Fibromialgia reumática: Qué es, síntomas y tratamiento

fibromialgia reumatica

¿Qué es la fibromialgia reumática?

Conocido también como reumatismo muscular o reumatismo psicógeno es un desorden reumático, no articular, que no puede ser explicado por la presencia de trastornos degenerativos o inflamatorios de origen musculoesqueléticos.

Caracterizado por dolor crónico de hipersensibilidad difusa, rigidez, fatiga y trastornos del sueño. El paciente que la padece se levanta todos los días refiriendo que “le duele todo el cuerpo” afectando el desempeño de las tareas cotidianas; influyendo en el trabajo, el hogar e incluso hasta en las relaciones interpersonales, con la pareja, los hijos, amistades etc. 

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia reumática?

Se ve con mayor frecuencia en mujeres entre los 40- 60 años de edad, sobre todo de la raza blanca. En personas obesas, con hiperlaxitud articular, várices, hemorroides, deterioro de la calidad de la textura de la piel y el cabello. Además de trastornos del sueño, cefaleas e hipersensibilidad, fatiga, cansancio severo que empeora con el reposo, alteraciones digestivas y urinarias; así como la temida depresión y tristeza. 

Encuentra tu seguro médico desde 9€ al mes

Hay rigidez muscular que aparece por las mañanas. Pérdida de memoria y dificultad para concentrarse. El dolor muscular crónico o mialgia crónica se hace prolongado llegando a durar por crisis hasta 3 semanas. La fatiga y el cansancio crónico incluso hasta con los pocos esfuerzos, no desaparece ni con el descanso. Esto aumenta el entumecimiento, calambres en las piernas, la sensación de hinchazón, contractura muscular, temblores y sensación de bloqueo. 

Su característica fundamental es el dolor intolerable, que contrasta con el buen estado físico del paciente. Que aumenta al menos en 11 de los 18 puntos a explorar “puntos gatillos” localizados en regiones concretas musculotendinosas; conocidos como “Puntos de dolor de la fibromialgia”.  

Promoción AXA: Ahorra un 25% de descuento en tu seguro médico

Puntos de dolor de la fibromialgia

En estos pacientes los complementarios tanto de laboratorio, química sanguínea y estudios imagenológicos como las radiografías, tomografías y resonancias, son negativos o no presentan grandes alteraciones que justifiquen el cuadro clínico tan doloroso que manifiesta el paciente. Por lo que en estos casos además de la clínica el especialista se guiará en relación a los puntos de dolor de la fibromialgia, teniendo en cuenta qué: 

  1. Existen 18 localizaciones en el cuerpo, 9 a cada lado (derecho- izquierdo) llamadas puntos gatillos, que son más sensibles al dolor en aquellos que padecen de fibromialgia. Si 11 de ellos reaccionan, es una señal a tener en cuenta. 
  2. Se aplica, además, el Índice de Dolor Generalizado que agrupa estos puntos dolorosos en áreas más generales. 
  3. Se asocian los puntos gatillos y el cuadro clínico, sobre todo los síntomas de fatiga, sueño no reparador y la falta de agilidad mental que han durado más de 3 meses y no guardan relación con ninguna otra enfermedad. 
  4. Examen oftalmológico, ya que la pérdida visual da pista de irregularidades en el Sistema Nervioso Central, quien regula los cambios en las regiones del cerebro asociadas al dolor.  

¿Cuál es el tratamiento de la fibromialgia reumática?

La fibromialgia reumática con el paso del tiempo empeora los síntomas o no mejoran pese al tratamiento para la fibromialgia. Por lo que resulta necesario buscar otras soluciones al problema como fisioterapia y combinación de agentes farmacológicos y no farmacológicos; además de psicoterapia cognitivo-conductual, maniobras de relajación y analgesia central suave y controlada.  

El plan de tratamiento para la fibromialgia reumática debe de ser personalizado, para que se adapte a las necesidades especiales de cada paciente; ya que cada persona diagnosticada, es una entidad aparte y diferente de otra con el mismo diagnóstico. Hay que realizar educación del paciente con el fin de que entienda el significado de su enfermedad, aprenda a vivir con ella y se trace estrategias para reducir su dolor.

15% de descuento con ASEFA, ¡Si contratas antes del 15 de noviembre!

Tratamiento farmacológico de la fibromialgia reumática

Dentro de los agentes farmacológicos que se pueden emplear tenemos: 

  1. Analgésicos como el acetaminofén e incluso más potentes derivados de los opiáceos. Tramadol y codeína. 
  2. Antinflamatorio no esteroideos AINE como el diclofenaco de sodio, el ibuprofeno, naproxeno, piroxicam e Indometacina. 
  3. Antidepresivos Tricíclicos: Como la amitriptilina, ayudan a mejorar la calidad del sueño de estos pacientes, la depresión, generan bienestar y disminuyen en conjunto con los analgésicos, el dolor. 
  4. Antiepilépticos como la gabapentina y la pregabalina, reducen el dolor neuropático hasta en un tercio de los pacientes.  
  5. Relajantes musculares como el baclofeno, metocarbamol (Marbaxin-750) 
  6. Terapia hormonal sustitutiva (estrógenos en parche) 
  7. Vitaminoterapia con suplementos dietéticos a base de vitamina C, complejo vitamínico B (B1-B6-B12), magnesio, cartílago de tiburón y chondroitin y glucosamine.  

Tratamiento no farmacológico de la fibromialgia reumática

Dentro de los agentes no farmacológicos que se pueden emplea tenemos: 

  1. Las técnicas de meditación como el Yoga 
  2. Los masajes terapéuticos 
  3. Las terapias naturales como la hidroterapia con agua, técnicas acupunturales, moxibustión, digitoterapia, crioterapia sistémica y balneoterapia completa. 
  4. Practicar pilates y Tai Chi entre otra más.

También te puede interesar...

1Comment

Post A Comment