Poner a los bebés a dormir boca arriba es la última recomendación que nos hacen los médicos y especialistas en pediatría de La Academia Estadounidense de Pediatría. Estos profesionales aconsejan a todas las mamás que sus bebés duerman completamente boca arriba y por tanto, comentan que acostar al bebé de lado no es del todo seguro.

Acostumbrar a los bebés a dormir boca arriba es una de las claves que las mamás deberían tener en cuenta a la hora de acabar de dar a luz. También se recomienda que el pequeño duerma en una mini cuna o moisés con un buen colchón y al lado de sus padres porque el recién nacido necesita el todo momento el calor de la madre y también por comodidad de los padres, sobretodo, si la madre le está dando el pecho ya que al principio el bebé necesita comer cada 3 o 4 horas. En el caso de que la madre haya decidido realizar la lactancia artificial por alguna razón, también es más cómodo tener al recién nacido en su habitación, así cuando se despierte por la noche para la toma, es más rápido y cómodo darle el biberón tanto para el padre como para la madre.

Por otro lado, estos profesionales recomiendan que en la cuna los padres no debieran dejar objetos sueltos como por ejemplo, peluches, sábanas, almohadas, etc. ya que en cualquier momento el bebé podría hacer un movimiento y ponerse el objeto en la nariz y boca y podría en una caso extremo, llegar a asfixiarse, por lo que se recomienda tener especial cuidado con todas estas recomendaciones.

Es muy importante crear un buen ambiente a la hora de poner al bebé a dormir; colocarlo boca arriba, en la cuna antes especificada, sin objetos sueltos, en un lugar tranquilo, sin ruidos, con la luz apagada y transmitiéndole la mayor tranquilidad posible con el objetivo de conseguir que tenga un feliz sueño. Además, el objetivo más importante es reducir el riesgo de muerte súbita por lo que aún es más importante hacer caso a estos profesionales médicos.

De todas formas, lo ideal es ir cambiando de posición durante todo el día a tu bebé para que no esté todo el rato en la misma posición ya que tener al bebé acostado boca arriba durante casi todo el día podría provocar alguna deformación en el cráneo por una presión constante en la misma parte de la cabeza y teniendo en cuenta que las cabecitas de los bebés son muy blandas y que aún están abiertas.

Por esta razón, lo que te recomendamos desde iSalud es que cada vez que vayas a poner a tu bebé a dormir vayas alternando la posición de la cabeza. Algunas veces apóyale su cabeza sobre su lado derecho y otras veces sobre su lado izquierdo, de esta forma no tendrá la presión siempre en la misma zona y evitarás posibles problemas de salud en tu pequeño. Durante el día, te recomendamos ir cambiándole de postura, boca arriba, de lado, boca abajo, en brazos, etc.

Siempre que lo coloques boca abajo, estate pendiente y cerca por lo que pueda pasar pero a continuación te explicamos los múltiples beneficios que tiene esta posición para tu bebé. Además de prevenir la deformación de su cabeza, le ayudará a conseguir una buena extensión de la columna además de adquirir el tono muscular necesario para que pueda ir sujetando poco a poca su cabeza.

Para poder cuidar de tu pequeño tanto como él necesita puedes contratar tu seguro de salud Medifiatc a un precio inmejorable y con las mayores coberturas a través de nuestra página web.

Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here