La fascitis plantar es la inflamación dolorosa de la fascia plantar. A su vez, la fascia plantar es un elemento anatómico plano y grueso ubicado en la planta del pie. Se inserta en el hueso calcáneo y llega hasta las falanges proximales de los cinco dedos. En este artículo hablaremos de sus causas, síntomas y de cómo se cura la fascitis plantar.

Causas

Esta enfermedad, como muchas otras, tiene un origen multifactorial. Todos estos factores causan o bien un exceso de trabajo o bien microdesgarros de la fascia. Es más frecuente en personas de sexo femenino de entre 40 y 60 años de edad.

Sobrecarga

El sobrepeso y el exceso de actividad, sea laboral o deportiva son algunas de las principales causas, debido a que la fascia plantar, también conocida como ligamento arqueado, absorbe la los cambios generados por la dinámica de la marcha y el efecto del peso corporal. Cuando se produce un cambio en lo rutinario, por ejemplo, incrementar el entrenamiento, la fascia puede sufrir además de pequeños desgarros, lo que produce dolor.

Calzado inadecuado

La falta de ajuste del calzado, usar uno ya gastado o que no ofrezca al pie una amortiguación adecuada altera el balance en la marcha, lo que ocasiona una tensión y una sobrecarga repetitiva que termina por dañar e inflamar la fascia.​

Alteraciones anatómicas

Cuando están presentes retracciones del tendón de Aquiles, pies planos o pronadores son causas que también sobrecargan este ligamento, no sólo por el uso sino por un estiramiento excesivo y repetitivo. La retracción crónica de los músculos de las pantorrillas, gemelos y sóleo es otra causa.

Síntomas de la fascitis plantar

 

El síntoma principal es el dolor, que se siente en el talón del pie afectado pero que puede llegar hasta los dedos. Se puede acompañar de sensaciones de punzadas.

Este dolor es más fuerte después de períodos de inactividad, como dormir o estar sentado largo por tiempo. Al reiniciarse la marcha, el dolor se va atenuando progresivamente. Con la dorsiflexión del pie se acentúa el dolor, por ejemplo, al subir escaleras. En las fases tempranas el movimiento hace que el dolor del talón ceda en pocos minutos. En casos más severos el dolor puede llegar hasta los dedos y tarda media hora en desaparecer con la actividad.

Otro síntoma es el edema que puede presentarse a nivel del talón. La asimetría del apoyo causada por el pie adolorido puede generar cervicalgias y dorsalgias.

En el embarazo

Este trastorno puede presentarse en el embarazo, cuando el aumento de peso es brusco y si esta situación va aunada a un exceso de ejercicio y al uso de zapatos inadecuados.

La causa fisiológica es la liberación durante el período de gravidez de la hormona relaxina, especialmente durante el primer trimestre de embarazo.

Cómo se cura la fascitis planta: Tratamiento de la fascitis plantar

El abordaje del tratamiento debe ser precoz para evitar que la patología se haga crónica y que los síntomas se acentúen. A continuación, algunas medidas destinadas a como aliviar la fascitis plantar.

Una de las primeras es disminuir la actividad, sea laboral o deportiva. Otro recurso es utilizar ortesis especialmente diseñadas para optimizar la amortiguación, la distribución del peso y la dinámica de la marcha. Estas medidas y la adición de un soporte adicional para el talón pueden lograr la desaparición de las lesiones y que la fascitis se cure.

Para dar respuesta a cómo se cura la fascitis plantas, algunos profesionales de la salud recomiendan el uso de una férula que impida que al dormir el pie quede en flexión plantar. La férula mantiene el pie el flexión dorsal con lo que se contrarrestan los acortamientos del sóleo, los gemelos y la fascia plantar misma.

Rehabilitación para fascitis plantar

En el área de la fisioterapia existen diversos ejercicios, masajes, automasajes y estiramientos que pueden utilizarse en el tratamiento de esta enfermedad. Otras terapias útiles son la terapia manual, la electroterapia, la masoterapia y la crioterapia.

La terapia con ondas de choque externas tiene buenos resultados en afecciones crónicas de los tendones y músculos. Se basa en ondas acústicas que concentran la energía en estas estructuras, provocando procesos reparativos y paliativos del dolor.

El vendaje para fascitis plantar

Este es un tratamiento funcional que pueden utilizar los deportistas. Este vendaje debe ser colocado y supervisado por un fisioterapeuta. Para ello se utilizan vendas adhesivas rígidas, elásticas o autoadhesivas, no adhesivas o de foam, pero siempre hipoalergénicas.

El propósito es disminuir un movimiento específico de la articulación (la flexión) pero permitir los demás. Con ello se reduce el dolor y se indica en los que van a retomar el entrenamiento después de un período de inactividad.

La fascitis plantar, como muchos trastornos esqueléticos, es una enfermedad que puede prevenirse, y existen varias medidas que pueden tomarse, como usar calzado adecuado y mantener el peso correcto. Pero también es importante conocer cómo se cura la fascitis plantar.

Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here