La salida de los dientes de tu bebé, ¿estás preparada?

Embarazo y maternidad

 

La salida de los dientes para la mayoría de los bebés es un proceso en el que se presentan normalmente varios síntomas que suelen ser molestos para el pequeño. 
Los síntomas más comunes son la aparición de fiebre, babas, mal humor, falta de sueño y cierta irritabilidad. Todos estos síntomas también pueden presentarse por otras razones, por lo que es imprescindible descartar con tu médico y especialista en pediatría antes de diagnosticar los propios síntomas de la dentición. Otro de los síntomas que puedes tener en cuenta durante el proceso de dentición de tu bebé es la inflamación de sus encías. 
Es importante que sepas que tanto la diarrea como los estados de congestión y mucosidad, no están asociados al proceso de dentición y es motivo de consulta con un profesional.
El orden más común en la salid de los dientes de los bebés es: en primer lugar, los dos dientes frontales inferiores cuando tienen entre cuatro y siete meses; uno o dos meses más tarde aparecen los cuatro dientes superiores; y la mayoría de niños, a los 3 años tienen todos sus dientes primarios.
Tienes que saber que algunos niños son más tolerantes a la incomodidad de la dentición y las mamás casi no notan los síntomas de la aparición de los dientes, mientras que otros niños la pasan muy mal con cada diente que sale de su encía.
¿Cómo puedes aliviar las molestias de tu pequeño? Nuestra compañía en seguros de salud te propone algunas alternativas:
• Alimentos fríos: dale  líquidos o alimentos fríos para que pueda chupar.
• Masaje de encías: frota con uno de tus dedos o con una cuchara fresquita de forma suave sus encías para desinflamar la zona dolorida.
• Medicamentos: puedes administrar dalsy o apiretal siempre y cuando te lo haya indicado tu pediatra.
• Gel para las encías: puedes comprar uno de estos productos para ponérselo dos o tres veces al día en la zona dolorida de las encías. Lo que hacen estos geles, es adormecer la zona provocando un gran alivio para el bebé.
Desde iSalud te recomendamos que además de seguir todas estas indicaciones, acompañes y mimes a tu pequeño más que nunca ya que estará muy incómodo en este periodo y por tanto, lo más importante es que sienta que mamá y papá están a su lado.

La salida de los dientes para la mayoría de los bebés es un proceso en el que se presentan normalmente varios síntomas que suelen ser molestos para el pequeño.

Los síntomas más comunes son la aparición de fiebre, babas, mal humor, falta de sueño y cierta irritabilidad. Todos estos síntomas también pueden presentarse por otras razones, por lo que es imprescindible descartar con los médicos y especialistas en pediatría antes de diagnosticar los propios síntomas de la dentición.

Otro de los síntomas que puedes tener en cuenta durante el proceso de dentición de tu bebé es la inflamación de sus encías. Es importante que sepas que tanto la diarrea como los estados de congestión y mucosidad, no están asociados al proceso de dentición y es motivo de consulta con un profesional.

El orden más común en la salida de los dientes de los bebés es: en primer lugar, los dos dientes frontales inferiores cuando tienen entre cuatro y siete meses; uno o dos meses más tarde aparecen los cuatro dientes superiores; y la mayoría de niños, a los 3 años tienen ya todos sus dientes primarios.

Tienes que saber que algunos niños son más tolerantes a la incomodidad de la dentición y las mamás casi no notan los síntomas de la aparición de los dientes, mientras que otros niños la pasan muy mal con cada diente que sale de su encía.

¿Cómo puedes aliviar las molestias de tu pequeño? Nuestra compañía en seguros de salud te propone algunas alternativas:

• Alimentos fríos: dale  líquidos o alimentos fríos para que pueda chupar.

• Masaje de encías: frota con uno de tus dedos o con una cuchara fresquita de forma suave sus encías para desinflamar la zona dolorida.

• Medicamentos: puedes administrar dalsy o apiretal siempre y cuando te lo haya indicado tu pediatra.

• Gel para las encías: puedes comprar uno de estos productos para ponérselo dos o tres veces al día en la zona dolorida de las encías. Lo que hacen estos geles, es adormecer la zona provocando un gran alivio para el bebé.

Desde iSalud te recomendamos que además de seguir todas estas indicaciones, acompañes y mimes a tu pequeño más que nunca ya que estará muy incómodo en este periodo y por tanto, lo más importante es que sienta que mamá y papá están a su lado.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.