La visión borrosa repentina transitoria es una dolencia relativamente común que afecta a personas de distintas edades y que en muchas ocasiones no reviste gravedad. En este artículo vamos a descubrir qué causas originan este problema de la vista, cómo prevenirla y cómo actuar en el caso de sufrir un episodio de este tipo. 

app chat médico isalud

¿Qué es la visión borrosa transitoria?

La visión borrosa repentina transitoria es una momentánea pérdida de agudeza visual que puede originar cierta incapacidad para distinguir los pequeños detalles de la manera adecuada, aunque depende del grado en el que nos afecte. Otros síntomas de la visión borrosa repentina transitoria son la dificultad de tener una visión correcta de los contornos de los objetos, la imposibilidad de distinguir de manera óptima los colores o la dificultad para apreciar la distancia que existe entre dos objetos o personas.  

¿Qué causas están detrás de la visión borrosa repentina transitoria?

Antes de definir cuáles son las causas y el tratamiento de la visión borrosa repentina transitoria hay que insistir en que esta dolencia se caracteriza precisamente por ser momentánea, es decir, que aparece en un espacio de tiempo corto. Sufrir episodios de este tipo de manera habitual o con mucha duración debe ponernos en alerta, tal y como explicaremos en el siguiente apartado. Las principales causas de la visión borrosa repentina transitoria son las siguientes: 

  • Dolores de cabeza. Las cefaleas y las migrañas, sobre todo si son de mucha intensidad, pueden ocasionar episodios de visión borrosa. Deben seguirse los consejos para combatir el dolor de cabeza, como hidratarse, descansar o tumbarse en una habitación silenciosa y con poca luz.
  • Fijación de la vista en pantallas electrónicas, lo que genera fatiga ocular. Pasar un largo periodo de tiempo, sin descanso para la vista, frente a ordenadores, tablets, teléfonos móviles, televisores y otros dispositivos puede dar lugar a una visión nublada repentina. En este caso, la visión borrosa repentina entra dentro de la clasificación de enfermedades tecnológicas. Es aconsejable descansar al menos cinco minutos por cada hora ante una pantalla y asegurarse que no hay reflejos de la luz en ella.
  • La falta de sueño. Dormir menos de lo aconsejado, o hacerlo de manera interrumpida, puede derivar en un cansancio crónico que genere visión borrosa repentina. El estrés por exceso de trabajo, acompañado por la falta de descanso, es otro causante de episodios transitorios de pérdida de visión. Procura dormir alrededor de 8 horas al día, evitando comer o beber productos que puedan alterar el sueño en las horas previas a éste. Evita el sedentarismo y acondiciona tu para que sea silencioso, tenga con poca luz y esté a la temperatura adecuada. 
  • Exposición a agresiones visuales. Una exposición prolongada a la luz del sol o un exceso de claridad pueden perjudicar a la visión e incluso hacerla borrosa. Otros factores ambientales negativos pueden ser el viento o un exceso de ruido. Utilice gafas de sol adecuadas y evite lugares con mucho viento o sonidos fuertes prolongados 

¿Qué hacer cuando la visión borrosa se vuelve habitual?

Cuando la visión borrosa deja de ser ocasional y se convierte en recurrente, debe despertar nuestra atención, porque podemos encontrarnos ante una situación más grave. Es el caso de la rosácea ocular, una inflamación que origina una sensación de picazón en los ojos, junto con ardor y enrojecimiento. Además, la visión borrosa repentina puede estar causada por cataratas, una degeneración macular asociada a la edad, glaucoma, defectos refractivos, etinopatía diabética o prebicia 

Hay otras situaciones relevantes más en las que podemos sufrir la visión borrosa en un ojo repentina, en concreto dos, por lo que debemos saber qué es un orzuelo enquistado y cuáles son los síntomas de glaucoma. En el primer caso, se trata de una tumefacción indolora de evolución lenta. En el caso de que sea lo bastante grande y realice presión contra el globo ocular, puede dar lugar a la visión borrosa. En el caso del glaucoma, podemos apreciar una visión borrosa repentina en un solo ojo, y hay que recordar que se trata de una dolencia que es asintomática e, incluso, puede conducir a la ceguera.  

Un seguro de salud para estar siempre seguro

Como hemos visto, la visión borrosa repentina transitoria no reviste especial gravedad, aunque hay que observas si sus síntomas se mantienen o si comienza a ocurrir con asiduidad, porque puede ser un indicativo de que nos encontramos ante una situación más grave. En iSalud contamos con seguros privados de salud que se encargarán de realizar todas las pruebas necesarias para dar con el diagnóstico adecuado. Los mejores centros y cuadros médicos pensando solo en tu salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here