La fisioterapia es muy recomendable durante el embarazo debido a su capacidad de fortalecer los diferentes músculos del cuerpo, como el suelo pélvico, así como de atenuar los dolores que se sufren a causa de los distintos cambios corporales.

Cambios corporales de una mujer embarazada

A lo largo del embarazo se producen distintos cambios corporales en el cuerpo de la mujer embarazada. En primer lugar, notaremos que se acumulan los líquidos debido a una menor circulación por debajo de la cintura. Además, la musculatura del suelo pélvico, debido a la presión que el embarazo ejerce sobre la pelvis, se verá afectada. Igualmente, aparecen cambios como la orina frecuente, un posible extreñimiento o los pechos sensibles e hinchados, de manera más intensa que la semana antes de la menstruación.

Las embarazadas, a menudo comienzan a sufrir náuseas, cansancio o cambios hormonales que afectan a su estado de ánimo. Pero también, es importante otro de los cambios físicos más frecuentes, que es la carga excesiva que sufren los músculos de los lumbares, puesto que dicha sobrecarga hace que muchas mujeres acaben padeciendo ciática. El abdomen se puede hinchar debido también a los cambios hormonales. Es posible que, aunque durante el día estemos cansadas, luego padezcamos insomnio, para combatir esto, los movimientos fisioterapéuticos ayudan en gran medida.

Cómo ayuda la fisioterapia en el embarazo

La fisioterapia es muy beneficiosa para la salud, y este factor se acentúa durante el embarazo. Hay diferentes beneficios claves a los que nos puede ayudar este tipo de terapia corporal.

1. Ayuda a la prevención

En primer lugar, nos puede ayudar a prevenir lesiones que, por desgracia, están fuertemente relacionadas con el embarazo. Algunas de ellas son la ciática, como hemos mencionado, a causa de la sobrecarga de los lumbares, así como la lumbalgia. También, podrán prevenir las afectaciones del tejido de nuestro abdomen.

2. Previene la retención de líquidos

El embarazo genera que la circulación de las extremidades inferiores de nuestro cuerpo sea mucho menor, lo cual contribuye al aumento de la acumulación de líquidos. Un fisioterapeuta puede ayudar a eliminar dicha acumulación e incluso a prevenirla a través de un masaje evacuativo. Además de eliminar la hinchazón a causa de la retención de líquidos, también ayuda a aliviar las piernas cansadas.

3. Alivia el dolor

A lo largo de los meses del embarazo, podemos sufrir diferentes tipos de dolores, a veces se deben a la postura corporal, y otros a al peso extra que vamos añadiendo en el abdomen, lo cual se manifiesta principalmente en el cuello y en la espalda. Los fisioterapeutas prescriben ejercicios personalizados para las embarazadas y alivian este tipo de dolores, lo que incide positivamente en todos los aspectos de nuestra salud.

4. Fortalece el suelo pélvico

Otro de los principales beneficios que nos aporta es el fortalecimiento del suelo pélvico, debido a los ejercicios que podemos realizar enfocados a ello y que, además, nos preparan para el parto. Tonificar esta zona de nuestro cuerpo, así como promover su flexibilidad, nos facilita ese momento y evita futuras posibles secuelas, como puede ser la pérdida de orina. Algunas de las técnicas más frecuentes de ejercicio de suelo pélvico es el masaje perineal o la electroestimulación, entre otras.

Movimientos fisioterapéuticos adecuados para embarazadas

Los fisioterapeutas pueden prescribir ejercicios concretos y personalizados para ayudar al embarazo y al futuro parto. A continuación, queremos mostrarte algunos de los más sencillos y efectivos.

1. Movimientos pélvicos

Este movimiento consiste en ponernos con las rodillas flexionadas, con los brazos estirados al lado del cuerpo. Deberemos estar boca arriba, y el movimiento en sí se produce al tratar de agarrar tus propios tobillos, ya que esto hace que eleves la pelvis. Intenta aguantar la posición lo máximo posible, pues será beneficioso tanto para el suelo pélvico, como para los glúteos y el abdomen.

2. Movimientos de equilibrio

Este ejercicio se realiza manteniéndonos de pie, con las palmas de las manos juntas y tratando de aguantar el equilibrio mientras nuestro pie derecho se apoya en la rodilla izquierda. Debemos intentar aguantar en esta postura lo más relajadamente posible. Otra posibilidad es agarrar el pie derecho con la mano derecha y extender la pierna hacia atrás, de modo que fortaleceremos abdominales y espaldas.

3. Movimientos de fuerza

Este ejercicio fortalece nuestras piernas, el glúteo y el suelo pélvico, y consiste en mantenernos en equilibrio en cuclillas mientras tratamos de abrir las rodillas con nuestros codos, sin separar las palmas de las manos. No debemos olvidar mantener también las puntas de los pies mirando hacia delante.

4. Movimiento para lumbares

Este ejercicio sirve para fortalecer los lumbares, así como toda la espalda, lo cual puede ayudar a evitar que suframos ciática. Debemos encorvar la espalda mientras estamos a cuatro patas, de modo que estiremos cada una de nuestras vértebras. A continuación, tenemos que subir y bajar los lumbares.

Conclusión

En conclusión, la fisioterapia nos ayudará a corregir la postura, a fortalecer diferentes e importantes músculos, a nuestra circulación y a aliviar los diferentes dolores, como los de cuello, los de espalda o los generados por la mala postura. También, puede evitar la retención de líquidos y las piernas cansadas, comunes durante el embarazo.

Acudir a un fisioterapeuta durante el embarazo ayuda a que los cambios no acaben convirtiéndose en patologías, como puede ser la incontinencia de la vejiga, que es una de las secuelas más frecuentes, si bien no es de las más graves. Además, no solo fortalece los músculos y alivia, sino que también nos prepara para el momento del parto. Hay muchos ejercicios que pueden ayudarnos y que los fisioterapeutas prescriben de manera personalizada.

La fisioterapia es una clave fundamental en el embarazo y nos ayudará a sobrellevarlo a la hora de enfrentarnos a los cambios que se producen y a hacer frente a los dolores y síntomas frecuentes. Es una parte imprescindible de nuestra salud durante todo el periodo de gestación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here