• Este desorden del sueño es el más común y puede afectar prácticamente a cualquier persona

¿Qué es el insomnio?

Es el desorden del sueño más común, que afecta a cualquier persona. Se manifiesta como una dificultad para conciliar el sueño (Insomnio inicial) o de mantener el sueño, al despertarse frecuentemente durante la noche o despertarse muy temprano antes de lo planeado (insomnio terminal).

Existe también el insomnio agudo, cuando dura menos de 4 semanas; subagudo cuando dura entre 4 semanas y 6 meses y cónico si dura más de 6 meses. Ante este problema es normal querer buscar remedios para el insomnio que resulten eficaces y que permitan un buen descanso. 

¿Cómo combatir el insomnio?

  • Lo primero es actuar sobre las causas modificables que provocan el insomnio; como el estrés, la ansiedad y la depresión. 
  • Cambiar malos hábitos de estilos de vida, como el cigarro, alcohol, cafeína, drogas, factores del entorno, cambios de horario. 
  • Se aconseja, en estudios recientes; que se tengan relaciones íntimas satisfactorias antes de dormir, ya que estas mejoran la calidad del sueño. 
  • Respeta tus horarios: Si te desvelas unos días o te despiertas tarde otros, puede provocar un desbalance en tu cuerpo. Lo mejor es tener horarios establecidos. Acostarse y levantarse siempre a la misma hora, de este modo se normaliza los ciclos biológicos que se relacionan con el sueño y resulta un buen remedio para el insomnio.  
  • Cheque y control de tu estado de salud. Determinadas enfermedades como el hipertiroidismo influyen en los horarios del sueño. 
  •  Determinadas fases de la vida y cambios fisiológicos, pueden causar este trastorno del sueño; como los insomnios en la menopausia y el envejecimiento. 
  • Existen determinados fármacos que se pueden corregir con tu médico de cabecera, que provocan insomnio como, algunos antihipertensivos, anticolinérgicos, hormonas, estimulantes, esteroides, antidepresivos, broncodilatadores, descongestionantes, antineoplásicos y la levodopa.

Encuentra tu seguro médico desde 9€ al mes

LO QUIERO

Remedios caseros para el insomnio

  1. Tomar leche caliente: La leche contiene una hormona llamada melatonina, que se relaciona con el sueño profundo. Gracias a esto, la leche tibia es efectiva para combatir el insomnio y otros problemas para dormir.
  2. Zumo de cereza: eleva los niveles de melatonina.
  3. Infusión de lechuga, te ayuda a conciliar el sueño y dormir mejor. Alivia dolores ligeros, pues contiene algunas sustancias con efecto sedante y analgésico.

 

Remedios para el insomnio que son naturales

  • Acondicionar el dormitorio antes de dormir con una temperatura adecuada.
  • Modular la intensidad de la luz y evitar los ruidos (desconecte móviles y otros dispositivos electrónicos que puedan interferir) para evitar fundamentalmente el insomnio tecnológico.
  • Pasiflora y Amapola de California: Evitan los despertares precoces.

 

Remedios para el insomnio por ansiedad

  • La raíz de la valeriana, tiene propiedades sedantes ayudando a conciliar el sueño y a dormir de manera más profunda. La infusión de esta raíz o su extracto, es fácil de elaborar, pero se debe de tener cuidados de no excederse para que, por la somnolencia, no le cueste trabajo levantarse al otro día.
  • Tila y manzanilla: Una infusión de estas plantas, tiene un efecto sedante y contra la ansiedad. La tila te relaja y ayuda a mejorar la calidad del sueño. También combate la tensión muscular. La manzanilla relaja la musculatura.
  • Aromaterapia con lavanda. El aroma de esta planta ayuda a relajar el sistema nervioso, combatir el estrés y conciliar el sueño. Aromatiza tu habitación con aceites o inciensos de lavanda; o toma una infusión de esta planta, para aliviar el insomnio.
  • Infusión de flores de naranjo o azahares. Tienen un poderoso efecto ansiolítico y relajante, de manera que ayuda a dormir mejor. Toma una infusión de estas flores o inhala el aceite esencial durante unos minutos antes de ir a la cama.
[action full_width=”yes” content_in_grid=”no” type=”normal” text_font_weight=”900″ show_button=”yes” button_size=”large” button_target=”_self” padding_top=”5″ padding_bottom=”5″ text_size=”30″ button_text_color=”#ffffff” button_hover_text_color=”#dd3333″ button_background_color=”#dd3333″ button_hover_background_color=”#ffffff” background_color=”#ffffff” button_text=”LO QUIERO” button_link=”https://dkv.isalud.com/?campaign=BLOG-DK-PROMO ” button_hover_border_color=”#dd3333″]Promoción: tu seguro DKV Integral, ¡un 20% más barato![/action]

Actualmente, algunos de los mejores remedios para el insomnio, que permiten combatir la enfermedad, se han ido desarrollando en terapias efectivas como: 

  1. Yoga: Esta técnica de meditación permite encontrar un equilibrio entre el bienestar físico y mental. La meditación y la relajación, ayudan a regular los ciclos del sueño. 
  2. Musicoterapia. Ciertas músicas pueden ayudarte a dormir mejor, todo lo que hay que hacer, es escuchar música durante al menos 30 minutos antes de ir a dormir. Basta concentrarse en el sonido y relajarse, siempre con músicas suave. 
  3. Técnicas de relajación, masaje, cronoterapia y digitoterapia. También la natación.   
  4. Realizar ejercicios pocas horas antes de dormir, que no sean intensos; ayuda a combatir el estrés y la ansiedad. Resulta de gran ayuda para mejorar la calidad de sueño. Luego se da un baño, relajante. 
  5. Intervenciones terapéuticas, clasificadas en:  

 

  • Educación para la salud: Dar información tanto para que el paciente comprenda el origen de su problema, como para que conozca las medidas que se llevarán a cabo para resolverlo. 
  • Medidas de higiene del sueño como, evitar las siestas durante el día; mantener condiciones ambientales adecuadas para dormir (temperatura, ventilación, ruidos y luz). Tomar baños de agua a temperatura corporal por su efecto relajante. Evitar comidas copiosas antes de acostarse, limitar la ingesta de grandes cantidades de líquido antes de dormir, para evitar que la necesidad de acudir al baño de forma reiterada, interrumpa el sueño etc. 
  • Intervenciones psicológicas: Terapia conductual y terapia cognitivo- conductual, entre otras formas de terapias de grupo. 
  • Intervenciones farmacológicas: Estos remedios para el insomnio de índole farmacológico, incluyen, los hipnóticos antes de acostarse. Ansiolíticos, antidepresivos o neurolépticos, en los que presenten algún trastorno psicológico. Los tratamientos para el insomnio más frecuentes son los benzodiacepinas. También la zopiclona, barbitúricos y antihistamínicos H1.

Las noches de insomnio no son agradables y el sueño es necesario para el buen estado físico y mental del individuo. Existe una relación bidireccional entre el sueño y la salud. Por eso, de presentar insomnio es necesario ver a un especialista; de aquí la importancia de contar con adecuados seguros médicos o con un comparador de seguros médicos, necesario para la salud adecuada y vivir con un mejor estilo y calidad de vida.

Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here