Dormir poco aumenta las posibilidades de comer más y engordar, afectando tanto al estado anímico como al metabolismo.

Según un estudio realizado en la Universidad de Colorado Boulder, no dormir las horas necesarias durante la noche aumenta las posibilidades de coger peso porque se tiende a comer más de lo que se necesita. A más horas despiertos, más energía necesitamos. Por este motivo se ingieren más alimentos para sustituir las calorías que se consumen de más.

Como consecuencia de esto, el metabolismo se altera porque no dormimos las suficientes horas, provocando un aumento de apetito e ingiriendo alimentos más calóricos como los carbohidratos y, a la vez, quemamos menos grasas. Para evitar llegar a este punto, es recomendable que una persona adulta duerma entre siete y nueve horas.

Esta investigación, que se realizó monitorizando a 16 jóvenes, demostró que los adultos que dormían menos horas ingerían más alimentos de los necesarios, aparte de calóricos, contribuyendo al aumento de peso. Es por ello que los especialistas recomiendan una cena ligera, con alimentos ricos en proteínas porque te ayudarán a tener un sueño más reparador, a estar más descansado durante el día, favorecerán la recuperación metabólica, potenciarán la regeneración muscular y producirán hormonas.

En isalud.com te ofrecemos el seguro de salud que mejor se adapta a tus necesidades, con la póliza dental completa incluida y sin ningún tipo de copago.

Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here