Ser fumador provoca riesgo de infección de oído en niños

salud infantil

Las infecciones de oídos y problemas de audición en niños es uno de tantos problemas que genera el vivir en un ambiente que se fuma. 

Cuando una mujer embarazada es fumadora, realmente no es consciente de lo que le puede llegar a ocurrir a su hijo ya que está demostrado que está arriesgando a su bebé de forma extrema porque el pequeño puede llegar incluso a sufrir una muerte súbita a parte de poder provocarle riesgo de infección de oído cuando nazca.

Una vez el bebé ha nacido y vive en su casa con sus padres, si en el hogar los padres son fumadores habituales, los niños tienen el doble de riesgo de necesitar una cirugía por infección de oído reiterada.

Tras realizar numerosos estudios, se puede llegar a concluir que el tabaquismo de los padres produce cada año cientos de miles de infecciones en los oídos de los niños.  A continuación detallamos algunos datos relevantes de este estudio:

•    Los niños que conviven con una persona fumadora, tienen un 37% más de riesgo de tener un problema del oído como por ejemplo, una infección o una disminución auditiva.
•    Los niños que su madre fuma, tienen un 62% más de riesgo de tener un problema del oído como por ejemplo, una infección o una disminución auditiva.
•    Los niños que viven con personas que fuman, tienen un 85% más de riesgo de necesitar en algún momento una operación del oído por problemas como las infecciones.

Los expertos que realizaron este estudio explican que la razón por la cual el tabaco y las infecciones de oído están totalmente correlacionados es porque la exposición de un niño al humo de forma pasiva hace que el tubo de Eustaquio se inflame y se obstruya. Posteriormente, el agua filtra la cavidad del tímpano, lo que crea un ambiente ideal para que las bacterias crezcan y causen una infección.

Esto no quiere decir que haya niños que vivan con familias fumadoras o que estén acostumbrados a vivir en ambientes fumadores y que nunca lleguen a desarrollar ninguna patología relacionada con los oídos, pero lo que sí que podemos decir es que una persona fumadora pone en riesgo a un niño y que el nivel de tabaquismo de los padres está directamente relacionado con la aparición tanto de alergia como de asma y alergia en su hijos.

Desde iSalud te recomendamos en primer lugar no fumar durante el embarazo y posteriormente no fumar en casa para no poner en riesgo a tus hijos.  Además, como hoy en día, aunque no se fume en casa todos los niños están expuestos durante muchas horas al humo del tabaco para prevenir cualquier posible infección, sería conveniente llevar a tu hijo hasta los 14 años al médico para que sea visitado por un pediatra  al menos una vez al año para que le haga una revisión.

Contratando tu seguro de salud Medifiatc y el de tu familia podrás acceder a nuestro amplio cuadro médico, donde tus hijos podrán realizarse tantas revisiones como necesiten en cualquiera de nuestras clínicas de pediatría.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.