Embarazada en verano : consejos para sobrellevarlo lo mejor posible

Embarazo y maternidad

Embarazada en verano : consejos para sobrellevarlo lo mejor posible. El verano ha llegado y con él las altas temperaturas y el calor, que pueden llegar a ser un verdadero agobio para las mujeres embarazadas, pudiendo causar cansancio, mareos y dificultades para respirar. Los expertos recomiendan beber agua continuamente, llevar ropa fresca y cómoda, huir del sol en las horas punta o aprender a respirar en caso de sentir ahogos.


La recta final del embarazo puede llegar a resultar muy cansada para las futuras madres, y las temperaturas elevadas unidas a los cambios frecuentes de frío-calor, al salir a la calle con calor asfixiante y entrar en recintos con aire acondicionado, pueden generar muchas molestias en las mujeres.


Los médicos y especialistas en obstetricia y ginecología recomiendan a las mujeres embarazadas que tomen una serie de precauciones:


Beber agua de forma continuada. Es importante, especialmente en épocas de calor acusado, hidratarse con agua, zumos naturales o leche. Se recomienda que lleven en el bolso un botellín con agua por si necesitan hidratarse en cualquier momento.


Utilizar ropa cómoda y fresca. Las embarazadas, sobretodo en la recta final del embarazo, deben vestirse con ropa adecuada, que les permita estar cómodas. Se recomienda huir de tejidos apretados.


Comer de forma equilibrada y adecuada. No realizar comidas excesivas y copiosas que puedan generar pesadez y malas digestiones. Llevar una dieta equilibrada rica en verduras, ensaladas, pescado y carnes a la plancha y frutas.


Consumir fruta fresca para saciar el estómago entre horas. Es común que las mujeres embarazadas sientan necesidad de comer en varios momentos del día, por ello, la fruta es un perfecto aliado para saciarte, alimentarte y refrescarte. Frutas frescas como naranjas, kiwis o sandía son imprescindibles.


Baños en la piscina o en la playa. Es importante refrescarse y un baño en momentos de calor puede resultar muy gratificante.


Evitar la exposición solar en las horas de máxima radiación solar.


Utilizar protector solar elevado. No es necesario evitar totalmente el sol, pero es importante protegerse de forma importante.


En el caso de sentir mucho calor, refrescarse con un paño frío.


No realizar ejercicio excesivo. Se recomienda caminar, pero evitando las horas de calor más sofocante.


Desde iSalud les deseamos a las futuras madres que pasen un gran verano…Encuentra  todas las recomendaciones de los expertos y el seguro de salud más completo que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.