¿Obsesionada con lo que come tu hijo?

salud infantil

Si eres una mamá obsesionada con lo que come tu hijo o con lo que no come, debes tener cuidado ya que se está demostrando que cuando las madres son excesivamente estrictas con sus hijos durante las comidas, los pequeños tienen más probabilidades de tener sobrepeso tan solo a los 3 años de edad.  Por tanto, debes por una parte, intentar que tu hijo coma lo más sano y saludable posible y la cantidad adecuada que necesita según su edad, su estatura y sus necesidades pero no siendo tan controladoras durante las comidas.

La nutrición es una pieza clave en la educación infantil y esto empieza aunque muchas madres ni lo piensen durante el embarazo. Es muy importante que las embarazadas lleven una dieta sana y saludable ya que el feto empezará a habituarse a una dieta sana desde que empieza a existir en el vientre de su madre y mientras va creciendo hasta salir al mundo. Es ahí, en el momento del nacimiento del bebé cuando la mamá debe estar muy pendiente de la nutrición de su pequeño ya que es un factor clave que determina la salud en posteriores etapas de la vida de su niño. Los médicos y especialistas en pediatría dicen que la nutrición durante esta primera etapa del bebé fija el curso de una posterior salud física y desarrollo mental.

Hoy en día, las costumbres de las mamás han cambiado respecto hace unos años y esto influye directamente sobre la alimentación de sus hijos. Simplemente por el hecho de que las madres de hoy en día tienen menos tiempo que antes porque además de llevar la casa y cuidar de sus hijos la mayor parte del día ocupan un puesto de trabajo y por tanto, debido a esta falta de tiempo material, se tiende a la comida rápida. ¿Qué consecuencias negativas tiene esto? Sus hijos, toman menos legumbres y verduras y por tanto tienen carencia de vitaminas, fibra, proteínas, hidratos de carbono y grasas vegetales que ayudan a disminuir el colesterol.

Por otro lado, los niños de hoy en día tampoco beben tanta leche como antes cosa que perjudica el crecimiento del niño ya que los lácteos aportan muchos nutrientes que ayudan a paliar algunas enfermedades importantes.

Desde iSalud te damos los siguientes consejos relacionados con la nutrición de tu hijo:

* Es importante que tu hijo no coma cantidades exageradas durante sus primeros meses de vida ya que esto puede hacer que tenga mayores probabilidades de padecer problemas de obesidad cuando sea mayor.

* Te recomendamos en la medida que te sea posible que alimentes a tu bebé con lactancia materna ya que está comprobado que los niños que han sido alimentados con lactancia materna tienden a ser más delgados cuando tienen 1 añito de edad que los alimentados con leche de fórmula.

* Dar a los niños alimentos saludables y la cantidad correcta, ni más ni menos.

* Si estás preocupada porque tu hijo no come, te sugerimos que consultes con tu pediatra que es la persona que más te podrá ayudar a solventar este problema.

Contrata ya tu seguro de salud y consulta todas las dudas que tengas con el pediatra de tu hijo.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.