Qué efectos secundarios pueden aparecer con la anestesia general

¿Qué efectos secundarios pueden aparecer con la anestesia general?

 

La medicina moderna comenzó con el desarrollo de la anestesia, un procedimiento que permitía escapar del dolor a muchas de las personas sometidas a intervenciones quirúrgicas. Son muchas las personas que tienen que someterse cada día a determinadas operaciones y se preocupan por los efectos secundarios de la anestesia general.

La anestesia general y los efectos secundarios a largo plazo y a corto suelen aparecer con mucha frecuencia.

Anestesia al detalle y sus efectos a corto y largo plazo

Para comprender el funcionamiento de la anestesia, es importante saber cómo se da el procedimiento. Primero, se administran los medicamentos por vía intravenosa, mayormente somníferos y luego analgésicos. Acto seguido, al paciente se le proporciona respiración asistida con una máscara que se coloca sobre la boca y la nariz. La anestesia general induce un estado similar al coma en cuestión de segundos, lo que permite que los pacientes sean intervenidos. Una vez dormido son incapaces de sentir ningún estímulo sensorial o sensitivo.

La mayoría de las veces se administra por vía intravenosa, aunque existen casos aislados. En los niños, se suele utilizar la vía respiratoria (gas) para que pueda ayudarles a dormir, aunque consigue un efecto analgésico mucho menor. En estos casos, se administran además otros fármacos analgésicos como puede ser la morfina.

A la hora de preguntarse el por qué se pueden producir los efectos secundarios de la anestesia general la razón es bastante sencilla. Tras “pausar” el funcionamiento del organismo, este debe volver a ponerse en marcha. Función digestiva, función respiratoria, neurológica, entre otras, se activan de nuevo para funcionar produciendo algunos de los efectos secundarios más comunes de la anestesia general. Además, la desintoxicación y excreción de la medicación suele también producirlos.

Efectos secundarios de la anestesia general a corto plazo y al momento

Los efectos más comunes en el posoperatorio son las náuseas, el vómito, la astenia y el dolor. Las dos primeras suelen afectar hasta al 30 % de los intervenidos. Otros factores que influyen en estos efectos son el sexo (ser mujer parece incrementar la predisposición a estos efectos), la edad, el tipo de cirugía y el control analgésico adecuado. El efecto secundario más obvio es la amnesia producida durante el procedimiento.

El dolor puede ser muy variable ya que hay diferentes causas. De por sí, cada persona tiene una tolerancia muy distinta al dolor. La confusión tras despertar con la anestesia también suele ser uno de los efectos más comunes, incluso pudiendo durar varios días en personas de edad avanzada.

Otros efectos pueden ser el dolor de estómago o de cabeza, heces de color negro, color amarillento en los ojos o en la piel y debilidad en las extremidades inferiores y superiores. En algunas personas puede experimentarse pérdida de peso notoria y cambios en la presión sanguínea.

Estos efectos suelen disminuir al paso de unas horas o apenas un par de días. De hecho, la mayoría de los pacientes vuelven a sus actividades en apenas un par de horas. En niños, se debe monitorear las actividades que requieren coordinación y balance durante las posteriores 24 horas. Si los efectos secundarios a corto plazo duran más de dos semanas tras la cirugía, es imprescindible consultar con un médico especialista.

Anestesia general efectos secundarios a largo plazo

Con respecto a los efectos a largo plazo, aún hay muchas líneas de investigación abiertas. No hay concreciones exactas de sus efectos secundarios a largo plazo, aunque actualmente, se empieza a relacionar la anestesia general con el deterioro cognitivo. En aquellos pacientes que se someten a anestesia general, especialmente los mayores de 60 años, pueden experimentar dificultades cognitivas tras una semana de la operación, manifestándose como problemas de atención y concentración.

¿Es posible despertar durante la anestesia?

Uno de los graves riesgos que puede provocar grave efectos secundarios es ser consciente durante el proceso quirúrgico, tras cesar los efectos de la anestesia. En pacientes con lesiones graves que han sufrido accidentes de tráfico puede ocurrir que se despierte durante la intervención, sin ser plenamente consciente.

Esta situación puede ser realmente desagradable con consecuencias a largo plazo. En la mayoría de los casos los pacientes no pueden moverse por los relajantes y esto produce estrés y pánico en el momento. A largo plazo, puede provocar ansiedadtrastornos del sueño, pesadillas, escenas retrospectivas del evento, estrés postraumático y miedo a la anestesia. No obstante, el porcentaje de casos en los que ocurre es realmente bajo.

Durante el preoperatorio es muy importante medicar a los pacientes para disminuir los posibles efectos secundarios para el posoperatorio.

Como bien se cree, en la anestesia se manipula en cierto modo el cerebro, gracias a los fuertes medicamentos que se administran. Asimismo, hay determinados efectos secundarios involucrados. La mayoría de estos efectos van a depender de la condición del paciente y siempre va a haber probabilidades de experimentarlos. Aun así, la anestesia en nuestros tiempos es realmente segura para la mayoría de los pacientes.

 

¿Quieres tener acceso a las mejores clínicas y cirujanos del país? Un seguro médico es la mejor opción para disfrutar de los mejores servicios médicos, al mejor precio. En iSalud.com, el comparador de seguros médicos online, te ayudamos y asesoramos para qué encuentres el seguro médico perfecto para tí.

También te puede interesar...

No Comments

Post A Comment