Vuelta al trabajo : Depresión post-vacacional

enfermedades

¿Te sientes más cansado de lo normal cuando comienzas a trabajar después de tus vacaciones? ¿Te sientes un poco deprimido?

¿Te sientes más cansado de lo normal cuando comienzas a trabajar después de tus vacaciones? ¿Te sientes un poco deprimido?
Si tu respuesta es afirmativa, no pienses que es un problema personal, a muchas personas les sucede lo mismo al volver de sus vacaciones. Actualmente a este estado se le denomina: depresión post-vacacional. 
A pesar de que los expertos en psiquiatría y psicología no han dado una definición exacta a este síndrome, la depresión post-vacacional presenta varios elementos que recuerdan a la depresión clínica, como por ejemplo: cansancio, mal humor, apatía, desanimo, desorden en el sueño, entre otros. En algunos casos se puede llegar a presentar de manera más agresiva y llevar a la persona a tener problemas digestivos, ansiedad y taquicardia. 
Es normal que aparezca este síndrome en la mayoría de personas, ya que después de disfrutar de varios días de descanso y ocio, volver al trabajo y las responsabilidades rutinarias generan estrés y desanimo, y por lo tanto no debemos preocuparnos. Pero debemos estar atentos, ya que si este estado persiste más de dos semanas debemos consultar a los profesionales. 
Te proponemos algunos consejos para enfrentarte a los días de después de las vacaciones, de la mejor manera:
1. Relájate y trata de que el primer día de trabajo fluya con tranquilidad. Entiende que en el primer día no debes realizar todas las tareas juntas. 
2. Para ayudar a organizarte puedes realizar una lista de prioridades de tareas para hacer en la primera semana después de tus vacaciones. 
3. Trata de relacionarte con tus compañeros y amigos; conversa y escucha las diferentes experiencias que tuvieron en sus vacaciones. 
4. De tus vacaciones vuelves también con más fuerzas, descansado. Aprovecha esto para marcarte nuevos objetivos laborales que harán que sientas nuevamente esa ilusión laboral. 
5. Crea un ambiente laboral más agradable. Intenta cambiar las cosas que te molestan, desde hablar sinceramente con tu jefe, dar tu opinión, hablar con las personas que no te llevas muy bien, etc. Todo esto hará que te sientas más involucrado y más tranquilo en tu trabajo. 
6. Tras tu jornada de trabajo intenta salir, hacer actividades, pasarla con amigos y familia. Distráete y no pienses en las tareas laborales del día siguiente. Llevarte el trabajo a casa no soluciona nada y simplemente provoca estrés y depresión. 
7. Hacer deporte en tus horas libres además de contribuir con tu salud, contribuye a combatir la depresión post-vacacional. 
Siguiendo estos consejos y comprendiendo que tu trabajo es una forma de ganarte la vida y es un lugar en donde puedes realizarte tanto como persona como profesional podrás pasar esta época sin mayores problemas.
En iSalud te apoyamos con nuestros consejos y te deseamos la mejor de las suertes en este nuevo comienzo.
Haz tu seguro de salud online y podrás estar siempre acompañado.

Si tu respuesta es afirmativa, no pienses que es un problema personal, a muchas personas les sucede lo mismo al volver de sus vacaciones. Actualmente a este estado se le denomina: depresión post-vacacional. 

A pesar de que los expertos en psiquiatría y psicología no han dado una definición exacta a este síndrome, la depresión post-vacacional presenta varios elementos que recuerdan a la depresión clínica, como por ejemplo: cansancio, mal humor, apatía, desanimo, desorden en el sueño, entre otros. En algunos casos se puede llegar a presentar de manera más agresiva y llevar a la persona a tener problemas digestivos, ansiedad y taquicardia. 

Es normal que aparezca este síndrome en la mayoría de personas, ya que después de disfrutar de varios días de descanso y ocio, volver al trabajo y las responsabilidades rutinarias generan estrés y desanimo, y por lo tanto no debemos preocuparnos. Pero debemos estar atentos, ya que si este estado persiste más de dos semanas debemos consultar a los médicos y espcialistas en psiquiatría.

Te proponemos algunos consejos para enfrentarte a los días de después de las vacaciones, de la mejor manera:

1. Relájate y trata de que el primer día de trabajo fluya con tranquilidad. Entiende que en el primer día no debes realizar todas las tareas juntas. 

2. Para ayudar a organizarte puedes realizar una lista de prioridades de tareas para hacer en la primera semana después de tus vacaciones. 

3. Trata de relacionarte con tus compañeros y amigos; conversa y escucha las diferentes experiencias que tuvieron en sus vacaciones. 

4. De tus vacaciones vuelves también con más fuerzas, descansado. Aprovecha esto para marcarte nuevos objetivos laborales que harán que sientas nuevamente esa ilusión laboral. 

5. Crea un ambiente laboral más agradable. Intenta cambiar las cosas que te molestan, desde hablar sinceramente con tu jefe, dar tu opinión, hablar con las personas que no te llevas muy bien, etc. Todo esto hará que te sientas más involucrado y más tranquilo en tu trabajo. 

6. Tras tu jornada de trabajo intenta salir, hacer actividades, pasarla con amigos y familia. Distráete y no pienses en las tareas laborales del día siguiente. Llevarte el trabajo a casa no soluciona nada y simplemente provoca estrés y depresión. 

7. Hacer deporte en tus horas libres además de contribuir con tu salud, contribuye a combatir la depresión post-vacacional. 

Siguiendo estos consejos y comprendiendo que tu trabajo es una forma de ganarte la vida y es un lugar en donde puedes realizarte tanto como persona como profesional podrás pasar esta época sin mayores problemas.

En iSalud te apoyamos con nuestros consejos y te deseamos la mejor de las suertes en este nuevo comienzo.

Haz tu seguro de salud online y podrás estar siempre acompañado.

¿Te ha gustado el post?
Valóralo y compártelo en tu red social.