Te ha pasado, que tú niño evita el contacto visual y las conversaciones contigo o cualquier otra persona; al punto de volverse frio y retraído. Te has percatado de que se obsesiona con determinados objetos. Entonces es probable que estés percibiendo los primeros síntomas de un niño autista.

¿Qué es el autismo?

Es un trastorno del desarrollo neurológico, donde hay alteraciones de la interacción social, la comunicación verbal y no verbal; asociado con comportamientos repetitivos y restringidos.

¿Cuáles son los principales síntomas de un niño autista?

* Su principal característica es un síndrome que afecta su interacción social y la comunicación con las personas. No les gusta el contacto físico ni visual con adultos u otros niños.

* Pueden existir problemas de conducta, ansiedad, depresión, trastornos del sueño, motores y de la alimentación.

* Suelen ser lentos en lenguaje, usan palabras sin coherencia o inadecuadas cuando intentan comunicarse; o no hablan.

* Se inicia entre los 2 y 3 años en adelante. Afecta más a los niños que las niñas.

* Se resisten al cambio y lo más peligroso, no son capaces de tener precaución ante lo malo; o sea, desatienden el peligro. Ejemplo: si les llama la atención el fuego, ellos lo tocaran; o cruzaran la calle sin mirar si viene un auto.

 

Principales síntomas de autismo infantil

Cada niño es distinto y la enfermedad se presenta de forma diferente en cada uno de ellos; hay casos leves y otros graves. La gran mayoría de ellos son detectados después de los 3 años de edad.

1. Desde los 14 meses hasta los 2 años; puedes encontrar indicadores precoces de síntomas de autismo en bebes, como: no decir ninguna palabra o frases de 2 palabras o más; no sonreír ni mostrar atención o contacto visual. No responden a su nombre.

2. Tienden a aislarse la gran mayoría del tiempo.

3. No se relacionan con niños de su edad, no intentan conversar ni jugar con otros niños. Por lo general no tienen amigos.

4. Son evasivos en las miradas o expresando emociones. A veces son poco afectivos, apáticos, incluso hasta con las personas más cercanas a él; incluyendo a su mamá.

5. Les cuesta trabajo aprender y comprender las pautas de conducta de las personas, como expresiones faciales, gestos y los cambios del tono de la voz.

6. Les cuesta trabajo comunicarse, e incluso muchas veces habla de sí en tercera persona; porque le cuesta trabajo autoreconocerse. Por ejemplo: si su hijo se llama Luis; le dirá: Luis no quiere; en vez de… Yo no quiero.

7. Les gustan hacer actividades reiterativas que implican una rutina; ejemplo: usted le dará todos los días, una caja de colores y él quizás los organice, pero no dibuje con ellos. Son rutinas específicas que están incluso fuera de lo normal para su edad.

8. Es muy sensible a determinados ruidos, los cuales pueden alterar su comportamiento fácilmente de tranquilo a hiperactivo. También a determinados olores, sabores e incluso, cosas que toque, que llegan a irritarlos.

9. Los cambios abruptos en su rutina pueden provocar un estallido de desesperación, agresividad o de furia.

10. Pueden pasar de correr de un lado a otro sin control; a estar completamente quietos en un lugar; apartados y sin que los toquen o molesten.

¿Cómo detectar o saber que estamos viendo los síntomas de un niño autista?

autismo niños

Los síntomas de un niño autista pasan por dos etapas de diagnóstico.

  • Primera etapa: Evaluación pediátrica general del desarrollo del niño para determinar en su control, si está presentando o no TEA (Trastorno de Espectro Autista); que se realiza a los 18 y 24 meses de edad.
  • Segunda etapa: Evaluación y exámenes adicionales por diversas especialidades; quienes califican si su niño tiene un TEA u otro trastorno relacionado con el desarrollo.

 

De aquí la importancia de contar con adecuados “seguros médicos” e incluso de un “comparador de seguros médicos” que te permita llegar a recibir la atención especializada oportuna y precoz, cuando has notado, síntomas de un niño autista en tu hijo. Mientras más pronto se diagnostique el autismo infantil, más rápido puede iniciarse su tratamiento; ya que la intervención especializada de manera temprana; puede ayudarle a mejorar el coeficiente intelectual de su niño; pero más que todo a potenciar sus destrezas funcionales cotidianas y su mejor interacción con quienes lo rodean.

Sin embargo; es necesario que sepas que el autismo es una condición especial; con la cual su niño y usted tendrán que aprender a vivir toda su vida; es decir, no tiene cura.

 

Valora este artículo

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here