¿Se te cae el pelo?

Dermatología

¿Se te cae el pelo? La caída del cabello es un tema estético que preocupa tanto a hombres como a mujeres, siendo estas últimas las que pueden llegar a obsesionarse.

Nuestra cabeza cuenta con 100 mil cabellos que crecen y se renuevan diariamente. Es normal que se caigan entre 50 y 100 cada día, y ahora, en otoño, más todavía. Es un proceso totalmente natural porque esos cabellos que caen son reemplazados por cabellos nuevos. Sin embargo, si este ciclo se altera o se interrumpe, hay que consultar con el dermatólogo especialista para que detecte la causa de la caída excesiva.

Existen más de 100 tipos de alopecia, y, antes de iniciar cualquier tratamiento, es fundamental realizar un diagnóstico preciso para valorar si hay una pérdida de densidad, valorar el diámetro folicular y ver los problemas de la piel del cuero cabelludo.

Como hemos comentado, a todos se nos cae, en mayor o menor medida, más pelo en otoño que durante el resto del año. En verano, el cabello ha sufrido fuertes agresiones externas por el sol, el salitre, etc. y pueden ser el origen de que caiga más pelo en esta estación del año. El problema aparece cuando este pelo cae y no vuelve a crecer.

Nos tenemos que empezar a preocupar cuando existe una caída excesiva del cabello. Hay múltiples factores que pueden influir a esta caída como condiciones ambientales, nutricionales, estrés, medicamentos, genética y cambios hormonales. La causa más común de pérdida de cabello se conoce como calvicie común o alopecia androgénica, y es la que sufren el 60%-70% de los hombres, y el 50% de las mujeres. Esta calvicie es una condición hereditaria que hace que el pelo adelgace hasta que desaparece.

En relación a la alimentación, el déficit vitamínico, mineral o proteico puede ser el responsable de que nuestro cabello esté débil, frágil y se caiga. Además, la falta de hierro puede deteriorar nuestro cabello y provocar, también, su caída. Para tener un pelo sano y fuerte es muy importante incluir en nuestra dieta huevos, leche, queso, pescado (proteínas), frutos secos y aceite de oliva (grasas de origen vegetal). Finalmente, también es necesario ingerir alimentos con biotina (hígado, pan de levadura, cereales) y ácido fólico (zumo de naranja, aguacate, remolacha, brócoli, levadura de cerveza, etc.) ya que ayudan a las actividades metabólicas de los tejidos que tienen células de rápida multiplicación, como el pelo, las uñas y la piel.

En isalud.com siempre encontrarás los consejos y noticias de salud más actuales y las recomendaciones de los expertos más prestigiosos. Podrás contratar el seguro de salud más completo, con las máximas coberturas y al mejor precio.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.