SÍNDROME DE MUERTE INFANTIL SÚBITA

SÍNDROME DE MUERTE INFANTIL SÚBITA

Según un último estudio realizado, se asocia la lactancia con un menor riesgo de muerte súbita del lactante. El síndrome de muerte súbita del lactante o SMSL se define como la muerte inexplicable y repentina de un bebé menor de un año. Es más habitual que pueda suceder entre los dos y cuatro meses, según indican los Institutos Nacionales de Salud.

La investigación combinó datos de varios estudios donde se preguntó a las madres de bebés, que algunos murieron de SMSL y otros no, si habían amamantado a sus hijos. Se concluyó que el síndrome de muerte súbita era un 60 por ciento menor cuando los bebés eran amamantados y más de un 70 por ciento menor cuando los bebés eran amamantados de forma exclusiva con la leche materna.

De todo ello se concluye que la lactancia, con independencia de su duración, es el método más recomendable para la alimentación de los bebés, ya que puede proteger a los bebés de la muerte súbita.

isalud.com recomienda seguir las indicaciones de los médicos expertos, como amamantar a los hijos, siempre que sea posible para la madre, así como dormir en la misma habitación que los padres, pero no en su cama, y que los bebés usen chupete para dormir, ya que todo ello puede ayudar a un menor riesgo de morir súbitamente.

Haz tu seguro de salud y disfruta de todo el apoyo de nuestros médicos.

También te puede interesar...