El sistema de copago es una práctica muy utilizada en nuestro país, tanto en la sanidad pública como en la privada. En España, a diferencia de países como Alemania o Francia, los pacientes tan solo tienen un copago sanitario de forma parcial en algunos medicamentos. 

¿Qué es el copago sanitario? 

El copago es un impuesto mediante el cual los pacientes deben abonar una parte correspondiente a los servicios sanitarios, en función de la renta o de su situación económica. 

La aplicación de este impuesto tiene como objetivo reducir los gastos del sector sanitario. 

Desde la aprobación en 2012 del decreto ley del 20 de abril 16/2012, aparece la modalidad de copago sanitario para 425 fármacos en los que los pacientes deben abonar su totalidad por vez primera y un porcentaje en otros medicamentos. 

Objetivos y ventajas del copago sanitario 

Las autoridades sanitarias afirman que su aplicación es una gran colaboración para contener el uso innecesario de muchos medicamentos, además de ayudar a la financiación de la sanidad. Estas afirmaciones se sustentan en que, si hay que abonar una parte del precio de los medicamentos, no se abusa de ellos y solo se emplean en caso de necesidad real. 

El copago ayuda también a la regularización del gasto público en los servicios médicos y las listas de espera. Al tener que abonar parte de las visitas, se tiende a acudir al médico solo cuando se necesita. 

Estos argumentos también pueden resultar contraproducentes, porque el copago podría evitar que personas con pocos ingresos utilicen los servicios cuando los necesiten. En este contexto, los responsables de la política sanitaria establecen ciertas reducciones en niños o ancianos y pensionistas, que son los grupos más vulnerables, o en casos en los que los tratamientos sean especialmente costosos. 

Además de los argumentos esgrimidos, esta medida pretende acabar con el denominado turismo sanitario, es decir, la llegada de extranjeros que se aprovechan del Sistema Nacional de Salud de un modo indebido. Por tanto, se modifica la tarjeta sanitaria para que aquellos extranjeros que no abonan impuestos no puedan utilizarla. Esta medida prevé un ahorro de 1000 millones de euros. 

Precios del copago sanitario 

Cada una de las personas que utilizan el Sistema Nacional de Salud tienen un código identificativo propio en el que se precisa cuál es el importe que deben abonar sobre el coste de los medicamentos. Este importe se calcula en función de la renta de cada persona, pero no de su patrimonio. 

Los niveles de aportación  son los siguientes: 

– Para las rentas que no superen los 18 000 euros anuales, abonarán el 40 % con un máximo de 8 euros al mes. 

– Aquellas personas cuyas rentas estén comprendidas entre los 18 000 euros y los 100 000 euros al año, aportarán el 50 % con un máximo de 18 euros de consumo mensual. 

– Los usuarios cuyas rentas superen los 100 000 euros anuales, abonarán el 60 % con un máximo de 60 euros mensuales. 

– El personal que está al servicio de la Administración, los funcionarios y los militares realizarán una aportación del 30 %. 

– Aquellos usuarios que padezcan una enfermedad crónica abonarán el 10 %. 

– Los parados que no perciban prestación por desempleo, discapacitados, personas de integración social o con rentas no contributivas y aquellas que tengan un tratamiento derivado de una enfermedad profesional o de un accidente de trabajo, están exentos de esta tasa.

¿Qué es el copago en un seguro médico privado? 

El copago no tiene solo aplicación en el sistema público. Son varias las entidades aseguradoras privadas  que aplican la fórmula de copago en los seguros de salud. 

Esta fórmula para contratar una póliza es adecuada cuando se busca una gran calidad en la atención médica, pero no se suele requerir de forma frecuente. De esta manera, la prima no se verá incrementada y se gozarán del mismo cuadro médico y los mismos servicios que en una póliza sin copago. 

Previamente a contratar un seguro con copago hay que conocer el precio de los servicios médicos, ya que de una compañía a otra varían. Cuanto más económica sea la prima, mayor será el copago. 

Una de las grandes ventajas de contratar una póliza con copago es que los usuarios no abonan el coste de una consulta privada, que es mucho más caro, y en cambio abonan una cantidad mínima  al percibir una atención médica. 

Cuando una persona con este copago acude a un centro o clínica privada y pasa su tarjeta de asegurado por el lector, este marca un importe que no suele exceder de los 3 euros, aunque en algunos casos puede llegar hasta los 20. Este importe se abona al mes siguiente junto con la cuota mensual. 

Esta medida no afecta a todos los servicios, ya que las atenciones que se prestan tanto a embarazadas como a niños, por poner un ejemplo, normalmente suelen estar exentas del abono del copago, aunque el seguro lo contemple. 

Cuando se hace un uso responsable del sistema de salud, el copago sanitario  es una ventaja. 

Ventajas de contratar un seguro de salud con copago

La modalidad del seguro médico con copago sanitario es muy recomendable para todas aquellas personas que no suelen ir mucho al médico y por ello, lógicamente, la prima mensual del seguro es menor. Independientemente de ello, el asegurado podrá acceder al cuadro médico de la compañía pagando los servicios sanitarios cada vez que reciba asistencia médica en el centro sanitario. El objetivo de contratar un seguro de salud privado con copago sanitario es el de acudir al médico cuando realmente se necesita. Este tipo de seguro de salud está pensado para las personas que van al médico cuando realmente lo necesitan, pagando una prima más ajustada y haciendo frente a una pequeña parte del servicio médico que necesiten en cada ocasión.


Si estás pensando en contratar un seguro de salud privado, es muy importante que tengas claro si éste va a tener o no copago sanitario. Si tienes cualquier duda o necesitas ampliar la información, desde iSalud.com, el comparador de seguros médicos líder, estaremos encantados de ayudarte. Puedes contactar con nosotros por teléfono seleccionando la opción Llamagratis o por el chat médico iSalud y un asesor especializado en seguros médicos te atenderá de manera ágil y personalizada.

Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here