¿Qué es la pubalgia?

La pubalgia o tendinitis del deportista; es una lesión, incapacitante y molesta, que afecta la región de la pelvis, específicamente a nivel del borde superior del pubis; que es una zona donde se insertan las principales estructuras musculares anteriores del abdomen inferior y la musculatura proveniente de la cara interna del muslo, terminando en el borde inferior del hueso púbico.

¿Qué causa la pubalgia?

  • Trastornos fisiológicos del individuo, relacionado con malformaciones, agenesia (ausencia) de determinados músculos e incluso, que los mismos tengan un bajo tono (hipotónicos) 
  • Relacionado a determinados tipos de deportes que se realizan como (el tenis, atletismo, fútbol, ski, rugby, baloncesto, ciclismo, taekwondo etc.) Deportes en los que se realizan actividades de aceleración, desaceleración, cambios bruscos de dirección y mantener la estabilidad. 
  • Accidentes, con traumatismos directos en esta zona. 
  • Realizar trabajos musculares a gran velocidad y con mucha explosividad, sin un adecuado precalentamiento.  

 

¿Cuáles son los síntomas fundamentales de la pubalgia?

 

El dolor es el síntoma principal: Localizado en la parte más inferior del abdomen, conocida por los médicos como hipogastrio, por encima del pubis. Este se puede agudizar con el paso de los días, sobre todo si no se reposa lo debido en la fase aguda e irradiarse el dolor hacia el muslo. Puede durar semanas e incluso meses en curar la pubalgia.

Es necesario recordar, que toda entidad que provoque dolor en esta área, debe de ser valorada y estudiada por un especialista, el cual realizará el diagnostico positivo, empleando una serie de estudios, que le permitirán descartar cualquier otra causa que este manifestando estas molestias y aconsejará sobre cómo curar la pubalgia. Para eso se hace de vital importancia, que cuentes con seguros médicos adecuados que te permitan, el examen oportuno del médico. Incluso con un buen comparador de seguros médicos que garantizará una calidad mejor de vida.

¿Cómo curar la pubalgia?

Cuidados preventivos

  • Realizar un calentamiento adecuado antes de iniciar cualquier actividad física. 
  • Realizar ejercicios de estabilización lumbopélvica. 
  • Usar el calzado adecuado en relación con el deporte que estés practicando. 
  • Adaptar adecuadamente a tus músculos a los cambios de terreno y superficie. 
  • Aportarle a tu cuerpo las vitaminas necesarias que ayuden a una adecuada fisiología del sistema osteomíoarticular; como las Vitaminas C y del complejo B1-B6-B12. 

 

Cuidados médicos

  • Reposo absoluto de la actividad deportiva en la fase aguda. La suspensión momentánea de la actividad que estas realizando; ayudará a que tus músculos no se contracturen producto de la gran carga de fuerza y aumente más el dolor. 
  • Apoyar las molestias con analgésicos como el Paracetamol (Acetaminofén) y antinflamatorios no esteroideos como el Ibuprofeno o el Diclofenaco de Sodio. 
  • La crioterapia o uso del frio en las primeras 72 horas de producida la lesión te ayudará a ceder las molestias, pues ayuda a disminuir la inflamación. 
  • Buscar un buen fisioterapeuta que te ayude a realizar una adecuada kinesiterapia para evitar que la lesión pase de fase aguda a crónica. 
  • Infiltración de antinflamatorios esteroideos en el sitio doloroso; incluso se puede asociar con factor de crecimiento, si existiera algún desgarro en los tendones. De esta opción, no se debe abusar en cuanto a su uso, pues puede debilitar la zona, los músculos y sus vainas tendinosas. 
  • Uso de la ozonoterapia, la cual actualmente tiene un índice elevado de efectividad. 
  • Uso de la fitoterapia. El empleo de plantas medicinales, con propiedades analgésicas y antinflamatorias ha ayudado a muchos pacientes; sobre todo aquellos con trastornos gastrointestinales e hipertensos, en los cuales el uso de determinados fármacos, desestabilizan sus enfermedades de base. 
  • El tratamiento quirúrgico, donde se realiza una tenotomía de relajación a nivel de los tendones del músculo afectado y la EPI (Electrolisis Percutánea Intratisular). 
  • En la fase aguda, está contraindicada, las relaciones sexuales. 
  • Rehabilitación apoyada además de por fisioterapia, por la osteopatía e incluso la electroestimulación y la magnetoterapia.  

 

Una vez pasada la fase aguda de dolor; sobre todo en lesiones que son incipientes o diagnosticadas a tiempo; iniciar una serie de ejercicios indicados por un fisioterapeuta en un período de tiempo de 8 o 10 semanas; ya que, aunque te resulte extraño leerlo; la pubalgia se cura más rápido con un trabajo activo adecuado.   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here