Se puede viajar en avión estando embarazada

¿Se puede viajar en avión estando embarazada?

 

¿Hasta qué mes de embarazo se puede volar? ¿Es peligroso para la madre o para el bebé? Son algunas de las preguntas que pueden surgirnos antes de volar durante nuestro embarazo.

Estos son nuestros consejos, preparativos y restricciones para que lo sepas todo acerca de volar estando embarazada.


Embarazo y viajar en avión antiguamente no convivían en una misma frase. Se consideraban, prácticamente, incompatibles. Sin embargo, hoy se sabe que se puede volar estando embarazada sin que esto suponga un riesgo para la salud materna o del futuro bebé. En efecto, viajar en avión embarazada no trae inconvenientes a la mujer gestante, aunque sí se trata de una situación particular a tener en cuenta.

¿Una mujer embarazada puede viajar en avión?

 

Si bien se recomienda hacerlo en el transcurso del segundo trimestre (el más estable, en el que se acabaron los vómitos), de tratarse de un embarazo normal, sin complicaciones, todas las aerolíneas autorizan a la futura mamá a viajar hasta la semana 28, y casi todas las empresas hasta la semana 36.

A partir de esa semana, que es la 32 en el caso de un embarazo múltiple, la International Air Transport Association (IATA) recomienda no viajar. Si, de todas formas, la mujer debe trasladarse en trasporte aéreo en sus últimas semanas de gestación, la compañía se reserva el derecho de aceptar o no el certificado médico que aporte la pasajera, pudiendo rechazarlo sin necesidad de dar explicaciones.

Dicho consentimiento médico suele alegar que el itinerario no supone el riesgo de un nacimiento a bordo antes de la fecha prevista de parto (por rotura de bolsa o parto prematuro), circunstancia para la que el personal de las líneas aéreas no se encuentra capacitado.

¿Es necesario algún preparativo previo al viajar embarazada?

Se recomienda planificar el viaje con suficiente antelación como para poder modificar la fecha en caso de malestar físico de la futura mamá, y posponerlo sin alcanzar una fecha límite o muy cercana a la fecha posible del parto.

Además, es conveniente que la pasajera informe sobre su estado previamente a la aerolínea. También se sugiere que acuda a los aeropuertos con tiempo extra para hacer el check in y el resto de trámites de manera relajada y sin prisas.

Así mismo, debe solicitar, si es posible, un asiento cercano al baño y a un pasillo o zona del avión en la que se pueda caminar algunos pasos. Es importante que se presente en la puerta de embarque y que vuelva a notificar al personal de la compañía que está embarazada, situación por la que se le permitirá abordar cómodamente en primer lugar o cuando dicho personal lo considere apropiado, evitando tumultos con el resto de los pasajeros de clase económica.

Consejos para viajar cómodamente estando embarazada

Las recomendaciones generales para un viaje sosegado en caso de gestación avanzada son las que siguen:

– Ya en el vuelo, la mujer debe volver a informar sobre su estado al personal del avión.

– Se debe vestir ropa cómoda y calzado blando. Utilizar medias de compresión, de descanso, y el cinturón de seguridad por debajo de la panza.

– Comer liviano y evitar bebidas con gas. Beber, sí, mucha agua.

– Caminar cada hora para minimizar el riesgo de sufrir una trombosis (síndrome de la clase turista). Algunos pasitos, durante tres o cinco minutos, serán muy beneficiosos.

¿El bebé se da cuenta que viaja en avión?

 

No es cierto que la cantidad de oxígeno en la cabina, que suele ser más baja que en el exterior, afecte al feto. Su corazón latirá a bordo con la misma aceleración que estando en tierra. Por otra parte, ni el ruido ni las turbulencias ni los movimientos propios de un vuelo normal producen cambios en el bebé.

En definitiva, para que no resten dudas: es posible viajar en avión embarazada siempre que el médico obstetra lo autorice. Por último, vale destacar que una semana después de parir, cualquier mujer puede volver a viajar en avión sin inconvenientes ni restricciones.


En iSalud queremos desearles a las futuras madres toda la suerte del mundo. Te ofrecemos el seguro médico para embarazdas más completo, con las máximas coberturas asistenciales, y embarazo y parto quedan totalmente cubiertos.

También te puede interesar...