La escoliosis es una desviación lateral de la columna vertebral que la persona que la padece no puede corregir de forma voluntaria. Esta alteración anatómica puede ser muy variable en sus síntomas y en su gravedad, por lo que los tratamientos para corregirla o aminorarla son también distintos. Los ejercicios para la escoliosis contribuyen al fortalecimiento de la espalda y a estirarla, de tal forma que aumente el espacio intervertebral. 

La magnitud de esa desviación, la edad a la que se detecta o la zona en la que se encuentra determinan cómo debe actuar el paciente. Los ejercicios para corregir la escoliosis pueden resultar altamente efectivos, aunque deben realizarse siempre bajo recomendación médica.   

4 ejercicios para la escoliosis basados en estirar y fortalecer la espalda

A continuación te mostramos 4 ejercicios para la escoliosis que te ofrecerán beneficios tanto  inmediatos como a largo plazo.

ASEFA: 15% descuento ¡Si contratas antes del 15 de noviembre!

LO QUIERO

¿Cómo hacer bien los ejercicios para la escoliosis?

Hacer bien los ejercicios para la escoliosis es algo fundamental y que todos aquellos que la padecen se suelen preguntar. En primer lugar, hay que insistir en que los ejercicios deben realizarse de forma pausada, evitando los gestos bruscos o los cambios repentinos de postura. La respiración consciente debe acompañar a cada movimiento. En casos graves, los ejercicios prohibidos para la escoliosis serán todos aquellos que generen un fuerte impacto en la columna debido a golpes y saltos con peso, como por ejemplo el baloncesto, el fútbol o el rugby. Muchos pacientes se preguntan cómo aliviar las hernias discales y los dolores de espalda sin recurrir a la cirugía. Aquí es donde tienen mucho que decir los ejercicios para la escoliosis 

¿Es bueno realizar deporte aunque se sufra escoliosis?

La respuesta es que sí, aunque con matices. Entre los consejos para cuidar tu espalda lo más importante está en vigilar tu postura corporal día a día. Mantener la espalda recta, pero manteniendo sus curvaturas naturales, es clave, ya sea en posición sentada, de pie o caminando. Tomar conciencia de la posición de la columna vertebral es algo que puede conseguirse practicando algunas actividades físicas. Son conocidas las ventajas del yoga para el dolor de espalda, aunque otros ejercicios para la escoliosis como el pilates han demostrado ser efectivos, porque refuerzan la zona abdominal y lumbar del tronco, además de poner el énfasis en la importancia de la respiración. Otros deportes, como el aquafitness o algunos estilos de natación, también tienen efectos positivos.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here