Los cambios de hábitos en verano pueden afectar a nuestra salud bucodental ya que, en esta época del año, nuestro consumo de bebidas frías, carbonatadas, helados, etc. es superior a la del resto del año. Además, pasamos muchas más horas fuera de casa y, como consecuencia de ello, nos olvidamos del cepillado dental después de cada comida.  Por ello, antes de comenzar la época estival, es muy recomendable acudir a la consulta del dentista para hacernos una revisión.

Las principales patologías bucales son, por un lado, la caries y, por el otro, la afectación en el hueso. La caries dental es una enfermedad infecciosa provocada por unas bacterias que existen en la cavidad oral, unas bacterias que segregan un ácido que va erosionando y que va comiendo el esmalte progresivamente hasta afectar la zona de la dentina, provocando sensibilidad. La caries se origina, principalmente, en la edad infantil y la pérdida de hueso, la periodontitis, se origina en edad adulta.

El origen de la caries es multifactorial, lo que significa que su aparición y evolución dependen de la interrelación entre diferentes factores. Por un lado las bacterias, por otro lado la manera en que nos cepillemos y, finalmente, las condiciones que tengamos en la boca ya que podemos tener una saliva excesivamente ácida o tener poca cantidad de saliva. Para evitar el riesgo de caries te recomendamos cepillar los dientes después de cada comida, usar colutorios, cepillos interdentales y seda dental. Una buena parte del cuidado dental tiene que ver con los hábitos.

¿Quién tiene mayor riesgo de caries en verano?

Uno de los sectores más afectados durante la época estival es el infantil. Como ya hemos comentado, los helados y las bebidas carbonatadas son muy perjudiciales para la salud bucodental de los niños. Además, existen una serie de bebidas o alimentos que nunca imaginaríamos que provocan caries; como las bebidas energéticas, ya que tienen un alto contenido en azúcares, y los zumos (en concreto el zumo de naranja tiene un alto contenido en ácidos, provocando erosión en los dientes).

¿Qué plazo tenemos para lavarnos los dientes?

Después de ingerir el último alimento, tenemos entre 15 y 20 minutos. En ese tiempo, la saliva va a compensar el efecto ácido de las bacterias, con lo cual tarda 20 minutos en neutralizar al ácido. Eso quiere decir que la caries se forma en los primeros 20 minutos; por lo tanto, de nada nos sirve lavarnos los dientes a las 2 horas.

El verano es especialmente delicado para los dientes por la dieta rica en hidratos de carbono de rápido consumo, en los cuales las bacterias son capaces de captarlos y formar rápidamente el ácido que nos destruye los dientes y que causa la caries. Tenemos alimentos que van a potenciar que estas bacterias segreguen ese ácido y nos causen caries. Sin embargo, también tenemos alimentos que nos protegen (la leche, el queso, las manzanas) y son los que debemos ingerir cuando estemos en la piscina y en situaciones en las que no nos podamos cepillar inmediatamente los dientes para así protegérnoslos y evitar cualquier tipo de enfermedad.

Cloro y dientes:

Permanecer muchas horas en contacto con el cloro de las piscinas puede erosionar el esmalte dental. Diferentes estudios han demostrado que si las piscinas no están eficazmente cloradas, el ácido del agua de la piscina erosionará nuestro esmalte dental (en caso de profesionales que están de 4 a 8 horas en el agua y en piscinas mal cloradas).

Consejos para una correcta higiene bucodental en verano:

  • Intentar cepillarse los dientes 3 veces al día durante 3 minutos.
  • Usar pasta con flúor.
  • Mascar chicle con xilitol no más de 20 minutos.
  • Mantener una adecuada hidratación.
  • Proteger los labios con fotoprotector.
  • Ir al dentista al finalizar el verano.

Si todavía no has ido al dentista este año, lo mejor que puedes hacer antes de empezar las vacaciones es pedir cita para hacerte una buena limpieza bucal y una revisión dental. Ante anomalías como fuertes dolores de muelas o aparición de llagas, te recomendamos que acudas al odontólogo.

Con el seguro de salud Caser, en las modalidades Salud Integral, Salud Activa, Salud Médica y Salud Inicia, dispondrás del complemento bucodental incluido sin coste adicional. Aparte, Caser ofrece un Plan Dental Infantil gratuito a todos los menores de 15 años en póliza con acceso gratuito a los principales actos odontopediátricos propios de la infancia y además con condiciones especiales para ortodoncia y endodoncia.

¿A qué esperas para contratar tu seguro de salud Caser? Entra ahora mismo en iSalud.com, portal líder en España asesoramiento de seguros médicos, y encuentra el seguro médico que mejor se adapte a tus necesidades, con las máximas coberturas y al mejor precio.

Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here