Introducción

El aborto diferido, que también conocemos como aborto retenido, es aquel que tiene lugar durante el primer trimestre del embarazo. Por lo general, se debe a una situación por la que el feto no progresa y deja de crecer durante el embarazo.

A pesar de que muchos padres creen que esto puede tener que ver con alguna acción realizada por ellos, nada más lejos de la realidad. Más adelante, comentaremos las principales causas del aborto retenido, pero en ninguno de los casos hay que sentirse culpable, pues se deben a motivos variados que no se pueden evitar. Así mismo, no debemos tener miedo ante un nuevo embarazo, pues este tipo de aborto no tendría por qué repetirse.

¿Por qué sucede el aborto diferido?

Las principales causas que debemos conocer por las que se produce el aborto retenido son cuatro: perfil genético, anatomía uterina, infecciones o enfermedades de otro tipo como inmunológicas, endocrinológicas o sanguíneas.

Cualquiera de estos factores puede llegar a propiciar este tipo de aborto, pero en ningún caso debemos sentirnos culpables o intranquilos ante la posibilidad de iniciar un nuevo embarazo. Los profesionales médicos recomendarán en cada caso cuáles son las pautas a seguir para preservar la salud de la mujer. Seguidamente, detallamos los principales motivos que pueden llevar a producir este tipo de aborto, que suele tener lugar durante el primer tercio del embarazo.

Causas genéticas

Al juntar un óvulo y un espermatozoide para formar un embrión, es posible que se dé alguna malformación a nivel de los cromosomas. Esto puede afectar a alguno de ellos o incluso al número total de estos. Si bien es cierto que, en algunos casos, estos embarazos pueden llegar a término, lo más normal es que nuestro cuerpo los rechace, generando un aborto espontáneo para frenarlo.

El desarrollo embrionario es un proceso muy controlado por diversos factores en nuestro cuerpo. Así, cuando este detecta algún tipo de anormalidad, generalmente la frena para que se paralice el proceso. Sin embargo, esto no tiene por qué suceder en un nuevo intento de embarazo.

Morfología uterina

La forma que presenta el útero de cada mujer puede ser una razón de aborto, al no permitir la adhesión del embrión al mismo. De hecho, se estima que entre un 4 y un 7 % de las mujeres tienen malformaciones uterinas que pueden dar lugar a este desenlace.

Ahora bien, no todas las malformaciones son idénticas y algunas pueden mejorar la adhesión con un segundo intento. Entre los principales tipos de útero encontramos el dismórfico (paredes del útero más gruesas), el septado (con un tabique interno que puede dividir al útero en dos cavidades), el bicorpóreo (con una escotadura hacia la parte central), el hemiútero (con una segunda cavidad) o el útero aplásico (sin desarrollo completo). Los más frecuentes son el útero dismórfico o septado, que sí pueden llegar a desarrollar un embrión en perfecto estado.

Enfermedades que afectan a la sangre, al sistema inmune o al sistema endocrino

Las enfermedades de este estilo afectan a todo el cuerpo y a los órganos de este, con lo que también es posible que encontremos consecuencias durante el embarazo. En estos casos, habrá que consultar con el médico cuáles son las mejores pautas a seguir para el embarazo y si es preciso tomar alguna medicación.

El cuidado de la salud es fundamental durante toda la vida, pero especialmente durante la etapa de embarazo. Por tanto, hay que consultar con los profesionales cualquier enfermedad que pueda afectar a nuestro organismo y, por tanto, al embrión en desarrollo.

Presencia de infecciones

Los virus y las bacterias que nos afectan a nosotros de un modo, pueden llegar a provocar otros daños diferentes en el feto. Así, una de las bacterias más dañinas para el desarrollo embrionario es Listeria monocytogenes, que se encuentra de forma natural en infinidad de lugares. Las mujeres no suelen tener problemas al ingerirla normalmente en su dieta o estos efectos se reducen a dolores de barriga y vómitos. Sin embargo, puede llegar a producir malformaciones en el feto que terminan por desembocar en un aborto diferido.

¿Qué hacer cuando se detecta este aborto?

Lo más normal es que este tipo de aborto sea detectado por un profesional en las revisiones médicas que se llevan a cabo durante el embarazo. En este momento, el médico nos indicará qué tratamiento o qué pautas seguir para la eliminación de los restos de este embarazo que ha finalizado.

Una de las opciones es mantener una actitud expectante. El propio cuerpo expulsa el contenido una vez que se da cuenta de que ese embarazo no va a llegar a término. Esta opción puede recomendarse en el caso de las primeras semanas donde el cuerpo apenas ha sufrido cambios y, por tanto, no hay riesgo para la mujer. Debido a que se trata de un proceso muy abierto, es imprescindible realizar comprobaciones médicas cada poco tiempo para garantizar que no se vayan a producir infecciones.

Otra de las opciones que podemos encontrar es recurrir a tratamientos farmacológicos. Estos fármacos facilitarán la dilatación del cuello del útero y eso llevará a la expulsión del feto y los restos asociados a este.

La tercera de las opciones que encontramos es recurrir a un legrado. Este procedimiento incluye cirugía, con la correspondiente anestesia y el ayuno propio de las operaciones. En este caso, se puede optar por un raspado o por una aspiración y el embrión se eliminará de forma inmediata. No obstante, es probable que queden otros restos que se eliminarán paulatinamente.

Conclusión

En definitiva, el aborto diferido es una de las razones que puede poner en peligro la salud de la mujer y la de su pareja, especialmente a nivel psicológico. La maternidad y el embarazo son dos procesos complejos en cuanto a las modificaciones sufridas en el cuerpo, por lo que es imprescindible controlar a las personas que están pasando por estos periodos. Disponer de un seguro médico de calidad, que nos ofrezca asesoramiento y garantía de cuidados da mucha tranquilidad a las parejas que están pasando por esta etapa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here