Ventajas y desventajas del parto inducido

Ventajas y desventajas del parto inducido

 

El parto inducido es aquel que se lleva a cabo antes de que comience el nacimiento del bebé de forma natural y, por tanto, antes de la llegada de las contracciones. Este tipo de partos se llevan a cabo siempre que el natural implique algún tipo de riesgo para la madre o el niño. Por tanto, será el médico encargado de la paciente el que determine la necesidad de este. Solamente en algunos casos excepcionales podrá solicitarlo la propia mujer. 

Se trata de un procedimiento más común de lo que piensa la mayoría, por lo que son muchas las mujeres que han tenido una experiencia de este tipo. Vale la pena saber que, con un seguro médico, puedes acceder a este tipo de tratamientos.  

Aun así, antes de tomar una decisión, para que el desconocimiento no alimente el miedo a ninguna futura madre, será beneficioso que se lea este artículo. 

¿Cuándo se tiene que realizar el parto inducido? 

Aunque siempre será mejor un parto natural y espontáneo, el especialista se centrará en tres situaciones por las que puede solicitar adelantarlo, con tal de evitar riesgos para el bebé o para la madre: 

– Riesgos para la madre: si la gestante padece de enfermedades que pueden descompensar su salud durante el embarazo será necesario adelantar el parto e inducirlo. Este es el caso de enfermedades como la diabetes gestacional, la hipertensión, problemas pulmonares o renales. 

– Riesgos para el feto: también para el bebé puede ser perjudicial permanecer dentro del útero más tiempo. Uno de los casos más comunes se produce cuando se rompe la bolsa amniótica y el parto no se produce. Esto puede conllevar posibles infecciones producidas en el útero a través de la vagina. 

– Se pueden producir otras circunstancias, que no dependen de patologías, en las que es mejor adelantar el nacimiento del bebé y no arriesgarse a que la espera pueda producir complicaciones. Este es el caso de que haya placenta insuficiente, por lo que será mejor alimentar al niño fuera del útero materno. 

Asimismo, se realiza un parto inducido entre la semana 41 y 42 por considerarse embarazo prolongado, puesto que lo normal es que se produzca de manera natural entre la semana 37 y la 42. Por tanto, una vez superado este tiempo, un parto inducido en la semana 38 está dentro del plazo correcto del nacimiento del niño ya que ya no es prematuro ni todavía prolongado. 

No obstante, el momento en el que se dará paso a este proceso depende de cada hospital y la política que tenga implantada cada uno. Por eso no hay que asustarse si el médico recomienda un parto inducido en la semana 40. Simplemente sus normativas son diferentes y quieren evitar todo posible riesgo.

¿Cómo se realiza el procedimiento? 

El cuerpo humano funciona de manera natural, pero también puede necesitar cierta pausa. Cuando esa pausa no es conveniente, se ponen en marcha los procedimientos médicos para evitar cualquier tipo de complicación. Por tanto, se trata de un proceso en el que los fármacos son los que provocan la llegada de las contracciones, dilatan el cuello uterino y le proporcionan ayuda al bebé para que le sea más fácil salir por el canal. 

Parto inducido: ventajas y desventajas

parto inducidoEs frecuente encontrarse con mujeres que piensan que un parto inducido es más peligroso que el natural, que puede implicar riesgos para el bebé o que es más doloroso. Sin embargo, la mayoría de estas afirmaciones, en realidad, no tienen una base científica en la que apoyarse. 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el proceso de adelantar un parto da paso al comienzo del mismo, no lo controla ni determina cómo irá pasando. Simplemente es una manera de adelantar las contracciones y ayudar al bebé a que salga. Por esta razón, la mujer será la que decida si quiere ponerse la epidural cuando ya esté de parto. 

Otra de las creencias en las que se apoyan muchas personas para negarse a inducir un parto es que creen que los cortes son mayores. Sin embargo, deben de ser los mismos que en un parto natural porque, nuevamente, con este procedimiento se adelantan las contracciones, pero durante el parto no hay ninguna diferencia. 

Bien es cierto que al ser estas provocadas a través de medicación, la oxitocina, las contracciones pueden ser más dolorosas. Esta es la razón por la que las mujeres optan por el uso de la epidural. Por otro lado, uno de los riesgos puede ser que, al adelantarlo, el bebé no consiga bajar por el canal de parto y sea necesaria la cesárea. 

Es importante volver a recordar que tanto si es necesario inducir el parto como si al final también se requiere la práctica de la cesárea, todos estos procedimientos se llevan a cabo para evitar riesgos para la mujer y el feto.

¿Cuantas horas dura un parto inducido? 

Como se ha mencionado a lo largo de todo el artículo, inducir un parto es adelantar contracciones para que la bolsa amniótica se rompa antes y se produzca el parto. A partir de ese momento, el tiempo que pase hasta el alumbramiento es variable en cada mujer, al igual que en un parto natural. Por tanto, podrían transcurrir entre 12 y 24 horas hasta que se produzca la maduración cervical por completo. 

Parto inducido experiencias 

Hay experiencias de todo tipo. Hay mujeres que han sentido muchos dolores a causa de los fármacos, otras han afirmado que, aunque los dolores sean un poco más fuertes, el resto del proceso ha sido muy liviano. A algunas de ellas les han tenido que practicar la cesárea, pero otras tuvieron un parto vaginal. 

Del mismo modo, el tiempo que ha tenido que esperar cada una de ellas ha sido distinto. Algunas mujeres no tuvieron a su bebé hasta más de 24 horas después y otras ya lo tenían en sus brazos después de cinco horas. 


No hay que olvidar que cada mujer es diferente y cada organismo también lo es. Por lo que, tanto de forma natural como por un parto inducido, cada persona vivirá esta experiencia de manera diferente. Lo más importante, en todo momento, sigue siendo el bienestar tanto de la mujer como del bebé. Y por ello habrá que hacer todo lo necesario para evitar cualquier tipo de complicación y siempre seguir las indicaciones del especialista. Si necesitas más información, ponte en contacto con iSalud.com, el comparador de seguros médicos, donde te atenderemos y te daremos toda la información acerca de los tratamientos y el acceso a ellos. 

También te puede interesar...