Sentir dolor debajo de la costilla derecha es un síntoma de que hay algo que no va bien. Un golpe o una neumonía pueden ser los detonantes de un dolor costal que dificulte llevar con normalidad el día a día. Sin embargo, sentir dolor debajo de la costilla derecha puede deberse también a otras muchas causas, que te contamos a continuación.

app chat médico isalud

El dolor en las costillas es algo poco común. ¿Qué suele producirlo? La mayoría de ellos se desencadenan debido a golpes que provocan traumatismos en esta zona del cuerpo. No obstante, sentir dolor debajo de la última costilla derecha está asociado a otras enfermedades respiratorias e incluso al cáncer.  

Síntomas de dolor debajo de la última costilla derecha

Hay que empezar a preocuparse por el dolor debajo de la costilla derecha cuando al presionar, duele y duele de una manera aguda, esto no es un dolor que viene y va, sino que permanece latente.  

Si el dolor debajo de la costilla derecha permanece durante unos días y dificulta de alguna manera el movimiento, sería mejor acudir al médico de cabecera para que proceda al diagnóstico, pues eso indica que hay algo que no va bien.  

Uno de los síntomas más comunes de este tipo de dolor es cuando se oprime el pecho y dificulta la respiración o, en algunas variantes, hace doloroso un simple estornudo o una tos. Y en el caso de que, al palpar la zona, se localice un bulto en la zona de las costillas, lo mejor sería acudir al médico inmediatamente.  

Posibles causas del dolor debajo de la última costilla derecha

¿A qué puede deberse el dolor debajo de la costilla derecha? Pues principalmente puede estar asociado a problemas renales, del páncreas, apéndice o incluso estar causado por un trastorno óseo en la zona de la cadera.  

En lo primero en lo que se suele pensar cuando se habla de un dolor en el costado es en los traumatismos. Los golpes en la zona costal son muy dolorosos y debido a que la caja torácica está continuamente abriéndose para respirar, la curación del dolor es algo lenta. En ocasiones estos se producen por accidentes laborales o puede que se den por otras causas, por lo que disponer de seguros médicos suele ser una buena opción para garantizar la asistencia sanitaria sin tener listas de espera. A la hora de elegir uno adecuado, muchos pacientes recurren a un comparador de seguros médicos para descubrir cuál es el mejor en función de la asistencia que prevén que van a necesitar.  

En los casos en los que no se ha producido un golpe en el pecho o en la zona de las costillas y no se manifiestan otros síntomas más allá del dolor debajo de la costilla derecha, se suele pensar en que es una costocondritis. ¿Esto qué significa? Pues que se trata de una inflamación de los cartílagos que unen las costillas que están encima del esternón, por lo que suele doler a la hora de presionar en la zona. Generalmente, en estos casos, los síntomas mejoran al cabo de unos días. La prescripción más recomendada suele ser descanso y de vez en cuando poner compresas calientes en la zona.  

Si lo que se percibe es un hormigueo o un ardor, después aparece una erupción cutánea, se trataría de un herpes probablemente. Estos síntomas suelen ir acompañados de dolor de cabeza, fiebre, sensación de malestar o dolor articular.

Dolor debajo de la costilla derecha: problemas de vesícula

Si nunca antes has sufrido de problemas de vesícula y de repente empieza a dolerte el costado derecho y sufres de coloración amarillenta en la piel y de algo de fiebre, es posible que se trate de problemas de vesícula, algo que debería comprobar también un especialista en la materia, ya que, por ejemplo, el hígado no suele doler a no ser que se encuentre muy inflamado.  

Las mujeres suelen ser, además, las que padecen mayoritariamente este dolor debajo de las costillas. Y es que son ellas las que sufren uno de los trastornos femeninos por excelencia: la osteoporosis. La osteoporosis debilita las estructuras óseas, de ahí que pueda causar dolor debajo de las costillas.  

No obstante, si el dolor persiste y dificulta realizar acciones cotidianas, lo más recomendable es acudir al médico que es quien diagnosticará y podrá recetar en consecuencia.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here