El sexo en las treintañeras

salud femenina

El sexo en las treintañeras se ha demostrado que es más abundante y más fuerte pero no es de más calidad que las del resto de mujeres tal y como se piensa en general. Se dice que cuando una mujer tiene 30 años está en una época clave de su edad sexual pero también es una época en la que tiene muchas probabilidades de ser madre y que por norma general cuando una mujer es madre es cuando se desinhibe un poco.


Tenemos que partiendo de la base que hombres y mujeres tienen una manera muy diferente de afrontar el sexo y sobretodo, tienen una misma faceta sexual pero acceden a ella de formas muy diferentes. Principalmente, por esta razón, es muy importante que en una pareja haya comunicación en cuanto a todo lo que tenga que ver con el sexo ya que si una pareja habla y se explica mutuamente la importancia que tiene para cada uno el sexo, la necesidad que tiene cada uno de practicarlo y por tanto se puede llegar a conseguir un acoplamiento por ambas partes perfecto es muy importante.


Según los expertos, lo que está comprobado que más despierta la sexualidad de una mujer es el razonamiento y  la calidad, mientras que por otro lado, tenemos al hombre que  normalmente, la respuesta masculina es más mecánica y está más enfocada a la cantidad que no a la calidad como en el caso femenino. Está estudiado que los hombres tienen una tasa de testosterona constante durante toda su vida y que por lo contra, la respuesta en general de las mujeres es menos inmediata, más lenta. Las mujeres por norma general, necesitan más información para tomar una decisión en los temas relacionados con el ámbito sexual.


Si analizamos más en profundidad el criterio de la calidad del sexo tanto para mujeres como para hombres vemos que es completamente diferente ya que durante la década de los 30 las mujeres es cuando empiezan a desarrollar más su sexualidad y como siempre decimos en el caso de las mujeres se trata de una carrera de fondo y es cuando llegan a los 40 años cuando su sexualidad se encuentra en su máximo apogeo. Por otro lado, nos encontramos que a los hombres les ocurre completamente lo contrario, ellos entre los 18 y 20 años están en su máximo apogeo y necesitan experimentar de forma más precoz que las mujeres, y esta situación va decayendo lentamente a medida que van cumpliendo más años. En resumen, una mujer que está alrededor de los 30 años pide sexualidad pero sobretodo pide satisfacción mientras que un hombre pide sexualidad pero sobretodo pide cantidad.


Desde iSalud te recomendamos tener la confianza y habituarte a hablar con tu pareja del sexo, es muy importante que no sea un tema tabú entre vosotros ya que es en ese momento en el que las parejas pueden empezar a tener problemas, por tanto, más vale hablar del sexo como algo habitual y estar seguro de que los dos estáis yendo hacia el mismo objetivo y encontrar un punto cómodo y en el que los dos estéis satisfechos.


A través de nuestra web www.isalud.com podrás contratar tu seguro de salud más completo y al mejor precio para poder acudir a cualquier especialista que necesites.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.