Ahogo de niños precaución de los padres

salud infantil

Con la llegada del verano, niños y adultos disfrutan de más actividades al aire libre. Esto conlleva a  que los padres tomen las precauciones adecuadas, como la protección ante la exposición solar y el cuidado en las actividades que los niños realizan en el agua.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), afirma que en nuestro país en los meses de verano solamente, fallecen entre 70 y 100 niños ahogados tanto en el mar, como en ríos y piscinas. Por año este número alcanza niveles altamente preocupantes.

Los expertos advierten que los niños más pequeños (entre 1-6 años) pueden llegar a ahogarse en piscinas con tan sólo cinco centímetros de agua. Estos niños, sobre todo los que no saben nadar, no son conscientes del peligro que existe dentro del mar o dentro de una piscina. Por esta razón, los padres deben estar informados y preparados para enfrentar dichos peligros.

Los médicos expertos recomiendan a los adultos una serie de medidas:

1.No alejarse de los niños mientras éstos están dentro del agua y tenerlos a la vista en todo momento.
2. Equipar a los niños con los sistemas de flotación adecuados (flotadores, manguitos, etc.).
3. Las piscinas deben estar vacías cuando no son utilizadas.
4. Construir, o asegurarse que exista, una valla protectora alrededor de la piscina de al menos 1.2 metros de altura.
5.Llevar a los niños a clases de natación desde pequeños.

El seguro de salud, Medifiatc de isalud.com, ofrece un servicio también pensado para estos padres. Pueden poseer libre acceso a las diferentes clínicas médicas, hospitales y médicos especialistas del país, como ser, pediatras; que podrán orientarlos en todos los aspectos de la salud de sus hijos y apoyarlos a lo largo del camino.

Haz tu seguro de salud online, no pierdas más tiempo!.

Los médicos expertos recomiendan a los adultos una serie de medidas:

  1. No alejarse de los niños mientras éstos están dentro del agua y tenerlos a la vista en todo momento.
  2. Equipar a los niños con los sistemas de flotación adecuados (flotadores, manguitos, etc.).
  3. Las piscinas deben estar vacías cuando no son utilizadas.
  4. Construir, o asegurarse que exista, una valla protectora alrededor de la piscina de al menos 1.2 metros de altura.
  5. Llevar a los niños a clases de natación desde pequeños.  

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.