GRIPE Y CATARROS

GRIPE Y CATARROS

Ya queda poco para la llegada del otoño y con ella la gripe y los catarros. Es importante saber identificar los síntomas para poder combatir las enfermedades. Te detallamos los consejos y recomendaciones para que este otoño te puedas librar de los temidos resfriados y gripes.

¿Cuáles son los síntomas?

En la gripe
Los síntomas más comunes de la gripe son: fiebre alta (hasta 40ºC), dolor de cabeza, dolor de garganta, dolores musculares, tos seca, debilidad y cansancio. Otros síntomas menos frecuentes son ojos llorosos y dolorosos, congestión nasal y moqueo.

En el resfriado
Los tres síntomas más frecuentes del resfriado común son goteo y congestión nasal y estornudos. También puede aparecer irritación ocular, dolor de garganta y tos.


¿Cómo se trata?

La gripe
Normalmente sólo se tratan los síntomas de la gripe; es decir, se administran medicamentos que mejoran el estado general del paciente: antitérmicos que reducen la fiebre y en casos de tos seca persistente un antitusigeno.

Otras medidas muy útiles son el reposo en cama, hidratación (más de dos litros de líquido al día), inhalaciones de vapor de agua caliente, baños tibios para bajar la fiebre.

La utilización de un tratamiento antiviral específico para el virus de la gripe no es muy común. Existen algunos fármacos antivíricos que únicamente se administran en casos específicos.

El resfriado común
El tratamiento es similar al de la gripe. El resfriado se resuelve solo y los fármacos (analgésicos) no aceleran su curación, únicamente mejoran los síntomas.

Es importante hidratarse lo suficiente para facilitar la eliminación de secreciones nasales.

Los antibióticos no tienen ninguna utilidad y no están indicados en la gripe ni en el resfriado.

 

¿Qué medidas de prevención son importantes?

Tanto en la gripe como en el resfriado algunas medidas de prevención ayudan a reducir la exposición al virus:

– Lavarse las manos siempre que estén sucias y en momentos clave, como después de sonarse la nariz, después de cambiar pañales a un niño con resfriado o ir al baño, antes de comer y antes de preparar alimentos.
– Utilizar pañuelos desechables.
– Evitar el humo de tabaco y fumar.
– Evitar el contacto con personas que tengan gripe.
– Evitar los locales cerrados o con aglomeraciones.

En el caso de la gripe es importante la Vacunación en aquellos grupos de población en los que esté indicado. Se puede informar en su centro de atención primaria. Las campañas de vacunación se realizan en los meses de otoño.

Con los seguros de salud privados, como el seguro médico Medifiatc, puedes disponer de un amplio cuadro médico de especialistas que te podrán ayudar a combatir las temidas enfermedades otoñales. Desde isalud.com te recomendamos que sigas las recomendaciones y medidas de prevención anteriores para que disfrutes de un otoño saludable.

También te puede interesar...

Tags: