OBESIDAD INFANTIL Y SUEÑO IRREGULAR

OBESIDAD INFANTIL Y SUEÑO IRREGULAR

Según un estudio realizado, recuperar el sueño perdido los fines de semana y los días de fiesta puede ayudar a los niños a combatir la obesidad y otras afecciones de salud, y por tanto, es importante que los niños puedan dormir hasta tarde y así recuperar el sueño perdido durante la semana. Los investigadores que han realizado el estudio monitorizaron los patrones de sueño de más de 300 niños durante una semana y compararon sus patrones de sueño con su índice de masa corporal (IMC), medida que toma en cuenta la estatura y el peso. El resultado fue que los niños, de edad entre 4 y 10 años, dormían una media de ocho horas por noche. Los niños de esta edad deberían dormir entre 9 horas y media y 10 horas, por lo que los niños dormían unas dos horas menos de media de la cantidad recomendada.

Sin embargo, entre los niños que durmieron las horas recomendadas, el riesgo de obesidad, diabetes y problemas cardiovasculares fue casi nulo. Pero a medida que se disminuía la cantidad de sueño y este era más irregular, el riesgo de obesidad subía. Los niños que dormían menos horas y tenían un horario de sueño desorganizado tenían un riesgo cuatro veces mayor de ser obesos. Además estos niños también tenían un mayor riesgo de problemas cardiovasculares y prediabetes. Pero si estos niños se acostumbraban a dormir más horas los fines de semana y así recuperar el sueño perdido durante la semana, el riesgo de obesidad y problemas metabólicos disminuía. Por tanto, la unión de dormir menos de las horas necesarias y sueño irregular puede provocar problemas metabólicos, como azúcar alto en sangre.

Son muchas las causas que provocan que los niños no duerman las horas necesarias, como los ordenadores, los móviles o la televisión, que hacen que los niños no tengan una rutina regular de sueño, tan necesaria para su correcto bienestar. Aunque a veces es complicado para los padres conseguir que los niños se vayan a dormir, ya que los pequeños siempre prefieren ver la televisión o jugar con el ordenador antes que irse a dormir, es necesario que los padres se conciencien de la importancia de que los hijos adquieran un hábito saludable de sueño, que debe oscilar entre las nueve horas y media y las diez horas, y de esta forma conseguir que los niños tengan un mayor bienestar así como menor riesgo de problemas metabólicos.

A través de isalud.com te ofrecemos el seguro de salud Medifiatc, de FIATC seguros, compañía líder en seguros de salud con más de 15.000 profesionales en nuestro cuadro médico, que te podran ayudar en todos los campos de la salud de tu hijos.

También te puede interesar...