¿Qué es el herpes labial como concepto general? Se trata de una lesión cutánea inflamatoria causada por el herpes simple, considerada altamente contagiosaSe caracteriza por la aparición de pequeñas vesículas que pueden provocar prurito y ardor en la zona de la piel afectada, en este casolos labios. Aunque puede afectar a diferentes partes de la boca, los labios son los más frecuentes. Por otro lado, la zona menos frecuente eel interior de la boca las que la rodean. 

Tipos de herpes

Existen varios tipos de herpes que afectan a las personas de formas distintas; sin embargo, todos tienen en común que son causados por una virosis. Los tipos más comunes son: 

  1. El virus del herpes simple o virus herpes hominis Tipo I y tipo II. El tipo I representa el herpes labial en general. 
  2. El virus varicella-zóster es causante del virus de la varicela y del herpes zóster. 
  3. Los herpes-virus son una familia amplia de herpesviridae. En ella se incluyen los alfaherpesviridae y gammaherpesviridae, con los herpes 4 y 8, que corresponden al virus de Epstein-Barr (que provoca mononucleosis infecciosa) y Sarcoma de Kaposi: los Betaherpesviridae.

Encuentra tu seguro médico desde 9€ al mes

LO QUIERO

¿Cuál es la causa del herpes labial?

Una vez sabemos qué es el herpes labial, es necesario conocer qué lo provoca. Las causas del herpes labial son: 

  • El virus del herpes simple o virus herpes hominis tienen 2 tipos: el virus Tipo I o (VHS-1) y el Tipo II o (VHS-2). En el caso del herpes labial es causado por el virus simple tipo I que afecta la cara, labios, boca y parte superior del cuerpo. 
  • En algunas ocasiones la infección es causada también por el virus herpes simple tipo 2, pero son las menos frecuentes ya que el VHS-II, provoca por lo general herpes genital.  

¿Cómo se contrae el herpes labial?

Se conoce que el herpes labial se puede adquirir desde la infancia. De hecho, se afirma que un elevado porcentaje de los afectados por herpes simple tipo 1, lo adquirió antes de los 20 años de edad. Las medidas preventivas para no adquirirlo deben ser extremas, ya que un enfermo con el virus del herpes labial lo puede transmitir tanto en el brote activo de la infección como en los períodos en que ya no hay síntomas, aunque con menor riesgo. Por ejemplo: 

  1. A través de los besos, mediante el contacto de la saliva u otras secreciones de la persona que tiene la infección, por contacto piel con piel (en tales casos, labios con labios) y, sobre todo, desde la aparición de las vesículas hasta la fase de costra y curación completa. 
  2. Cuando se comparten objetos personales de una persona infestada a una sana: cubiertos, vasos, cepillos de dientes, pintalabios, maquinas o cuchillas de afeitar, toallas, etc. 
  3. Hay que tener cuidado con los bebés y niños pequeños, especialmente en guarderías y escuelasSin querer, se podrían producir intercambios de chupetes, biberones, juguetes y otros objetos de niños infestados con el virus del herpes labial a otros que están sanos.  
[action full_width=”yes” content_in_grid=”no” type=”normal” text_font_weight=”900″ show_button=”yes” button_size=”large” button_target=”_self” padding_top=”5″ padding_bottom=”5″ text_size=”30″ button_text_color=”#ffffff” button_hover_text_color=”#dd3333″ button_background_color=”#dd3333″ button_hover_background_color=”#ffffff” background_color=”#ffffff” button_text=”LO QUIERO” button_link=”https://adeslas.isalud.com/?campaign=BLOG-AD-PROMO” button_hover_border_color=”#dd3333″]Promoción Adeslas: ¡3 meses gratis y unas gafas Hawkers de regalo![/action]

¿Cuáles son los síntomas del herpes labial?

Se manifiesta normalmente con la presencia de pequeñas ampollas (vesículas) bastantes dolorosas. 

Una infección por causas del herpes labial tiene 3 fases distintas: 

  • La infección primaria o primoinfección: No necesariamente hay síntomas. 
  • Latencia: es cuando el virus permanece inactivo en las células nerviosas de la cara hasta que aparecen los síntomas. 
  • Reactivación: Aparecen manifestaciones clínicas de forma espontánea o desencadenadas por estrés. Disminuyan las defensas, provocan fiebre, cambios hormonales o la exposición prolongada tanto al exceso de sol como de frío. 

Las manifestaciones clínicas para saber qué es el herpes labial son: 

  1. Sensación de ardor, quemazón, picor o dolor en la piel afectada de los labios o cerca de la boca (conocido como pródromos). 
  2. Erupción en la piel. Comienza uno o dos días después de los pródromos, caracterizados por la formación de pequeñas ampollas llenas de líquido. Éstos suelen presentar zonas más elevadas, normalmente dolorosas. Estas vesículas suelen romperse y supurar y es lo que se conoce de forma popular como morrera, pupa labial o calentura. 
  3. Formación de una costra de color amarillo al cabo de una semana, al secarse las vesículas. Cuando esta costra se cae, el área de la piel afectada por la lesión adquiere un tono rosado. 
  4. Puede haber síntomas generales como malestar general, en ocasiones fiebre, sobre todo en la infancia y la aparición de adenopatías o inflamación de los ganglios linfáticos locales preauriculares y submentoneanos. 
[action full_width=”yes” content_in_grid=”no” type=”normal” text_font_weight=”900″ show_button=”yes” button_size=”large” button_target=”_self” padding_top=”5″ padding_bottom=”5″ text_size=”30″ button_text_color=”#ffffff” button_hover_text_color=”#dd3333″ button_background_color=”#dd3333″ button_hover_background_color=”#ffffff” background_color=”#ffffff” button_text=”LO QUIERO” button_link=”https://sanitas.isalud.com/?campaign=BLOG-SA-DESDE ” button_hover_border_color=”#dd3333″]Con iSalud.com: Seguro médico Sanitas desde 17€ al mes[/action]

¿Cuál es el tratamiento para el herpes labial?

Aunque no existe una cura definitiva para este tipo de lesiones, existen varias formas de tratamiento, que se llevan a cabo con el objetivo de reducir los síntomas y acelerar el proceso de curación de las lesiones. 

La duración del herpes labial depende de las características del enfermo, pero por lo general, cuando aparecen las manifestaciones clínicas, duran menos de 2 semanas si se aplica un tratamiento antiviral. El virus queda de forma latente en el organismo y vuelve a aparecer en un episodio activo sin una fecha predeterminada. Esto puede ocurrir en días, semanas, meses o años, todo depende de la propia respuesta inmunológica del paciente. Por lo general, las lesiones producidas por el virus suelen desaparecer de manera espontánea al cabo de una o dos semanas. 

Las medidas preventivas son el eslabón más fuerte en el tratamiento del herpes labial, ya que tienen el objetivo de mejorar el cuadro clínico y encaminarse a no transmitir el virus a otras personas por contacto directo. 

Dentro de los fármacos empleados para el tratamiento del herpes labial tenemos: 

  1. Las cremas y ungüentos tópicos de antivirales como el aciclovir. 
  2. Las tabletas antivirales de aciclovir, valaciclovir o el zovirax. 
  3. Para disminuir el dolor y el prurito local, se pueden emplear analgésicos y antihistamínicos. 
  4. Las ampollas no se deben tocar, ni arrancar o reventar, pues de esta manera se evita diseminar la infección.   

Estos tratamientos también son específicos para el tratamiento de otro tipo de lesiones herpéticas. Entre otras, reducen la duración del herpes zóster. 

Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here