Tasa por receta médica - Cataluña

medicina

El Gobierno de Cataluña pretende aplicar una nueva ley que determina el pago de un impuesto a las recetas de medicamentos. Cada medicamento tendrá una tasa de un euro. Este copago será aplicado a todos los ciudadanos de manera igualitaria sin considerar la renta.

Esta iniciativa presenta dos problemas importantes. En primer lugar, contradice el principio legal español que determina que todos los españoles deben obtener medicamentos en igualdad de condiciones. Por otro lado, puede provocar diferentes desigualdades tanto sociales como territoriales; es decir, que las personas más necesitadas de medicamentos puedan llegar a tener altos gastos y que las farmacias en las zonas fronterizas de Cataluña tendrán mucha demanda y estarán en muy poco tiempo vacías.

Según el Ministerio de Sanidad, el Gobierno estatal es el único ente el cual puede establecer prestaciones farmacéuticas a los usuarios de la sanidad pública, y por lo tanto, el proyecto de Generalitat no puede ser aplicado. Este cobro es ilegal y contradeciría leyes sobre garantías y uso racional de medicamentos y productos sanitarios (ley 29/2006), sobre cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud (ley 16/2003) y el Real Decreto 1030/2006 sobre la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.  

Las autoridades catalanas sostienen que el copago no se aplica para recaudar dinero sino para limitar el gasto de la administración pública en fármacos; para disuadir el mal uso de los fármacos. A su vez, sostienen que el carácter universal de la tasa se aplica ya que es un tema muy complejo discriminar entre diferentes usuarios.

Sin embargo, esta medida es vista como la primera de un proyecto para salvar al sistema de salud público, ya que cada vez más españoles están optando por contratar un seguro de salud privado. Pero la dificultad que surge, es que probablemente esta medida genere que las personas que pueden adquirir un seguro privado lo hagan y abandonen el sistema público dejando a las personas con menos recursos dentro de éste y pagando las tasas que las autoridades impongan.
Toda esta situación llevaría, en no tan largo plazo, a la crisis de la sanidad pública.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.