Rutina de ejercicios para la escoliosis en su tratamiento

ejercicios para escoliosis

La escoliosis es una desviación lateral de la columna vertebral que la persona que la padece no puede corregir de forma voluntaria. Esta alteración anatómica puede ser muy variable en sus síntomas y en su gravedad, por lo que los tratamientos para corregirla o aminorarla son también distintos. Los ejercicios para la escoliosis contribuyen al fortalecimiento de la espalda y a estirarla, de tal forma que aumente el espacio intervertebral. 

La magnitud de esa desviación, la edad a la que se detecta o la zona en la que se encuentra determinan cómo debe actuar el paciente. Los ejercicios para corregir la escoliosis pueden resultar altamente efectivos, aunque deben realizarse siempre bajo recomendación médica.   

4 ejercicios para la escoliosis basados en estirar y fortalecer la espalda

A continuación te mostramos 4 ejercicios para la escoliosis que te ofrecerán beneficios tanto  inmediatos como a largo plazo.

Sanitas: Disfruta de 1 año de seguro gratis

1-Estiramiento alternante de espalda y brazo

Este ejercicio comienza con las manos y las rodillas apoyadas en el suelo. Éstas deben mantenerse en una postura de 90 grados, con los brazos rectos. A partir de esta posición, que consideramos de reposo, deben levantarse despacio, de manera simultánea, el brazo derecho y la pierna izquierda, hasta que ambos queden paralelos al suelo. Los ojos deben mirar hacia el suelo. Una vez alcancen esa posición se mantienen en ella durante 10 segundos para, pasado ese periodo de tiempo, descender poco a poco hasta la posición de reposo. Aquí le toman el relevo el brazo izquierdo y la pierna derecha, que repiten el movimiento. Realizaremos 10 repeticiones en cada serie, 3 series en total.  

2-Corrección toracolumbar

La posición inicial en la que comenzamos es de rodillas, con los brazos rectos y las piernas en una posición de 90 grados. Adelantamos ligeramente la rodilla del lado cóncavo de la zona dorsal y situamos la mano que está en ese lado justo delante de la mano contraria. A continuación giramos toda la espalda y la cabeza hacia ese lado. Conservamos la postura durante 30 segundos y efectuamos 3 series.  

3-Balanceo de caderas

Partimos de una posición tumbada, en postura neutra. Los pies se sitúan paralelos al suelo y las piernas se flexionan a la misma distancia que las caderas, mientras que los brazos se extienden en forma de cruz, con las palmas mirando al techo. Poco a poco, las rodillas se van girando a la derecha y a la izquierda, permaneciendo 3 segundos en cada posición. Es conveniente llevar a cabo 3 series de 10 movimientos cada una. Con esta práctica, que siempre se incluye en los ejercicios para la escoliosis lumbar, se tonifican glúteos y cuádriceps, además de fortalecerse la espalda desde la zona lumbar a la dorsal.  

4-Postura gato-camello

Este ejercicio para la escoliosis arranca de rodillas, empezamos a la altura de las caderas, y con las piernas en postura de 90 grados. Se deben tener los brazos rectos y la cabeza neutra, con la mirada dirigida al suelo. Tomando aire y con los abdominales ejerciendo fuerza, se adopta la postura ‘de gato’, es decir, que se alza la caja torácica, se arquea la espalda y se relaja el cuello para que la cabeza mire al suelo. A continuación, se efectúa el movimiento contrario o ‘de camello’, en el que se expulsa aire y se sitúa la espalda de forma cóncava en referencia al suelo, subiendo un poco la cabeza para que mire hacia arriba.

Promoción AXA: Ahorra un 25% de descuento en tu seguro médico

La escoliosis dorsolumbar

Cuando se diferencia entre diferentes tipos de escoliosis en función del lugar en el que aparecen, aparece el término de escoliosis dorsolumbar. Es una desviación de la columna vertebral tanto en la zona baja de la espalda como en la intermedia. Los menores y adolescentes son los que más la padecen, por lo que debe prestarse especial atención, con asesoramiento médico, a qué ejercicios para escoliosis en niños se pueden programar. La denominación ‘dorsolumbar’ sirve para distinguirla de otros tipos de desviaciones, como la cervical, la dorsal, la cervicodorsal o la lumbar. 

¿Es bueno hacer ejercicios para la escoliosis en el gimnasio?

El gimnasio puede ser un buen lugar para estirar y fortalecer la espalda, siempre y cuando seamos conscientes de los ejercicios que nos convienen y los realicemos con asesoramiento profesional. Los ejercicios para la escoliosis en casa, sin embargo, pueden resultar igual de efectivos. En general, los pacientes con una alteración de estas características deben evitar las cargas de grandes pesos adicionales, por lo que, si quieren realizar ejercicios de fuerza, deben realizarlos con su propio peso. Los estiramientos de la columna y de relajación de los distintos grupos musculares resultan también muy positivos.

15% de descuento con ASEFA, ¡Si contratas antes del 15 de noviembre!

¿Cómo hacer bien los ejercicios para la escoliosis?

Hacer bien los ejercicios para la escoliosis es algo fundamental y que todos aquellos que la padecen se suelen preguntar. En primer lugar, hay que insistir en que los ejercicios deben realizarse de forma pausada, evitando los gestos bruscos o los cambios repentinos de postura. La respiración consciente debe acompañar a cada movimiento. En casos graves, los ejercicios prohibidos para la escoliosis serán todos aquellos que generen un fuerte impacto en la columna debido a golpes y saltos con peso, como por ejemplo el baloncesto, el fútbol o el rugby. Muchos pacientes se preguntan cómo aliviar las hernias discales y los dolores de espalda sin recurrir a la cirugía. Aquí es donde tienen mucho que decir los ejercicios para la escoliosis 

¿Es bueno realizar deporte aunque se sufra escoliosis?

La respuesta es que sí, aunque con matices. Entre los consejos para cuidar tu espalda lo más importante está en vigilar tu postura corporal día a día. Mantener la espalda recta, pero manteniendo sus curvaturas naturales, es clave, ya sea en posición sentada, de pie o caminando. Tomar conciencia de la posición de la columna vertebral es algo que puede conseguirse practicando algunas actividades físicas. Son conocidas las ventajas del yoga para el dolor de espalda, aunque otros ejercicios para la escoliosis como el pilates han demostrado ser efectivos, porque refuerzan la zona abdominal y lumbar del tronco, además de poner el énfasis en la importancia de la respiración. Otros deportes, como el aquafitness o algunos estilos de natación, también tienen efectos positivos.  

También te puede interesar...

Tags:
,
1Comment

Post A Comment