Introducción

Conocer muy bien la anatomía del pene y, en general, la de los genitales masculinos es una necesidad, pues se trata de estructuras complicadas y que pueden sufrir algunas enfermedades. Estas pueden afectar el aspecto de la piel o el prepucio, o estructuras más profundas. Para poder detectar precozmente cualquier alteración y prevenir estas patologías es conveniente que conozcamos cuáles son las características de estas estructuras en su estado normal.

El pene es el órgano copulador que permite el paso del semen hacia los genitales femeninos. También funciona como parte del sistema urinario, ya que facilita el vaciamiento de la vejiga durante la micción.

El aparato reproductor masculino, además, consta de los testículos, que están incluidos en una estructura en forma de bolsa llamada escroto y contiene un músculo llamado cremáster, que retrae los testículos y los acerca al cuerpo. Estos son los órganos externos, pero existen algunos internos de menor tamaño y con diferentes funciones. Entre ellos están la próstata, los conductos eyaculatorios, las glándulas de Cowper y las vejigas seminales.

Anatomía del pene

Este órgano es cilíndrico, aunque algo más estrecho en su base, y suele tener una longitud de entre 9 y 13 centímetros en reposo. En estado de erección puede alcanzar una medida de entre 11 y 19 centímetros.

Estructura interna

Lo que le brinda al pene su forma, tamaño y capacidad para la erección son 3 cuerpos cilíndricos. Los cuerpos cavernosos son 2 y se ubican cerca de la superficie dorsal. El tercero se denomina cuerpo esponjoso, contiene la uretra y está ubicado en la cara ventral.

Estos cuerpos tienen la particularidad de contener tejido eréctil, conformado por espacios y lagos que le dan la apariencia de una esponja. Son estructuras que se llenan de sangre durante la erección, gracias a que los vasos capilares ubicados allí cuentan con paredes musculares. Esto permite que puedan cerrarse para permitir que se acumule la sangre, que al colmar estos espacios produce la erección.

Partes del pene

Debemos saber que este órgano está constituido por tres partes, que son la raíz, el glande y el cuerpo. Una estructura externa muy importante es el ligamento suspensorio, cuya función es fijar el pene a la sínfisis púbica y retraerlo cuando hay una erección, con lo cual lo coloca en un ángulo de entre 45 y 90 grados respecto al eje vertical del cuerpo. Esta posición facilita la penetración durante el coito. Un segundo ligamento, llamado fundiforme, fija la raíz del pene a la pared abdominal.

1. La raíz

La raíz es una porción interna, no visible, que está diseñada para fijar el pene al resto de las estructuras de la pelvis. Se compone del bulbo del cuerpo esponjoso y de las raíces de los cuerpos cavernosos, que en esta zona están separados. Hay dos músculos que también lo integran, el bulboesponjoso y el isquiocavernoso.

Todas las estructuras están contenidas en un espacio llamado bolsa perineal superficial, limitada en la parte superior por el peritoneo y en la inferior por el periné.

2. El cuerpo

Es la parte visible y externa del órgano. Carece de tejido muscular excepto por algunas prolongaciones de los músculos ubicados en su raíz. El cuerpo esponjoso contiene la uretra y al endurecerse durante el acto sexual impide que colapse con la erección, con lo cual permite el paso del semen.

Está conformado principalmente por los 3 cuerpos, cavernosos y esponjoso, y además contiene vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas. En el dorso del pene puede apreciarse con frecuencia una gran vena y, además, existen 2 importantes arterias en la misma zona, pero que no son visibles. El conjunto está rodeado de una vaina elástica de tejido conectivo muy firme que se llama túnica albugínea.

3. El glande

Esta porción del pene tiene forma cónica con un rodete o pliegue en su base que se llama corona del glande. Es muy sensible gracias a la densidad de terminaciones nerviosas que alberga y su función es facilitar la penetración, lo que se logra gracias a su configuración. Está constituido por la prolongación del cuerpo esponjoso. En esta zona la uretra tiene una luz más amplia, lo que llamamos bulbo uretral.

4. El prepucio

Tanto el cuerpo del pene como el glande están cubiertos por piel, que en la medida que se hace distal es más móvil. Sobre el glande cuenta con una gran capacidad para desplazarse sobre las estructuras subyacentes y en esta zona se le llama prepucio. Tiene importantes funciones en el coito y, además, protege la zona del glande.

Esta piel es muy elástica y en la cara interna está revestida de mucosa lubricada. Si se retrae totalmente el prepucio, podremos observar en sentido distal-proximal el glande y el prepucio interno, ambos de aspecto mucoso. Luego está el prepucio externo, parecido a la piel del pene.

En la cara ventral del glande está lo que se conoce como frenillo del pene, que une el prepucio al glande. La continuación de este frenillo en el borde del prepucio se conoce como banda acanalada. Es una estructura rugosa que contiene de 8 a 10 pequeñas crestas.

La abertura del prepucio se llama anillo prepucial y en ocasiones es muy estrecha, cuando hay fimosis o parafimosis. La cavidad del prepucio es la zona entre este y el glande y requiere de especiales cuidados higiénicos. Por este motivo, o por razones médicas, de salud sexual, culturales o religiosas, el prepucio es eliminado con frecuencia en una proporción variable mediante una sencilla intervención quirúrgica llamada circuncisión. El nombre viene del término latino circumcidere, que quiere decir cortar alrededor y el propósito es dejar el glande al descubierto y eliminar la cavidad del prepucio.

Conclusión

El pene está constituido por una serie de órganos y estructuras. Gracias a ellos puede cumplir con complejas funciones como son la reproducción, la cópula y la excreción de la orina. Mantener su cuidado y la higiene necesarios nos permite conservar la salud del aparato reproductor masculino. Debemos acudir a consulta con el urólogo si sospechamos una anomalía es su aspecto o funcionamiento en busca de diagnósticos para sus enfermedades y tratamientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here