¿Qué es la escoliosis dorsolumbar? Síntomas y tratamiento

escoliosis dorsolumbar

Antes de saber qué es la escoliosis dorsolumbar, es necesario que conozcas que la columna vertebral (también conocida como espina dorsal o raquisestá situada en la región posterior del cuerpo, con su mayor extensión en la parte media y posterior del tronco. Va desde la cabeza, a la cual sostiene, hasta la pelvis, a la que le da soporte. Consta de cinco regiones (cervical, torácica, lumbar, sacra y coxígea). 

¿Qué es la escoliosis dorsolumbar?

La escoliosis dorsolumbar es una desviación de la columna vertebral a nivel de su región torácica y lumbar, que puede ser en forma de S o de C. Suele causar mucho dolor en la persona que lo sufre y dificultad en la realización de actividades de la vida cotidiana, por la desviación de la columna en forma lateral de más de 10 grados. Puede ser apreciada en una vista frontal del individuo. 

Encuentra tu seguro médico desde 9€ al mes

¿Cuáles son las causas de la escoliosis dorsolumbar?

  1. La más frecuente es la de causa idiopática. Debido a que no tiene una causa de referencia establecida, es desconocida y a su vez se subclasifica según la edad en que se diagnostica y en la que se iniciaron los síntomas (infantil, juvenil, adolescente o adulto). 
    En edades como la adolescencia se cree que es multifactorial (genética, posición pélvica desigual, mala posición de las rodillas o el pie etc.). 
  2. Causas congénitas por anomalías o malformaciones vertebrales presentes al nacer (asimetría de los miembros inferiores). 
  3. Causas neuromusculares, debidas a alteraciones primarias neurológicas o musculares que causan pérdida de control del tronco por debilidad o parálisis. Pero también secundario de otras enfermedades como espina bífida, parálisis cerebral, atrofia muscular espinal o un trauma físico. 

¿Cuáles son los síntomas de la escoliosis dorsolumbar?

La gravedad de esta dolencia depende de la edad de aparición, las características de la lesión, la localización y la magnitud de la curva, pues algunas son más pronunciadas que otras. 

Síntomas propios de la escoliosis: 

  • Dolor intenso 
  • Musculatura desigual de un lado de la columna vertebral 
  • Caderas o piernas de tamaño desigual  

Síntomas asociados o provocados por la propia escoliosis: 

  • En algunos casos graves de escoliosis severa, con una deformación marcada, puede existir afectación de la mecánica ventilatoria por incompatibilidad de los pulmones con la caja torácica, dando lugar a la disminución de la capacidad pulmonar. Asimismo, la escoliosis puede ejercer presión sobre el corazón, por lo que afecta a la actividad física cotidiana y normal del paciente.
Sanitas: Disfruta de 1 año de seguro gratis

¿Qué ejercicios puede hacer una persona con escoliosis?

La columna escoliótica no debe de soportar mucho peso de forma vertical. Por ello, se recomienda a los pacientes con escoliosis dorsolumbar el uso de fajas o corsé mientras se encuentren de pie o sentadosTambién evitar la obesidad 

Por otra parte, nunca deben hacer ejercicios de pesas en el gimnasio que presionen directamente la columna; solo debe hacer ejercicios tumbados o sentados en los que el peso no presione de forma vertical la columna. 

  • Un escoliótico no debe ejercitar los bíceps de pie, sino sentado con el codo apoyado en el muslo. 
  • Para ellos son buenos los ejercicios dorsales como jalón del ancho o jalón tras la espada.  
  • Es importante realizar ejercicios posturales, corrigiendo adecuadamente la forma de sentarse o de estar de pie. 
  • Debe practicar la natación, ya que causa tracción axial de toda la columna vertebral y por tanto la endereza. 
  • Debe realizar ejercicios para la escoliosis de forma regular. Fundamentalmente de estiramiento y/o fortalecimiento muscular, como ejercicios de inclinación pélvica, superman, plancha, extensión de espalda, etc. 
  • Gimnasia correctiva o postural para tonificar los músculos de forma simétrica, derechos o izquierdos. 

 Practicar yoga, ideal para el dolor de espalda

Practicar pilates y yoga para el dolor de espalda es más que recomendable para las personas que sufren escoliosis. En este sentido, ejercicios como el gato-camello, la postura de la cobra o la del perro hacia arriba contribuyen a mantener la movilidad en las articulaciones, retrasando su deterioro, favoreciendo el equilibrio y ayudando a combatir el dolor de espalda y de cuello.

¿Cuál es el tratamiento para la escoliosis dorsolumbar?

El tratamiento para la escoliosis es individualizado, ya que cada persona afectada presenta diferentes características, grados de deformidad y síntomas. Va a estar determinado por la gravedad de la curvatura y de la madurez esquelética. Existen determinados pilares de tratamiento como: 

  1. Tratamiento sintomático: Alivio del dolor con analgésicos y antinflamatorios no esteroideos. 
  2. Tratamiento fisioterapéutico y terapia quiropráctica. 
  3. Tratamiento especializado de terapia física. 
  4. Corsé dorsolumbar: aplicado para mantener la curva y evitar que progrese y se complique hasta el punto en que se necesite cirugía. En la escoliosis infantil y juvenil a veces, en vez de un aparato ortopédico, se pueden emplear chaquetas de yeso que corrigen permanentemente los casos de escoliosis idiopática infantil. 
  5. Tratamiento quirúrgico: como última opción, cuando la situación del paciente está en grado avanzado.

También te puede interesar...

No Comments

Post A Comment