La salida de los dientes de tu bebé, estás preparada

Síntomas de la salida de los dientes del bebé

La salida de los dientes para la mayoría de los bebés es un proceso en el que se presentan normalmente varios síntomas que suelen ser molestos para el pequeño.
Los síntomas más comunes son la aparición de fiebre, babas, mal humor, falta de sueño y cierta irritabilidad. Todos estos síntomas también pueden presentarse por otras razones, por lo que es imprescindible descartar con tu médico y especialista en pediatría antes de diagnosticar los propios síntomas de la dentición. Otro de los síntomas que puedes tener en cuenta durante el proceso de dentición de tu bebé es la inflamación de sus encías.
Es importante que sepas que tanto la diarrea como los estados de congestión y mucosidad, no están asociados al proceso de dentición y es motivo de consulta con un profesional.
El orden más común en la salid de los dientes de los bebés es: en primer lugar, los dos dientes frontales inferiores cuando tienen entre cuatro y siete meses; uno o dos meses más tarde aparecen los cuatro dientes superiores; y la mayoría de niños, a los 3 años tienen todos sus dientes primarios.
Tienes que saber que algunos niños son más tolerantes a la incomodidad de la dentición y las mamás casi no notan los síntomas de la aparición de los dientes, mientras que otros niños la pasan muy mal con cada diente que sale de su encía.
¿Cómo puedes aliviar las molestias de tu pequeño? Nuestra compañía en seguros de salud te propone algunas alternativas:
• Alimentos fríos: dale  líquidos o alimentos fríos para que pueda chupar.
• Masaje de encías: frota con uno de tus dedos o con una cuchara fresquita de forma suave sus encías para desinflamar la zona dolorida.
• Medicamentos: puedes administrar dalsy o apiretal siempre y cuando te lo haya indicado tu pediatra.
• Gel para las encías: puedes comprar uno de estos productos para ponérselo dos o tres veces al día en la zona dolorida de las encías. Lo que hacen estos geles, es adormecer la zona provocando un gran alivio para el bebé.
Desde iSalud te recomendamos que además de seguir todas estas indicaciones, acompañes y mimes a tu pequeño más que nunca ya que estará muy incómodo en este periodo y por tanto, lo más importante es que sienta que mamá y papá están a su lado.

 

La dentición es cuando los dientes empiezan a salir de las encías del bebé. Ésta es una de las etapas más dolorosas y molestas tanto para los bebés (sus encías todavía son muy tiernas y la salida de un nuevo diente provoca hinchazón y dolor) como para los adultos. Por lo general, al bebé le empezarán a salir los primeros dientes a partir de los seis meses y, en algunos casos, antes.

La salida de los primeros dientes del bebé es un proceso normal y, por ello, no es necesario acudir al pediatra. Sin embargo, si muestra demasiada irritabilidad, trastornos de sueño, etc., existen algunas pautas para aliviar el dolor.

¿Cuáles son los principales signos de la dentición?

Cuando a los bebés les empiezan a salir los primeros dientes, es posible que babeen más de la cuenta y que quieran morder más objetos. En algunos bebés, la dentición no les resulta dolorosa, pero, en otros bebés, en esta etapa sufren períodos de irritabilidad, inquietud, episodios de llanto y alteraciones de los patrones de sueño y alimentación. A modo de resumen, te listamos los principales síntomas de un bebé cuando le salen los dientes:

  • Producción de saliva intensa.
  • Cambios de humor como irritabilidad.
  • Inflamación de encías.
  • Diente por debajo de las encías, pero que suele ser visible.
  • Constante necesidad de llevarse objetos a la boca para chupar o morder.
  • Rechazo constante de alimentos.
  • Dificultad para dormir.

 

¿Cuándo les salen los dientes a los bebés?

Aunque cada bebé es distinto y el momento de la aparición de sus primeros dientes es una de las características que marca su individualidad, el orden más común en la salida de los dientes de los bebés es:

  • Incisivos centrales: los inferiores salen alrededor de los seis meses, seguidos por los superiores (ocho meses).
  • Incisivos laterales: los superiores aparecen a los diez meses; los inferiores, a los doce meses.
  • Primeros molares: las primeras muelas salen a los catorce meses, en el caso de los inferiores, y a los dieciséis meses, los superiores.
  • Caninos: los colmillos retrasan su aparición hasta los dieciséis meses en la arcada inferior de la boca, y hasta los dieciocho, en la superior.
  • Segundos molares: son los últimos en aparecer. Ocurre alrededor de los dos años en la arcada inferior, y más allá de los veintiocho meses, en la superior.

Primeros dientes del bebé: trucos para calmar las molestias.

Si tu bebé está en el período de dentición y parece molesto, te recomendamos algunos consejos que puedes poner en práctica para afrontar el proceso de dentición en tu bebé:

  • Limpia con regularidad la cara de tu bebé con una gasita o trapito suave para quitarle el exceso de baba y, así, evitar que se le irrite la piel.
  • Proporciónale algo para masticar, un mordedor, el chupete enfriado en la nevera o una toallita suave y húmeda pueden calmar las encías del bebé.
  • Frota sus encías con un dedo limpio o una compresa o gasa húmeda, hazlo con suavidad y firmeza. La presión puede aliviarle temporalmente el dolor.
  • Si tu bebé ya ingiere alimentos sólidos, puedes darle alimentos fríos.

 

¿Cómo tenemos que cuidar los primeros dientes de nuestros bebés?

Es muy importante cuidar los primeros dientes de nuestros bebés y empezar una rutina diaria. Aunque los dientes de leche finalmente caigan, es de vital importancia cuidar todo lo relacionado con la dentadura, ya que puede afectar de una manera u otra. Para empezar a cuidar los dientes de nuestro bebé, debemos comenzar con las encías. Tendremos que pasar una gasita húmeda por las encías o cepillarlas con un cepillo suave para lactantes. Tan pronto como empiecen a salir los primeros dientes, ya los podremos cepillar con agua y una pasta de dientes específica.

Desde iSalud te recomendamos que, a partir del primera año de edad o a los seis meses de la primera aparición dental, lleves a tu hijo al dentista para evitar futuros problemas con la salud dental o derivados de ésta. Asimismo, es muy importante que durante esta etapa estés en contacto con tu bebé, hablándole con voz suave y tratando de calmarlo para que el proceso de la dentición sea lo menos doloroso posible.

 

También te puede interesar...