¿Qué es el hipertiroidismo? Se trata de un trastorno que concierne a muchas personas debido a una afección de la glándula tiroides, la cual lleva a una producción elevada de la hormona tiroidea. A menudo, esta afección se denomina tiroides hiperactiva y debe tratarse lo antes posible, ya que las personas que lo tienen podrían sufrir otras enfermedades más graves como consecuencia de dicha glándula en tal estado.

Hipertiroidismo: síntomas y principales causas

Esta afección es un aspecto bastante serio, ya que la glándula tiroides es un órgano importante del sistema endocrino, ubicado en la parte frontal del cuello y justo debajo de la clavícula. Esta glándula se encarga de producir hormonas que controlan la forma en que cada célula usa la energía, siendo un proceso conocido como metabolismo.

Por tanto, esta afección implica que el proceso no se lleve del todo bien, lo que hace que el organismo manifieste una serie de síntomas que debemos tener en cuenta para corroborar si tal afección existe en nuestro cuerpo. Por ejemplo, las personas que sufren de esta enfermedad suelen tener pérdidas de peso involuntarias, pese a que sigan comiendo como antes, así como taquicardias y arritmias.

De hecho, al ser un órgano tan conectado con el sistema endocrino lleva a que los síntomas se manifiestan por diferentes puntos del organismo. Además de los citados, otros síntomas son las palpitaciones constantes, la sensación de nerviosismo y ansiedad, los temblores en manos y dedos o la sudoración.

Del mismo modo, hay que estar atentos a los cambios en los hábitos intestinales, la fatiga y debilidad muscular, las dificultades para dormir, la piel delgada o la caída del cabello por un debilitamiento del mismo. Incluso, las mujeres pueden sufrir cambios en sus patrones de menstruación.

Ante esta tesitura, muchas personas acuden a su seguro de salud para comprobar qué les está ocurriendo y entonces los profesionales, una vez que hacen más prueban, determinan si dicha enfermedad puede estar presente. Y en caso afirmativo, proponen un tratamiento adecuado en función del sexo, la edad, el peso o los propios hábitos de la persona afectada.

¿Cuál es el tratamiento del hipertiroidismo?

Debemos aclarar que existe tratamiento para esta enfermedad, aunque siempre dependerá del estado de la persona y el grado de afección que tenga. En cualquier caso, el primer paso se da acudiendo a un especialista que emita un diagnóstico certero y marque el camino con un tratamiento adecuado. Así, esta enfermedad suele tratarse con estas opciones:

- Toma de medicamentos antitiroideos como el propiltiouracilo o el metimazol, los cuales reducen o bloquean los efectos de la generación de glándulas por parte de la hormona tiroides.

- Aplicación de yodo radiactivo con el objetivo de eliminar la tiroides y frenar la citada producción excesiva de hormonas.

- Cirugía para extirpar la tiroides.

Tanto esta la opción de la cirugía como la aplicación de yodo implica que las personas tienen que tomar unas pastillas sustitutivas de esta hormona para el resto de su vida, ya que hablamos de un tipo de secreción necesaria para el desarrollo de las tareas por parte del organismo.

En cambio, los medicamentos de bloqueo pueden ser recetados para el tratamiento de síntomas como el aumento de la frecuencia cardiaca, los temblores, la sudoración o la ansiedad con el objetivo de controlar esta afección.

Con todo, hay que decir que estos tratamientos son estables e incluso algunas causas pueden llegar a desaparecer sin tratamiento. Sin embargo, sí es aconsejable que si tenemos estos síntomas acudamos a un especialista, ya que el paso del tiempo perjudica bastante a las personas porque comienzan las dificultades, algunas de ellas graves y que afectan bastante la calidad de vida de la persona que sufre esta enfermedad.

Igualmente, debemos decir que, aunque estos tratamientos estén muy conseguidos y la mayor parte de las ocasiones funcionan correctamente, también pueden producirse complicaciones derivadas de la propia afección o del estrés. Por ejemplo, los pacientes pueden presentar síntomas como fiebre, reducción de la lucidez mental y dolores abdominales, en cuyo caso sería necesario el tratamiento en un hospital.

Otras complicaciones llevan a problemas cardiacos más graves y osteoporosis, mientras que las complicaciones vinculadas con la cirugía incluyen desde la cicatrización del cuello hasta un nivel bajo de calcio, debido al déficit de producción de esta hormona. Por tanto, es fundamental que contactemos con un especialista cuando notemos estos síntomas y, sobre todo, tener prevención si hay antecedentes familiares.

En cuanto a las recomendaciones para las personas que lo padezcan, deben seguir una vida tranquila y una alimentación saludable que ayude al organismo y supla el déficit de producción de esta hormona. Es más, los tratamientos suelen incluir dietas propias en función del estado de salud de cada paciente.

En resumen, el hipertiroidismo es una afección que lleva a que las personas tengan una mayor producción de estas hormonas y su sistema endocrino se vea alterado, de ahí que sea necesario acudir a especialistas cuando existan los síntomas indicados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here