LA VACUNACIÓN INFANTIL

LA VACUNACIÓN INFANTIL

Una de las cosas más importantes que los padres pueden hacer por la salud de sus hijos es ocuparse de que reciban las vacunas necesarias en los plazos indicados.

Las vacunas protegen a los niños contra enfermedades que en otros tiempos resultaron devastadoras y que hoy, gracias a la vacunación masiva, se mantienen inactivas, como la temida e incapacitante poliomielitis.

A continuación detallamos las vacunas incluidas en los calendarios de vacunación:

Vacuna de Difteria-Tétanos-Pertussis (tos ferina)
Vacuna de Poliomielitis
Vacuna de Haemophilus Influenzae tipo b
Vacuna de Hepatitis B
Vacuna de Meningitis Meningocócica C
Vacuna de Sarampión-Rubéola-Parotiditis
Vacuna de Varicela
Vacuna de Neumococo (aún no se pone en la mayoría de las CCAA)

Todos los padres, sobretodo con el primer hijo tenemos mil preguntas de cómo, cuándo, dónde debemos ponerles las vacunas a nuestros bebes. Por esta razón, a continuación detallamos las preguntas más comunes que pasan por nuestras cabezas relacionadas con las vacunas de nuestros hijos y por tanto, con la salud de los mismos:

¿Cuándo hay que poner las vacunas?
Desde que la sanidad fue transferida a las comunidades autónomas, cada una estableció su propio calendario. Sería deseable que existiera uno solo para evitar confusiones a los padres o problemas de inmunización en casos de traslados, pero no es así por el momento. De manera que habrá que seguir las pautas que establezca cada comunidad. El pediatra de nuestro seguro médico nos informará de lo que debemos hacer.

¿Cómo actúan?
Contienen el germen causante del mal, pero muerto o debilitado o partes de éste, con el fin de que el organismo practique para combatir la enfermedad y produzca anticuerpos. Esto significa que si el niño vacunado entra en contacto con el virus o la bacteria causantes, los anticuerpos ya están en su organismo y sabe cómo combatirlos para no sufrir la enfermedad.

¿Pueden debilitar el sistema inmunológico del niño?
No. El sistema inmunológico produce anticuerpos para combatir un determinado germen, independientemente de si encuentra el virus de forma natural o si se le expone a él mediante la vacuna.

¿Es posible que provoquen la misma enfermedad que pretenden evitar?
Es imposible contraer la enfermedad a través de una vacuna hecha con bacterias o virus muertos o con partes de una bacteria o un virus. Sin embargo, las inmunizaciones con virus vivos debilitados (varicela, sarampión, paperas…) podrían hacer que el niño desarrollara una forma levísima de la enfermedad, siempre mucho menos severa que la que contraería si es infectado con el virus.

Si todos los niños están inmunizados, ¿para qué vacunar al mío?
Si una persona se cuestiona la necesidad de las vacunas, es muy probable que otras también lo hagan. Cada niño no inmunizado facilita que las enfermedades contagiosas se dispersen. De hecho, esto ya ha ocurrido en distintas partes del mundo, y siempre que se ha bajado la guardia se han producido brotes espectaculares. Es imposible saber si todas las personas con las que un niño entra en contacto están vacunadas, especialmente hoy en día en que la gente se mueve de unos países a otros con gran facilidad. Por ello, la mejor manera de proteger a los niños es vacunarlos.

Otros artículos: Vacunas para viajar

¿Por qué los niños sanos necesitan ser inmunizados?
Porque protegen antes de que la enfermedad aparezca. El mejor momento para inmunizar a un niño es cuando está sano.

¿Son 100% efectivas?
No, como nada lo es plenamente en medicina, pero sí son lo más efectivo para combatir enfermedades. Su eficacia se cifra entre un 85% y un 99%.

¿Las vacunas pueden causar efectos secundarios?
Las reacciones más comunes a las vacunas son muy leves, tales como enrojecimiento e hinchazón en la zona del pinchazo, fiebre y sarpullido. Raramente se producen convulsiones o reacciones alérgicas severas. En cualquier caso, el riesgo de que esto ocurra es inferior al de que el niño contraiga la enfermedad si no está inmunizado.

¿Tienen alguna contraindicación?
La única es que el niño haya sufrido alguna alergia grave a una vacuna o a alguno de sus componentes.

¿Qué hacer si se da una reacción seria?
Llamar a su compañía aseguradora, a su pediatra o llevar al niño a urgencias inmediatamente.

¿Se puede vacunar al niño si está malito, con fiebre…?
En general, sí. En caso de fiebre alta o enfermedad seria, hay que consultar con su pediatra.

¿Es cierto que pueden estar relacionadas con el autismo?
Algunos padres han achacado a las vacunas el autismo, el síndrome de muerte súbita, la esclerosis, etc., pero ningún estudio ha podido demostrarlo jamás.

¿Hay que vacunar a los bebés prematuros?
Sí. Por supuesto se debe consultar previamente con su pediatra, y la misma norma rige para los niños con enfermedades crónicas.

¿Es posible poner varias vacunas a la vez?
Sí.

¿Por qué vacunar contra enfermedades ya erradicadas?
Las enfermedades que ocurren raramente o que ya no existen en nuestro país, como el sarampión o la polio, todavía existen en otras partes del mundo. Hoy en día, los virus y bacterias se propagan rápidamente de un lado a otro del planeta.

¿Cuánto dura la inmunización?
Algunas vacunas, como la del sarampión o la hepatitis B, confieren inmunidad para siempre. Otras, como el tétanos, duran muchos años pero necesitan refuerzos periódicos para asegurar una continua protección.

Los niños procedentes de otros países, ¿qué vacunas deben recibir?
Es importante que los padres sepan qué vacunas le han puesto a su hijo en su país de origen y que aporten los datos a su compañía de seguros. En caso de desconocimiento o si se trata de niños adoptados, el pediatra aplicará un nuevo plan de vacunación.

¿Qué es la cartilla o documento de vacunación?
Es la biografía de vacunación de cada niño, un documento que hay que guardar con esmero porque permite saber en todo momento qué vacunas ha recibido nuestro hijo, cuáles le faltan y las dosis. Esta información también puede ser necesaria en la escuela infantil o en caso de cambio de residencia.

Recuerda que con tu seguro de salud MEDIFIATC todas las vacunas están incluidas y por tanto te será mucho más cómodo vacunar a tu bebé, porque FIATC se preocupa por la salud de tus hijos.

Otros artículos: ¿Qué es meningitis?

También te puede interesar...