Detectar un niño disléxico permite que se lleven a cabo ciertas estrategias que pueden compensar este trastorno del desarrollo. La dislexia genera ciertos problemas de aprendizaje, si bien, no va unida en absoluto a la inteligencia. Algunos de estos problemas se generan a causa de la confusión de sonidos o letras, lo que supone un problema para expresarse, leer o escribir.

Detección precoz de la dislexia

Unos niños aprenden mucho más lentos que otros, y esto es algo normal. No obstante, hay que saber distinguir cuándo se trata de un ritmo distinto de aprendizaje y cuándo estamos hablando de dislexia. En los niños, hay algunos síntomas muy claros que muestran los indicios de esta, de los cuales te hablaremos en el siguiente apartado. La detección precoz es muy importante, ya que la dislexia es una de las principales causas del fracaso escolar, ascendiendo hasta una cifra del 40 %.

Sin embargo, cuando conseguimos detectarla de manera oportuna, los ejercicios existentes permiten que el resto de la vida del niño pueda desarrollarse de manera normal. Las herramientas de la dislexia serán más útiles cuanto antes se realice el diagnóstico de este problema del aprendizaje. Además, no solo se evitará un posible fracaso escolar, sino también los problemas de autoestima que de ella derivan o ciertas conductas perjudiciales que puede ir creando el niño.

Según la edad, la dislexia se hará notar de manera diferente; por eso, queremos hablar de cómo saber identificar a un posible niño disléxico para que, a continuación, sea posible acudir a los verdaderos profesionales de la salud y poner en práctica las herramientas que actualmente existen. Solo queda añadir que todos los síntomas no tienen que darse de forma conjunta, sino que es posible que solo se manifiesten algunos de ellos, unidos a un posible problema de adaptación con su entorno.

Pautas de tratamiento

El tratamiento para la dislexia precoz se puede manifestar a través de diferentes pautas. A continuación, vamos a mostrar algunas de las más efectivas que se pueden llevar a cabo desde el hogar.

1. Encontrar libros que despierten su interés

Una de las principales es encontrar libros que al niño le resulten interesantes, ya que así podrá concentrarse mucho mejor en las palabras y leerlas en voz alta para poder conocer los errores que comete. De este modo, y mediante la lectura de sílabas un poco más complejas, no solo incrementamos la destreza en la lectura, sino que hacemos que encuentre la correspondencia entre el sonido que oye o que pronuncia y las letras que está leyendo.

2. No ejercer presión

Aunque debemos insistir en el uso de estas herramientas para combatir los problemas de aprendizaje y hacer que el niño pueda llevar una vida normal, es importante saber cuándo parar y cómo hacerlo para no ejercer presión. El niño tiene que hacer un esfuerzo constante en su día a día, ya que en su aprendizaje siempre se encuentra detrás de las demás personas de su edad. Es necesario que se sienta apoyado, pero también es fundamental darle su espacio y que pueda descansar cuando lo necesite.

3. Hacer juegos didácticos

Los juegos son la manera más fácil de conectar con los niños. Cuando se trata de dislexia es también fundamental, ya que el niño puede sentirse lleno de tareas, pues necesita trabajar más que sus compañeros, así como sentirse presionado. Si aprovechamos las herramientas que nos aportan los juegos, la visión que tendrá del trabajo será muy diferente y, además, ayuda a crear vínculos.

4. Hacerle sentir motivado

Como hemos dicho con anterioridad, el apoyo es fundamental, y dentro de él se engloba el hecho de encontrar tareas que no le resulten tediosas. Leer o escribir para un niño que tiene dislexia es verdaderamente difícil, así que hay que encontrar la manera de que no pierda la motivación y de que siempre tenga claro que no es menos inteligente que el resto.

Cómo detectar un niño disléxico

Detectar la dislexia de forma precoz ayudará al niño a tener, en un futuro, menos problemas de aprendizaje. Por eso, queremos mostrar las claves para poder identificarla.

1. El desarrollo del lenguaje es más lento

Uno de los primeros indicios de la dislexia en un niño es que parece más pequeño al hablar. Uno de los ejemplos de este lento desarrollo se ve en la pronunciación de las sílabas. Por ejemplo, podría cambiarlas de sitio. También, es posible que confunda objetos y no consiga rimar o llamar a las cosas por su nombre, así como que le resulte muy complicado vocalizar nuevas palabras o recordar qué significan las palabras nuevas que ha aprendido. En el caso de niños un poco más mayores, es posible que tengan problemas tanto en gramática como en ortografía.

2. Dificultades motrices y rutinarias

Uno de los problemas más frecuentes en los niños con dislexia es que no consiguen mantener el equilibrio. A su vez, presentan ciertas dificultades a la hora de coger el lápiz, en el caso de niños que ya van al colegio, no pueden completar frases y tienen ciertas torpezas a nivel motriz. Por ejemplo, les resulta complicado correr, saltar, recortar, subir cremalleras, poner botones, etc. Además, suelen tropezarse mucho a causa de la falta de coordinación.

3. Problemas de conducta

Por desgracia, es relativamente frecuente que estos niños presenten problemas de conducta. La principal razón es que en el colegio suelen ser discriminados por otros niños. Además, tienden a ser impulsivos, a ser activos y a carecer de habilidades sociales, además de ser muy desorganizados.

4. Incapacidad para recordar lo aprendido

Los niños disléxicos tienen muchas dificultades a la hora de intentar recordar algo que acaben de leer. La dificultad que tienen en esta tarea hace que dejen de prestar atención, y esto dificulta que puedan memorizar. Además, suelen aburrirse con los libros.

Conclusión

En conclusión, un niño disléxico puede ser capaz de superar sus problemas de aprendizaje si se utilizan las herramientas adecuadas, especialmente cuando la dislexia se detecta de forma precoz. Estos niños son igual de inteligentes que los demás, y es necesario que se los enseñemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here