LA CRISIS MODIFICA LA ESTRATEGIA DEL SEGURO DE SALUD

seguro de salud

Bombillas de bajo consumo, marcas blancas y nos podemos apañar con la sanidad pública. Las aseguradoras luchan por no perder su cuota de mercado y se adecuan con nuevas fórmulas a los efectos de la crisis.


Con la llegada de la crisis los ciudadanos no tienen mas remedio que optimizar sus presupuestos personales y los seguros médicos se resienten. Con una salud pública catalogada entre las mejores de Europa, a pesar de la saturación y la reticencia a prescribir pruebas de diagnóstico de alto coste, muchos ciudadanos que optaron por contratar una póliza de seguro médico privado para compensar las carencias públicas deciden prescindir de este tipo de servicios.

El problema no sólo afecta a los asegurados particulares. Empresas y organismos públicos también incluyen en su planing de recortes de gastos suprimir de forma drástica el seguro privado de sus empleados y funcionarios, un extra salarial con el que algunas compañías añadían un plus de calidad a los salarios con poco presupuesto, y otras, el verdadero handicap de las aseguradoras, ni se plantean contratar nuevas pólizas colectivas para sus empleados.

El 20 por ciento de la población posee seguro médico privado

No son cifras desdeñables. En España casi un 20 por ciento de la población paga seguro médico privado, un copago o doble pago sanitario que descarga al erario público. A las aseguradoras también les preocupa el descenso de contrataciones de seguros colectivos, por lo que no les ha quedado más remedio que inventar nuevas fórmulas.

Repercusión en la salud pública

El retroceso de la cobertura sanitaria privada implica además un daño colateral a la sanidad pública que está viendo en los dos últimos años un importante incremento de usuarios que se acogen al derecho de la sanidad universal y, sobre todo, gratuita, hasta que el "copago público" diga lo contrario. Tanto Sanidad como las compañías aseguradoras descartan un colapso en la sanidad pública, pero lo que sí es cierto es que el aumento de la demanda de atención pública repercutirá en la calidad del servicio por la imposibilidad de adjudicar el presupuesto necesario.

Nuevas fórmulas

En esta situación, las compañías de sanidad privada han tenido que poner todo su esfuerzo en idear nuevas fórmulas que fidelicen a los ya asegurados con descuentos en sus seguros de salud y nuevas opciones de contratación, y procuren la captación de nuevos clientes. Esto significa que nos encontramos en un buen momento para mantener o contratar nuevos seguros médicos.

Sanitas apuesta por las Pymes y los parados

Muchos son los ejemplos de ofertas y nuevas propuestas. Sanitas, por ejemplo, acaba de firmar un acuerdo de colaboración con CECOMA (Confederación de Empresarios de Comercio Minorista, Autónomos y de Servicios de la Comunidad de Madrid), gracias al cual, los empleados de las 65.000 Pymes reunidas en las más de 60 asociaciones pertenecientes a CECOMA podrán beneficiarse de descuentos en sus seguros de salud “Sanitas Pro Pymes”.

Planes personalizados

Con ventajas tanto para el empresario como para los empleados, este seguro conlleva la realización de un plan personalizado, con un estudio del perfil de los trabajadores (que pueden incluir en la póliza a sus parejas e hijos), tarifas adaptadas a las características de cada empresa y flexibilidad en el modo de contratación.

Cobertura dental, farmacéutica y por incapacidad temporal

Además, con “Sanitas Pro Pymes” tendrán acceso a cobertura dental, de Farmacia (para que la medicación prescrita por cualquier facultativo de Sanitas sea reembolsada, hasta el límite de capital asegurado previsto en la póliza) y por incapacidad temporal.

El director territorial de Sanitas en Madrid, José Manuel Garay, cree que “este acuerdo confirma la apuesta de Sanitas por ofrecer a las pequeñas y medianas empresas un seguro de salud adaptado a sus necesidades reales, sobre todo ahora en tiempos de crisis”.

Cobertura de desempleo

Por otra parte, Sanitas ha ampliado la cobertura de desempleo a sus clientes hasta final de año, iniciativa a la que ya se han acogido más de 2.000 personas desde su puesta en marcha, en junio de 2009. La compañía ha decidido continuar con esta prestación debido a que la tasa de desempleo en España sigue siendo alta. Esta cobertura garantiza el pago de la prima a todos los integrantes de la póliza cuando el tomador del seguro entre en situación de desempleo o incapacidad temporal, durante seis meses consecutivos, hasta un límite de 500 euros mensuales, y en ambos casos, hasta el 31 de diciembre.

Otras iniciativas

Otras compañías de salud privadas han optado por desarrollar productos orientados a sectores de mercado en los que la crisis ha hecho menos mella «o en los que esta nueva situación incide en la necesidad de cobertura de sus riesgos y contingencias». Es el caso de DKV que apuesta también por la mejora de la calidad con servicios de telemedicina como la línea médica pediátrica, ginecología, atención a la tercera edad y la dependencia o agilizando procesos a través de internet. Servicios que abaratan su gestión, una vez amortizada su puesta en marcha, y que motivan al usuario para no darse de baja ofreciendo un valor añadido a su póliza.

Potenciar los servicios exclusivos

Además de afrontar el pago de seguro hasta seis meses por desempleo, la compañía AXA también ha optado por mejorar su cobertura con la inclusión de servicios hasta ahora considerados extras tanto en pólizas particulares como colectivas. Entre las novedades, la aseguradora ha incluido servicios exclusivos como la conservación del cordón umbilical o la vacuna del virus del papiloma hasta los 18 años, una edad a la que no llega la financiación pública. También se quieren adaptar a la nueva situación con coberturas especiales para los hijos adoptivos y a los recién nacidos, sin límites ni carencias.

Ofertas a la carta

El plan de Mapfre, por su parte, se basa en ofrecer productos, coberturas y servicios que respondan a las necesidades de los distintos colectivos de la sociedad actual, y están haciendo un esfuerzo por responder con adecuaciones de cuota a los clientes de larga duración que pasan a situación de paro. La cobertura ofrece una ayuda especial de seis meses a este tipo de colectivo, pero para poder acceder a esta modalidad la compañía exige un periodo razonable desde que se contrata el seguro hasta que se pierde el empleo y se tendrá en cuenta la antigüedad laboral del usuario.

Protección de pagos

Por otra parte, Mapfre Seguros Generales ha empezado a comercializar un seguro de protección de pagos para hacer frente a situaciones de desempleo e incapacidad temporal y que está dirigido tanto a profesionales por cuenta ajena como a autónomos y funcionarios, de entre 25 y 50 años y con cargas económicas o familiares.

El objetivo de este seguro es garantizar los pagos fijos regulares mensuales como la hipoteca, préstamos personales, gastos de luz, teléfono o colegio, ademas de los gastos sanitarios, en caso de desempleo e incapacidad temporal.

Entre sus principales coberturas, cuenta con una garantía por valor de 6.000 euros para gastos urgentes, en caso de que el asegurado fallezca a consecuencia de un accidente. El seguro dispone de cuatro modalidades con rentas mensuales, durante un año, de 500, 750, 1.000 y 1.250 euros, respectivamente.

Fiatc seguros, en el ámbito de seguros de salud, representado por Medifiatc seguros médicos, también ofrece ventajas especiales en sus seguros médicos privados, así por ejemplo,  a través de isalud.com puedes contratar online tu seguro de salud, desde casa o desde donde quieras, con los mejores precios del mercado, las mejores coberturas, sin copagos y con uno de los mejores cuadros médico del mercado.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.