Las personas que padecen estreñimiento suelen consumir de manera habitual laxantes. Sin embargo, estos provocan que se vacíe el intestino como consecuencia de su irritación. Si miramos a largo plazo, el consumo de purgantes puede derivar en serios e irreversibles problemas. Por ese motivo, lo ideal sería consumir laxantes naturales que no irriten nuestro intestino.

¿Cuándo aparece el estreñimiento?

El estreñimiento es la incapacidad para tener menos de tres evacuaciones del intestino durante una semana. La dificultad para evacuar que persiste durante varias semanas se conoce como estreñimiento crónico. Esta situación puede afectar a nuestro estilo de vida y a nuestras actividades rutinarias.

Entre las causas que lo provocan hay que destacar las siguientes:

- Hipermotilidad intestinal. Se da cuando aparecen contracciones involuntarias o espasmos en una parte del intestino (donde se retienen las heces) y se impide una evacuación adecuada.

Hipomotilidad intestinal. En este caso, los músculos de nuestro intestino no cuentan con suficiente fuerza para realizar las contracciones necesarias para que podamos evacuar las heces.

- Debilidad de los músculos de la pared abdominal. Aquí se hace referencia a que no existe la presión suficiente para poder evacuar.

- Problemas rectales. Los músculos del recto no tienen el reflejo suficiente para que se produzca una defecación normal. También pueden existir lesiones locales que provoquen dolor.

Obstrucción mecánica del colon o del recto. Se da cuando existen, a nivel interno o externo, ciertas lesiones del ano o del intestino grueso.

Principales consecuencias

En el momento en que las heces no tienen la movilidad adecuada por su tránsito en el tubo digestivo, su evacuación no es eficaz. Esto puede provocar que se vuelvan secas y duras, lo que puede derivar en ciertas complicaciones para nuestra salud. Algunas de estas complicaciones son las siguientes:

- Heces que no se pueden eliminar. En este caso, se producirá una retención fecal indeseada. Se acumularán heces muy duras y se atascará el intestino.

- Hemorroides. Esta es una de las primeras consecuencias del estreñimiento. Al hacer fuerza para evacuar el intestino, podemos provocarnos una inflamación de las venas del ano o de su alrededor.

- Fisura anal. Las heces demasiado duras y grandes pueden provocar la rotura de la piel del ano.

Intestino que sobresale a través del ano. Si hacemos mucha fuerza para forzar la expulsión de las heces, podemos provocar que se estire una pequeña porción del recto y que sobresalga a través del ano.

7 laxantes naturales

A continuación, proponemos 7 formas con las que combatir el estreñimiento de una manera suave, reguladora y que favorecerá el tránsito intestinal sin que suponga dependencia o irritación. Además, hemos de recordar que el mejor momento para tomar estos alimentos para facilitar el trabajo del intestino es por la mañana (en ayunas).

Fibra soluble no fermentable: psilio

La ingesta de fibra aumenta tanto el volumen como la consistencia de las deposiciones. Por lo tanto, ayudará a expulsarlas con mayor facilidad.

Debemos prestar atención al tipo de fibra que consumimos; podemos diferenciar dos categorías:

- Fibra soluble: la que está presente en nueces, avena, lentejas, cebada, algunas frutas y vegetales. Esos alimentos absorben agua y se forma una especie de pasta o gel que ablanda las heces y mejora su consistencia.

Fibra insoluble: la encontramos en granos integrales, salvado de trigo y ciertos vegetales. Esta fibra añade volumen a las heces, por lo que también es de ayuda para la expulsión de los desechos.

El psilio es una de las mejores fibras solubles no fermentables. Es rico en mucílagos, atrae agua, se hincha y mejora el tránsito. Debemos mezclarlo con abundante agua y, posteriormente, consumir la textura gelatinosa resultante.

Ejercicio físico

Algunos estudios han demostrado la relación entre la reducción del estreñimiento y la práctica de una actividad física. Una buena opción es salir a caminar regularmente.

Manzanas con piel

Uno de los laxantes naturales osmóticos es la manzana con cáscara. Dicho de otro modo, este tipo de alimentos atrae hacia el interior del intestino agua, con lo que se reblandecen las heces y se facilita su tránsito. Esta fruta es rica en los dos tipos de fibra mencionados, por lo que es fenomenal para favorecer la regulación del intestino de forma natural.

Como recomendación a la hora de consumir la fruta con piel, es mejor optar por la ecológica. De este modo, nos aseguraremos de que las piezas de manzana no contienen ceras, pesticidas ni otras sustancias perjudiciales.

Semillas de lino

Igual que el psilio, las semillas de lino son un laxante natural con alto contenido en mucílagos. Para consumir estas semillas es necesario ponerlas en remojo durante unas horas. También podríamos recurrir a las semillas de chía, ya que su efecto es parecido.

Kiwi

Consumir en ayunas un kiwi maduro tiene un poder asombroso en las personas que padecen estreñimiento. Pero si no nos gusta su sabor, podemos prepararnos un batido con un kiwi, una pera, coco y manzana. De este modo no solo mejoraremos su sabor, sino que además estaremos incorporando mayor cantidad de fibra y agua.

Ciruelas pasas

Junto con la manzana, es otro de los laxantes osmóticos. Sus propiedades nutricionales son excelentes y se recomienda consumir entre 4 y 6 ciruelas diariamente. Podemos ponerlas a remojo durante la noche y consumirlas por la mañana.

Beber más agua

La deshidratación es una de las causas del estreñimiento, por lo que es importante que permanezcamos hidratados, especialmente si consumimos algunos de los laxantes naturales mencionados. En caso contrario, empeoraremos la situación, ya que la fibra absorberá el agua del tracto digestivo.

El agua carbonatada es una excelente forma de encontrar alivio. Nos rehidratará y hará que el intestino se vuelva a movilizar. A pesar de ello, no debemos excedernos y tomar cualquier tipo de refresco o bebida carbonatada, ya que eso no sería una buena elección para nuestra salud y podría empeorar el estreñimiento.

Importante: hacer caso a nuestro organismo

Por último, debemos saber que el estreñimiento podemos provocarlo nosotros mismos si no vamos al baño cuando nuestro cuerpo nos lo indica. En caso de padecer algún episodio, estos laxantes naturales podrán ayudarnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here