¿Cuáles son las vacunas internacionales obligatorias?

Salud del viajero

Ante un viaje internacional es muy importante, en primer lugar, asegurarnos que nos hayan administrado todas las vacunas internacionales correspondientes según nuestro estado de salud y según las características del viaje; así evitaremos enfermedades que prevalecen en otros países y que, en muchas ocasiones, no tienen tratamiento.

¿Dónde tengo que acudir para que me informen correctamente?

Es necesario acudir a un Centro de Vacunación Internacional (CVI) o a un Servicio Especializado en Medicina del Viajero, Medicina Tropical donde nos indicarán las medidas preventivas que tenemos que adoptar antes de iniciar un viaje.

Antes de realizar el viaje, aconsejamos acudir al Centro de Vacunación Internacional por lo menos 4-8 semanas antes del inicio del mismo. El tiempo medio necesario para que una vacuna genere una respuesta inmunitaria protectora es de 10 a 14 días.

El colectivo con mayor riesgo son los bebés y niños pequeños, mujeres embarazadas, ancianos, minusválidos, los inmunodeprimidos y todas aquellas personas con problemas médicos previos.

¿Cuáles son las vacunas internacionales obligatorias?

Las vacunas internacionales obligatorias sólo se administran en los Centros de Vacunación Internacional autorizados y aprobados por la Organización Mundial de la Salud, donde nos facilitarán el Certificado Internacional de Vacunación.

Actualmente sólo existen dos vacunas obligatorias:

- La vacuna contra la fiebre amarilla. La fiebre amarilla es una enfermedad vírica de declaración internacional obligatoria, que se transmite por la picadura de un mosquito infectado. Es una enfermedad endémica durante todo el año en áreas sobre todo rurales de países subsaharianos de África y en América del Sur. Se exige el Certificado Internacional de Vacunación de la Fiebre Amarilla en algunos de estos países para autorizar la entrada. La vacuna de la fiebre amarilla se puede administrar a partir de los nueve meses de edad. Solo hace falta una única dosis. Pero debe ser administrada al menos 10 días antes del viaje y su validez legal es de 10 años. Existen algunas contraindicaciones en personas con alteraciones inmunitarias y en niños menores de 6 meses. En el caso de embarazadas la vacuna no está indicada durante el primer trimestre del embarazo.

- La vacuna contra la meningitis meningocócica. La meningitis meningocócica es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Puede causar importantes daños cerebrales y es mortal en el 50% de los casos no tratados. Esta vacuna es exigida por Arabia Saudí a todos aquellos viajeros que visiten la Meca. Tras la aparición en los años 2000 y 2001 de casos de enfermedad meningocócica, se exige vacunación con la vacuna tetravalente (A, C, Y, W-135).

 

¿Cuáles son las vacunas recomendadas?

Según la situación sanitaria concreta del país a visitar, de las características del viaje, de su duración, de la salud general de cada persona, etc., los viajeros también pueden vacunarse contra algunas enfermedades.

Como hemos comentado anteriormente, recomendamos que los viajeros acudan al Centro de Vacunación Internacional para saber qué medidas preventivas tienen que adoptar antes de iniciar su viaje.

Las vacunas internacionales que pueden requerirse dependiendo del país son:

- Vacuna contra el cólera. Es una infección bacteriana intestinal aguda trasmitida por agua y alimentos contaminados. Las zonas endémicas son principalmente África, Centro y Sudamérica y Sudeste Asiático. La obligatoriedad de la vacunación para el tránsito internacional de viajeros ha sido suprimida. No obstante, algunas autoridades locales pueden exigirla.

- Vacuna contra la fiebre tifoidea. Producida por una bacteria. Se trasmite por el agua y los alimentos contaminados. En los países en vías de desarrollo es una enfermedad frecuente (África, Centro y Sudamérica, Oriente Medio y Sudeste asiático). Se recomienda esta vacuna si vamos a viajar por estas zonas, si las condiciones higiénico-sanitarias pueden ser difíciles, o en estancias largas de más de un mes.

- Vacuna contra la hepatitis A. Es una enfermedad existente en todo el mundo. La causa un virus y se trasmite de persona a persona y por tomar alimentos y/o bebidas contaminadas. Es más habitual en países o zonas con malas condiciones sanitarias y donde la seguridad del agua de bebida no está bien controlada. Se recomienda a todos los viajeros no inmunes que se dirijan a zonas endémicas.

- Vacuna contra la hepatitis B. Es una enfermedad infecciosa transmitida por el virus B de la hepatitis en todo el mundo. Se transmite sobre todo por vía sexual, transfusiones sanguíneas, productos con sangre contaminada o por material contaminado y vertical perinatal madre-hijo. El riesgo depende de la prevalencia de la infección por el VHB en el país de destino, el alcance del contacto directo con sangre o líquidos corporales de personas potencialmente infectadas, o del contacto sexual con otras personas y del tipo de viaje y su duración.

- Vacuna contra la poliomielitis. Es una enfermedad que tuvo una gran incidencia en el pasado pero que ya está casi erradicada en los países desarrollados y en vías de hacerlo en el resto de las naciones. Se recomienda su vacunación cuando se viaja a África, Oriente medio y el Sudeste Asiático y siempre que se vaya a convivir con la población. ​Se exige que los viajeros procedentes de países con presencia de poliovirus salvaje se vacunen contra la poliomielitis para obtener un visado de entrada.

- Vacuna contra la rabia. Es una enfermedad vírica que daña el sistema nervioso central y se trasmite a través de ciertos animales infectados o por su mordedura o por el contacto de alguno de sus fluidos. Es endémica en muchos países en desarrollo como en África Subsahariana, Bangladés, Bolivia, China, Colombia, Ecuador, Etiopia, Filipinas, Guatemala, India, México, Perú, Sri Lanka, Vietnam o Tailandia. Se recomienda vacunarse cuando se vaya a efectuar un viaje de larga duración a dichos países.

- Vacuna contra el tétanos. Es una enfermedad producida por una toxina que se contagia a través de heridas o erosiones en piel o en mucosas. Todos los viajeros deben estar protegidos frente al tétanos, por lo que su vacunación es muy aconsejable.

 

Desde iSalud.com te recomendamos que, antes de viajar, te informes bien de si el país al que irás requiere de algún tipo de vacunación, sobre todo si es una vacuna internacional obligatoria. Es un asunto muy importante ya que no solo te impedirán entrar en el país, sino que tu salud está en juego.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.