El insomnio en la menopausia. Te proponemos una solución para este problema.

salud femenina

En nuestra compañía de seguros de salud tenemos el conocimiento que la etapa de la menopausia es muchas veces problemática y difícil. 
La edad media de las mujeres que tienen la menopausia es de 50 años pero siempre hay excepciones. Hay mujeres que tienen menopausia precoz y otras que tardan mucho en tenerla. Sin embargo, para todas ellas los molestos síntomas suelen ser los mismos.
Los síntomas más normales de la menopausia son los siguientes: 
Cambios en los periodos: pueden cambiar y ser menos regulares, también puede cambiar el flujo siendo más ligero de lo normal o más fuerte de lo normal.
Calores: es una repentina sensación de calor en la parte superior o en todo el cuerpo de la mujer.
Problemas de sueño: puedes tener dificultad para dormir bien, no dormirte con facilidad o despertarte muy temprano.
Cambios de humor: puede haber una relación entre los cambios en los niveles de estrógeno y los cambios de genio. 
Cambios en el cuerpo: la cintura puede ensancharse, puede aumentar el tejido adiposo y la piel puede afinarse, también se puede perder masa muscular. 
A su vez, se pueden presentar problemas con la memoria, dolor de las articulaciones y músculos. Muchos de estos cambios se pueden prevenir cuidando la dieta y realizando ejercicio físico de forma regular.
Problemas con la vagina y la vejiga: el área genital puede volverse más delgada y seca debido al cambio de los niveles de estrógeno y esto puede hacer que relaciones sexuales sean algo dolorosas. 
Además, pueden aparecer infecciones vaginales. Uno de los problemas más comunes en la actualidad es la incontinencia urinaria donde suele ocurrir en mujeres a la hora de hacer ejercicio, correr, estornudar, toser, reír, etc.
Concretamente el problema en conciliar el sueño es algo con lo que la mayoría de las mujeres que tienen ya la menopausia están muy preocupadas. Esta falta de sueño conlleva también a cambios de genio, es decir, mal humor, lo cual puede llevar a tensar las relaciones con la gente que le rodean.  
Los sofocos de la menopausia y los sudores nocturnos se suman a los problemas para dormir.
Algunos estudios han diagnosticado que la valeriana, hierba natural se usa desde la antigüedad y se utiliza para varios problemas de salud, puede aliviar el insomnio. Para algunas mujeres puede ser una muy buena ayuda para conciliar el sueño y puede mejorar también la calidad del mismo. 
Un estudio en el cual se relaciona las propiedades de la valeriana con los síntomas de la menopausia mostró que existe una mejora en la calidad del sueño de las mujeres que se tomaron esta pastilla. En éste se incluyeron factores como; cuánto tiempo las mujeres tardaban en quedarse dormidas por las noches y la frecuencia con la que se despertaban.
Puedes consultar a tu médico especialista para mayores consultas en este tema. Sin embargo, nosotros te recomendamos también soluciones alternativas para conciliar el sueño, como practicar yoga, tai chi o acupuntura.  
Mantente informada y actualizada de todas las novedades en salud con iSalud. 

La menopaucia trae muchos problemas, uno de ellos es el insomnio en la menopaucia.

En nuestra compañía de seguros de salud tenemos el conocimiento que esta etapa puede ser muchas veces difícil y por eso deseamos ayudarte.

La edad media de las mujeres que tienen la menopausia es de 50 años pero siempre hay excepciones. Hay mujeres que tienen menopausia precoz y otras que tardan mucho en tenerla. Sin embargo, para todas ellas los molestos síntomas suelen ser los mismos.

Los síntomas más normales de la menopausia son los siguientes:

Cambios en los periodos: pueden cambiar y ser menos regulares, también puede cambiar el flujo siendo más ligero de lo normal o más fuerte de lo normal.

Calores: es una repentina sensación de calor en la parte superior o en todo el cuerpo de la mujer.

Problemas de sueño: puedes tener dificultad para dormir bien, no dormirte con facilidad o despertarte muy temprano.

Cambios de humor: puede haber una relación entre los cambios en los niveles de estrógeno y los cambios de genio.

Cambios en el cuerpo: la cintura puede ensancharse, puede aumentar el tejido adiposo y la piel puede afinarse, también se puede perder masa muscular. A su vez, se pueden presentar problemas con la memoria, dolor de las articulaciones y músculos. Muchos de estos cambios se pueden prevenir cuidando la dieta y realizando ejercicio físico de forma regular.

Problemas con la vagina y la vejiga: el área genital puede volverse más delgada y seca debido al cambio de los niveles de estrógeno y esto puede hacer que relaciones sexuales sean algo dolorosas. Además, pueden aparecer infecciones vaginales. Uno de los problemas más comunes en la actualidad es la incontinencia urinaria donde suele ocurrir en mujeres a la hora de hacer ejercicio, correr, estornudar, toser, reír, etc.

Concretamente el problema en conciliar el sueño es algo con lo que la mayoría de las mujeres que tienen ya la menopausia están muy preocupadas. Esta falta de sueño conlleva también a cambios de genio, mal humor, lo cual puede llevar a tensar las relaciones con la gente que le rodean.

Los sofocos de la menopausia y los sudores nocturnos se suman a los problemas para dormir.

Algunos estudios han diagnosticado que la valeriana, hierba natural se usa desde la antigüedad y se utiliza para varios problemas de salud, puede aliviar el insomnio.

Para algunas mujeres puede ser una muy buena ayuda para conciliar el sueño y puede mejorar también la calidad del mismo.

Un estudio en el cual se relaciona las propiedades de la valeriana con los síntomas de la menopausia mostró que existe una mejora en la calidad del sueño de las mujeres que se tomaron esta pastilla. En éste se incluyeron factores como; cuánto tiempo las mujeres tardaban en quedarse dormidas por las noches y la frecuencia con la que se despertaban.

Puedes consultar a los especialistas en obstetricia y ginecología para mayores consultas en este tema. Sin embargo, nosotros te recomendamos también soluciones alternativas para conciliar el sueño; practicar yoga, tai chi o acupuntura.

Mantente informada y actualizada de todas las novedades en salud con iSalud. 

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.