¿Qué es la infección de orina en niños?

En términos médicos, se conoce a la infección de orina en niños; como infección urinaria y es la segunda infección epidémica del niño después de la respiratoria. Durante su primer año de vida, particularmente y en los primeros 6 meses afecta más a los varones que a las hembras; pero luego del primer año, predomina más en el sexo femenino

.

¿Cuáles son los gérmenes más frecuentes?<

La infección de orina en niños; resulta de la interacción entre la virulencia del huésped (germen) y los mecanismos de defensa del hospedero. El germen más común es la Escherichia coli y con menos frecuencia los Proteus, Klebsiella, Enterobacter y Enterococo. El riñón del niño por debajo de un año; está menos protegido por su estado de inmadurez y la falta de un desarrollo adecuado del sistema inmune. También el reflujo vesicoureteral está presente en 30-50 % de niños que consultan por infección de orina.

¿Cuáles son los síntomas de infección de orina en niños?

En los niños existen 2 grupos clínicos frecuentes:

  1. Infección alta (Pielonefritis en niños); con crisis de fiebre aguda de más de 38.5ºC. 
  2. Infección baja (Cistitis); afebril y con síntomas dismiccionales como polaquiuria (aumento de la frecuencia de la micción) micción imperiosa y con ardor, tenesmo (sensación de seguir miccionando) pujos y a veces dolor en hipogastrio. 

 

En casos de infección de orina en niños por debajo de 2 meses; puede no haber fiebre; con síntomas inespecíficos como, irritabilidad o letargia (somnolencia), anorexia (falta de apetito) y detención del peso.  

  • Ocasionalmente, el neonato (recién nacido de menos de 27 días) puede presentar íctero (coloración amarilla de piel y mucosas) y hepatoesplenomegalia (aumento de tamaño del hígado y bazo). 
  • En el lactante de más de 2 meses predomina la fiebre, diarreas y a veces, orinas turbias con olor amoniacal y síntomas bajos asociados. 
  • La infección baja (cistitis) es más común en las niñas, a menudo precedida o asociada a una vulvitis aguda o a un episodio diarreico. No hay fiebre. 

Para el beneficio de su bebé y la tranquilidad de los padres, es necesario contar con un buen “comparador de seguros médicos”, para así recibir una ayuda especializada que le pueda orientar en estos casos tan delicados. 

¿Cómo saber si es infección de orina en niños? Diagnóstico.

Su diagnóstico positivo se basa; además de por el cuadro clínico. Hay que realizar una serie de complementarios de laboratorio, como:

  • Urocultivo: Con antibiograma, para saber el germen que puede estar causando la infección de orina en el niño y a cuáles antibióticos le hacen resistencia y a cuáles son sensibles. 
  •  Cituria positiva con más de 20000 leucocitos, con cilindros leucocitarios y bacterias 
  • En el caso de Pielonefritis, se puede indicar eritrosedimentación y proteína C reactiva, que pueden estar elevados, aunque no son específicos 

 

Tratamiento de la infección de orina en niños

El tratamiento preventivo es lo primero

  • Cambia los pañales frecuentemente, no lo deje durante horas. 
  • Explique a los niños mayores que no debe retener la orina, sino que debe de ir con frecuencia al baño. 
  • La limpieza de los genitales, se tiene que hacer desde ellos hacia el ano, nunca al revés. 
  • Colóquele al niño ropa interior de algodón, no apretada y báñelos con jabones suaves y abundante agua.  

 

Tratamiento de la infección según la edad

El tratamiento de un niño con infección urinaria aguda, con fiebre; varia con la edad del paciente, el cuadro clínico y las condiciones socioeconómicas y culturales del medio familiar.

  • El neonato y lactante pequeño deben de ser ingresados para la administración parenteral (Por vía intravenosa o intramuscular) de antibióticos y de soporte hidromineral de ser necesario; si el niño no tolera bien la vía oral o esta no es suficiente para mantenerlo hidratado.  
  • Existen varias opciones a considerar para los antibióticos. Incluyen las cefalosporinas, aminoglucósidos y penicilinas durante 5 días valorando la regresión clínica y bacteriológica que indique que se puede pasar a vía oral. 
  • Después de los 2 meses de vida, se pueden emplear los sulfamidados, antes de este tiempo se usarán temporalmente cefalexina o amoxicilina (sin ácido clavulánico). Luego se recomienda administrar, drogas antibacterianas en dosis quimioprofilácticas, hasta que cumpla 1 año de edad y ya haya superado la fase de mayor vulnerabilidad (depresión inmunológica, inmadurez estructural y funcional etc.) lo cual ayuda a evitar nuevas crisis de infección de orina en niños. 
  • En los niños mayores de 1 año, que toleran la vía oral, se pueden emplear los antibióticos por ingestión, incluyendo la combinación de antibetalactamasas del tipo del ácido clavulánico o del sulbactam 
  • La infección baja será tratada con sulfamidados, nitrofurantoína, cefalexina, amoxicilina con ácido clavulánico o sin él y el ácido nalidíxico 
  • Las quinolonas (ciprofloxacina) no serán administradas en niños prepuberales. 
  • En lactantes y niños pequeños, es importante la higiene meticulosa. En las niñas (asear de delante hacia atrás), cambio frecuente de pañal, evitar los baños en palanganas. 
  • Se ha demostrado que la lactancia materna aporta inmunoglobulina A, que ayuda a contrarrestar, la depresión inmunológica de los primeros meses de vida 
  • Darle al niño abundante líquido 
  • Hay que cerciorarse de que los hábitos miccionales del niño son normales (incluye frecuencia, fuerza y el calibre del chorro urinario) 
  • En casos de que existan factores predisponentes para la infección de orina en niños; como reflujo, obstrucción, disfunción neurógena o depresión inmunológica; estos deben de ser tratados convenientemente. 
  • El alivio del dolor y la fiebre, también resulta necesario en estos niños, los antipiréticos empleados, se pueden usar por vía oral, rectal o intramuscular. Ejemplo de ello el acetaminofén. 

 

Tener un buen “seguro médico” puede ayudar a la salud de su hijo en casos como estos y a la tranquilidad de los padres.   

¿Qué otros remedios emplear en la infección urinaria?

Dentro de los remedios caseros para la infección de orina en niños, que pueden mejorar y aliviar las molestias urinarias tenemos:

  1. El agua: Considerada entre los primeros remedios a tener en cuenta, pues aporta muchos beneficios. Además de mantener nuestro cuerpo hidratado. Constituye uno de los elementos reguladores del medio interno de nuestro cuerpo. En los niños se recomienda hasta 2 litros en el día, sobre todo si es tiempo de verano. 
  2. Frutos cítricos: El consumo de jugos naturales, sobre todo de frutas con aporte de vitaminas, incluyendo la vitamina C, son un perfecto antioxidante, eliminan toxinas de la vía urinaria, algunas de ellas son consideradas, diuréticos naturales y por lo general son bien toleradas por los niños. Aquí se incluyen la naranja, toronja, limón, piña, guayaba etc. 
  3. En las niñas con cistitis, el lavado vaginal con 1 litro de agua hervida y una cucharada de bicarbonato, alivia los síntomas indeseables, sobre todo el desesperante ardor. 
Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here