Tipos de infección de orina

Existen varios tipos de infección de orina entre los que destacamos lo tres más comunes dependiendo de la localización de la infección como son la cistitis, uretritis y pielonefritis. Una infección de orina una infección de cualquier parte de las vías urinarias siendo los órganos más importantes de las vías urinarias los siguientes: riñones, uréteres, vejiga y uretra.

Los órganos que acabamos de especificar son los que recogen, almacenan y eliminan la orina de nuestro cuerpo. En primer lugar, nuestros riñones son los encargados de filtrar constantemente nuestra sangre, por lo que son los encargados de realizar la eliminación de residuos y regulan tanto nuestra presión arterial como los fluidos corporales. Posteriormente tenemos los uréteres, que son pequeños canales por los que pasa la orina hasta la vejiga, que es donde se reserva la orina. Finalmente, es la uretra, el órgano que traslada la orina desde la vejiga hasta fuera de nuestro cuerpo.

A continuación explicamos de forma breve los tres tipos de infecciones de orina que hemos comentado anteriormente:

La cistitis es una infección urinaria que se produce por la penetración de bacterias a la vejiga o uretra y que provoca una irritación e inflamación en estas zonas. En general, tanto la uretra como la vejiga no tienen bacterias y, en el caso que tuvieran, tal y como hemos comentado anteriormente en el proceso serían eliminadas por la orina. El problema es que no sean eliminadas y se asienten en esos órganos de nuestro cuerpo, ya que es lo que provocaría la infección de orina denominada cistitis.

La uretritis es una inflamación de la uretra. El síntoma principal es que tienes dificultad y dolor al orinar. Este tipo de infección de orina es más común en hombres que en mujeres pero las mujeres pueden sufrirla igualmente.

La pielonefritis es una inflamación de la pelvis y el riñón y este tipo de enfermedad ya es más grave que las dos anteriores. La pielonefritis, normalmente está causada por una infección bacteriana. Hay veces que por ejemplo, una cistitis mal curada puede convertirse en una pielonefritis por lo que desde iSalud te recomendamos que si tienes alguna de estas tres infecciones sigas los consejos de tu médico.

Desde iSalud te recomendamos contratar ya tu seguro de salud Medifiatc con el que podrás visitar a cualquier especialista médico en el momento que lo necesites y con el que podrás estar tranquilo ya que tu salud estará en las mejores manos.¿ A qué esperas para contratar tu seguro Medifiatc?

También te puede interesar...