Apnea infantil ¿la padece tu hijo?

enfermedades

La apnea infantil puede provocar tanto trastornos emocionales como de la conducta o comportamiento de un niño. Desde iSegurodeSalud queremos ayudarte a prevenir los trastornos de comportamiento de tu hijo en el caso que tenga apnea infantil. Las consecuencias más comunes de la apnea infantil son por un lado los problemas de sueño o las dificultades de respiración.


Tal y como se ha probado en varias ocasiones, existe una relación directa entre el comportamiento de los niños y la calidad de su sueño por lo que es muy importante intentar que la calidad del sueño de tu hijo sea de la mejor calidad posible. Puedes contribuir a conseguir una optima calidad de su sueño haciendo que al menos media hora antes de que se vaya a dormir, mantener un ambiente relajado y tranquilo y de esta manera pueda irse lo más tranquilo y relajado posible a dormir sin estar excitado por juegos más activos ni por la televisión que normalmente, hace que nuestra cuerpo esté demasiado espitado y no es buena verla inmediatamente antes de que una persona se vaya a dormir.


Además, si tu hijo tiene problemas de sueño, te aconsejamos vigilarle mientras duerme, es decir, observarle y ver si tiene algún tipo de dificultad para respirar mientras duerme, si ronca, si descansa bien, etc. Todos estos consejos que pueden parecerte a priori muy simples y obvios pueden ayudarte a prevenir un problema de hiperactividad en tu hijo así que a qué esperas para hacerlo.
Los problemas del sueño tienen consecuencias muy importantes tanto en los comportamientos de un niño como en los temas más emocionales, es decir, tiene una relación totalmente directa sobre la salud física y emocional de un niño. Los problemas derivados del sueño en niños pueden ser desde la hiperactividad, depresión, ansiedad, agresividad, etc.


En general, todas estas consecuencias que puede provocar el sueño se suelen observar entre los 2 y los 6 años de edad de un niño. Cabe resaltar que los problemas relacionados con la respiración también puedes ser consecuencia de un problema de vegetaciones o amígdalas y que gracias a dios son 2 operaciones que los médicos tienen muy por la mano y que además tienen muy poco riesgo.


Si ves que tu hijo ronca, tiene problemas de sueño, respirar habitualmente por la boca en vez de por la nariz que es lo correcto, te recomendamos realizarle una visita a uno de tus médicos y especialistas en pediatría simplemente para realizarle la consulta y con el objetivo de que le realice un diagnóstico médico desde el punto de vista de un profesional. Para ello, puedes utilizar tu seguro de salud Medifiatc y sin tener que pagar ningún tipo de copago podrás realizar tantas visitas periódicas al pediatra como sea necesario.


Desde iSalud te invitamos a realizarle una revisión periódica a tu hijo y también te aconsejamos tal y como hemos explicado en esta noticia vigilar el sueño de los más pequeños de tu casa ya que estamos seguros de que es la mejor manera de prevenir posibles consecuencias negativas en el comportamiento de tus hijos.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.