Vuelta al cole estrés y ansiedad en niños y adolescentes

Vuelta al cole : estrés y ansiedad en niños y adolescentes

¿Tus hijos están nerviosos y tristes por la vuelta al cole? ¿Están más irritables o les cuesta dormir? Es normal. La mayoría de los niños y adolescentes sienten estrés y ansiedad por la vuelta al cole. Después de un periodo prolongado de vacaciones, el final del verano y por tanto, la vuelta a las clases, les provoca cierto nerviosismo. Las causas que provocan este estado son el cambio de rutina tan importante, el inicio de nuevos desafíos así como el miedo a lo desconocido. 
Los expertos aseguran que es fundamental el papel de los padres para aliviar el estado de nerviosismo de los hijos, sobretodo realizando un cambio de rutina antes de la llegada del inicio escolar. Es decir, unos días antes del inicio de las clases, cambiarles a los niños su rutina para habituarles a los nuevos horarios que tendrán. Un ejemplo de ello es que, unos días antes del primer día de clase, los niños se vayan a dormir más temprano de lo habitual en vacaciones y levantarles por la mañana más temprano. De esta manera los niños no tendrán un cambio drástico y tendrán un mejor sueño. Asimismo los padres deben motivar a los hijos con nuevos retos y desafíos del curso escolar. Repasar con ellos los aspectos más positivos y las actividades que más les pueda ilusionar. 
Te proponemos algunos consejos para aliviar el nerviosismo y ansiedad de los hijos causado por la vuelta al cole:
1. Realiza una primera visita al cole.
 En el caso de los niños más pequeños, es recomendable realizar una primera visita para una primera toma de contacto con el colegio: maestros, las aulas, el patio, etc. Así  el niño puede empezar a familiarizarse con el centro. 
2. Conversa positivamente con los niños. 
Muestra ilusión y habla activamente y de forma entusiasta con ellos. Ensalza las cosas positivas que les puedan generar ilusión, como el reencuentro con los amigos de clase o las actividades deportivas.  
3. Cambia de rutina con antelación. 
Para que tus hijos se puedan habituar lo más rápido posible a los nuevos horarios escolares, es importante que unos días antes del inicio escolar, los niños se vayan a dormir temprano y se levanten pronto. Es importante porque así conseguimos que los niños tengan una buena calidad de sueño y estén activos y descansados.
4. Juega con los niños a maestros/alumnos.
 En el caso de los niños más pequeños, se puede jugar con ellos a maestros y alumnos. Por ejemplo jugar a un día de clase normal donde tú eres el maestro y el niño es el alumno. De esta forma recuerdan la rutina de clases que tenían. 
5. Gestiona tu propia ansiedad. 
Los niños buscan en sus padres la calma y tranquilidad que no tienen ellos. Por tanto, aunque estés nervioso por el inicio de sus clases, transmite a los niños toda la tranquilidad, la calma y el apoyo que puedas. 
Tal y como confirman los expertos, es absolutamente normal que los niños y adolescentes sufran estrés y ansiedad por la vuelta al cole. Sin embargo, se debe tener un cuidado especial con los niños que muestran síntomas mayores como dificultad para conciliar el sueño, dolores de estómago o falta de apetito. En aquellos casos en los que los síntomas sean mayores y más prolongados en el tiempo, se recomienda solicitar apoyo de expertos así como pedir ayuda también al centro escolar por si pudiera existir algún problema mayor.
En iSalud te damos todos los consejos para que la vuelta al cole de tus hijos sea lo más positiva posible.
Contrata tu seguro de salud online y disfruta de la máxima tranquilidad.

La vuelta al cole puede generar que tus hijos estén nerviosos y tristes. Pueden estar más irritables y que les cuesta dormir.

La mayoría de los niños y adolescentes sienten estrés y ansiedad por la vuelta al cole.

Después de un periodo prolongado de vacaciones, la vuelta a clase les provoca cierto nerviosismo.

Las causas que provocan este estado son el cambio de rutina tan importante, el inicio de nuevos desafíos así como el miedo a lo desconocido. Los expertos aseguran que es fundamental el papel de los padres para aliviar el estado de nerviosismo de los hijos, sobretodo realizando un cambio de rutina antes de la llegada del inicio escolar. Es decir, unos días antes del inicio de las clases, cambiarles a los niños su rutina para habituarles a los nuevos horarios que tendrán. Un ejemplo de ello es que, unos días antes del primer día de clase, los niños se vayan a dormir más temprano de lo habitual en vacaciones y levantarles por la mañana más temprano. De esta manera los niños no tendrán un cambio drástico y tendrán un mejor sueño.

Asimismo los padres deben motivar a los hijos con nuevos retos y desafíos del curso escolar. Repasar con ellos los aspectos más positivos y las actividades que más les pueda ilusionar.

Te proponemos algunos consejos para aliviar el nerviosismo y ansiedad de los hijos causado por la vuelta al cole:

1. Realiza una primera visita al cole. En el caso de los niños más pequeños, es recomendable realizar una primera visita para una primera toma de contacto con el colegio: maestros, las aulas, el patio, etc. Así  el niño puede empezar a familiarizarse con el centro. 

2. Conversa positivamente con los niños. Muestra ilusión y habla activamente y de forma entusiasta con ellos. Ensalza las cosas positivas que les puedan generar ilusión, como el reencuentro con los amigos de clase o las actividades deportivas.  

3. Cambia de rutina con antelación. Para que tus hijos se puedan habituar lo más rápido posible a los nuevos horarios escolares, es importante que unos días antes del inicio escolar, los niños se vayan a dormir temprano y se levanten pronto. Es importante porque así conseguimos que los niños tengan una buena calidad de sueño y estén activos y descansados.

4. Juega con los niños a maestros/alumnos. En el caso de los niños más pequeños, se puede jugar con ellos a maestros y alumnos. Por ejemplo jugar a un día de clase normal donde tú eres el maestro y el niño es el alumno. De esta forma recuerdan la rutina de clases que tenían. 

5. Gestiona tu propia ansiedad. Los niños buscan en sus padres la calma y tranquilidad que no tienen ellos. Por tanto, aunque estés nervioso por el inicio de sus clases, transmite a los niños toda la tranquilidad, la calma y el apoyo que puedas. 

Tal y como confirman los expertos, es absolutamente normal que los niños y adolescentes sufran estrés y ansiedad por la vuelta al cole. Sin embargo, se debe tener un cuidado especial con los niños que muestran síntomas mayores como dificultad para conciliar el sueño, dolores de estómago o falta de apetito.

En aquellos casos en los que los síntomas sean mayores y más prolongados en el tiempo, se recomienda solicitar apoyo de los médicos y especialistas en pediatría así como pedir ayuda también al centro escolar por si pudiera existir algún problema mayor.

En iSalud te damos todos los consejos para que la vuelta al cole de tus hijos sea lo más positiva posible.

Contrata tu seguro de salud online y disfruta de la máxima tranquilidad.

También te puede interesar...