Cuidar los ojos y oídos en verano

Consejos para cuidar los ojos y oídos en verano

 

Cuidar los ojos y oídos en verano

Para muchos, las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina. Empieza la temporada de piscinas, de pasarnos horas tumbados bajo el sol, de largos paseos y chapuzones en la playa. Si no tomamos las precauciones adecuadas, todas estas actividades conllevan una serie de riesgos para nuestra salud y, por ello, tenemos que prestar especial atención a cuidar los ojos y oídos en verano.

El factor que más perjudica a nuestros ojos en verano es la radiación solar. Una de las afecciones más frecuentes que el sol puede provocar en nuestros ojos es la queratitis. Por otra parte, la conjuntivitis también suele ser una afección ocular bastante frecuente y contagiosa durante el verano, causada por el cloro de las piscinas, la arena de la playa, la contaminación del aire o el polen.

Consejos del cuidado de los ojos y los oídos

Cuidar los ojos y oídos en verano, es especialmente importante si acostumbramos a pasar largas jornadas en la playa o piscina. Lo más habitual es hidratarnos y proteger nuestra piel con cremas solares. Sin embargo, el verano es una época en la que nuestros ojos y oídos pueden sufrir mucho y, por ello, no debemos olvidar unos cuidados concretos.

Cómo cuidar los ojos

La radiación solar intensa, las actividades al aire libre, etc., pueden presentar un cierto riesgo para nuestros ojos en verano. Si te preocupa la salud de tus ojos en verano, te presentamos algunos consejos útiles para proteger y cuidar los ojos cuando estés en la playa, piscina o practicando alguna actividad al aire libre:

  •         Usar gafas de sol homologadas que filtren las radiaciones ultravioletas para evitar que la conjuntiva y la córnea se irriten.
  •         Usar gafas de natación, sobre todo en niños, al sumergirnos para prevenir rojeces, picores y escozores. El agua de las piscinas puede contener sustancias como cloro o cobre que pueden producir irritación y conjuntivitis. Asimismo, el agua de mar puede contener productos derivados del petróleo que, también, puede afectar a las conjuntivas.
  •         En caso de usar lentillas, es muy importante que te las quites antes de entrar en el agua porque se pueden infectar con hongos o bacterias y provocar infecciones oculares. A su vez, tampoco se recomienda tomar el sol con ellas; una opción es utilizar lentes de contacto con filtro para rayos UV.
  •         Lavar los ojos con suero fisiológico después de salir de la piscina o de la playa, si notas sequedad en los ojos por el uso del aire acondicionado, etc., con el fin de evitar padecer cualquier tipo de irritación o dolor ocular.

Cuidados del oído

Con el verano también suelen llegar algunos problemas en los oídos, debido a la excesiva exposición al sol, al calor de verano y al agua. El oído se ve sometido a una constante humedad, provocando infecciones como la otitis. Por ello, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos para cuidar tus oídos en verano:

  •         Usar tapones a medida para sellar herméticamente el conducto y protegerlo ante posibles gérmenes. Los tapones tienen que ser de un material hipoalergénico y hechos a medida para bloquear mejor el paso de agua en los oídos.
  •         Secar los oídos correctamente con una toalla y evitar el uso de los bastoncillos. Este gesto puede prevenir posibles infecciones debido a la humedad, así que cuanto más secos estén tus oídos, mejor. En relación a los bastoncillos, su uso puede resultar contraproducente, ya que se pueden generar pequeñas heridas en los oídos que facilitan l aparición de infecciones y eliminan en exceso la cera, que constituye un elemento de defensa para los oídos.
  •         Evitar zambullirse bruscamente en playas y piscinas para evitar que el contacto con el agua no sea tan agresivo. El aumento de presión en los oídos por la rápida entrada de agua puede ser perjudicial para la salud auditiva.
  •         Evitar sumergirse en agua sucia o estancada, ya que son una fuente principal para contraer cualquier tipo de infección por la cantidad de gérmenes y bacterias que contienen.

¿Cuál es el beneficio de cuidarse los ojos y oídos?

Es muy importante que cuides y protejas tanto los ojos como los oídos para evitar que una infección pueda arruinar el descanso y la diversión que tanto te mereces en esta época del año. Además, este tipo de infecciones, si no se tratan al momento, pueden provocar molestias o enfermedades más graves en el futuro.

Para capear los múltiples factores que aumentan el riesgo de molestias o enfermedades tanto en los ojos como en los oídos en verano, te recomendamos que sigas los anteriores consejos para cuidar de tus ojos y oídos este verano. ¿Estás preparado para disfrutar al máximo del verano? ¡Ya no tienes ninguna excusa para hacerlo!


Te recordamos que desde iSalud.com, el comparador de seguros médicos líder en España, ponemos a tu alcance un chat médico gratuito para cualquier consulta de salud que necesites resolver. Y si deseas información sobre cómo contratar el mejor seguro médico a un precio increible, visita nuestra web o llámanos al 900 264 410.

También te puede interesar...

2 Comments

Post A Comment