en que, debido a la extirpación de un tumor de cáncer de mama, se deba realizar una reconstrucción. Sin embargo, en algunos casos es difícil diferenciar si la intervención en cuestión corresponde al ámbito de la cirugía estética o la reconstructiva, ya que es algo que varía para cada caso concreto y para la normativa de cada una de las aseguradoras. Es recomendable preguntar siempre por este tema en concreto antes de contratar un seguro de salud.

En los casos claros de operaciones de cirugía estética, como puede ser un lifting o un aumento de pecho, ninguna aseguradora lo incluye dentro de las coberturas de una póliza. En su lugar, muchas compañías optan por ofrecer importantes descuentos y promociones a sus clientes (y no clientes) para llevar a cabo este tipo de intervenciones. Por ejemplo, Sanitas, desde su servicio Sanitas Estética, ofrece una gama de servicios de imagen y estética con importantes descuentos aplicados si utilizas sus centros y especialistas.

Si deseas que uno de nuestros asesores especialistas en seguros médicos te ayude a escoger el mejor seguro médico para ti, no dudes en visitar nuestra web o en llamar al 900 264 410.

También te puede interesar...

No Comments

Post A Comment