¿Qué es la ciática?

La ciática, también conocida como ciatalgia, neuritis ciática o lumbociática. Es una de las manifestaciones más común de dolor en la región lumbosacra o espalda baja, la pierna y hasta los dedos de los pies. Forma parte dentro de las radiculopatías (pérdida o disminución de la función sensitiva o motora de la raíz nerviosa en este caso del nervio ciático). Es un conjunto de síntomas más que un diagnóstico, por eso muchas veces es mal interpretada. La compresión o irritación del nervio causa los molestos síntomas, por lo que el tratamiento suele ser diferente, dependiendo de la causa que la esté provocando.

Causas que provocan los síntomas de ciática

Las causas de la ciática que son el eslabón fundamental para que se produzcan los síntomas de ciática; están relacionados con la compresión o irritación de una de las cinco raíces de los nervios espinales, derecho – izquierdo o ambos nervios ciáticos. Conocidos también como los nervios raquídeos lumbares o sacros, que se prolongan desde la médula espinal y atraviesan los músculos vertebrales para distribuirse a las zonas del cuerpo, son comprimidos o irritados por causas como:

  1. Hernias discales
  2. Estrechez de la médula espinal por artrosis, espondilitis y espondilolistesis. Por lo general la compresión es de los nervios lumbares L4 o L5 y de los sacros S1, S2 o S3 o con mucha menor frecuencia del nervio ciático en sí.
  3. Espasmos del músculo piriforme o piramidal de la pelvis
  4. Malos hábitos posturales
  5. Distenciones musculares en determinados deportistas y profesiones laborales de grandes esfuerzos, como en la construcción, bomberos, choferes.
  6. Entre otras causas que afectan el nervio ciático, que provocan dolor en la columna y también dolor en las piernas, se destacan las que aparecen con el embarazo. Estos síntomas de ciática aparecen en la medida que el útero va aumentando con los meses y comienza a comprimir o presionar las terminaciones nerviosas de la columna lumbar. Es más frecuente a partir de los 3 últimos meses de embarazo.

 

¿Cuáles son los síntomas de la ciática?

Los síntomas de ciática que pueden afectar a cualquier individuo; típicamente sólo se sienten en un lado del cuerpo. Se caracterizan por:

  1. Dolor localizado en la zona lumbar (conocido como lumbalgia), glúteos y determinadas zonas de la pierna y el pie afectado.
  2. Entumecimiento, que se hace más intenso en los miembros inferiores afectados.
  3. Debilidad muscular
  4. Sensación de hormigueo y/o de ardor
  5. Dificultad en el control y/o el movimiento de la pierna.

Por eso es importante contar con los propicios seguros médicos en el caso de que sientes molestias dorsolumbares o en los miembros inferiores, que puedan estar vinculadas con síntomas de ciática. Puedes contar con nosotros para recibir la orientación necesaria, apoyados en la experiencia de varios años de trabajo.

Nunca olvides que es de vital importancia el diagnóstico temprano para saber cómo aliviar la ciática. De esta forma se establece una mejor calidad de vida para el paciente.

Para aliviar la ciática, lo primero es prevenir las causas o factores de riesgo que puedan ser modificables (los malos hábitos dietéticos, que lleven a la obesidad y los malos hábitos posturales). Eso se realiza, mediante adecuados ejercicios posturales y caminatas de no menos de 30 minutos por lo menos 5 veces a la semana. Ya que la pérdida de peso reduce la presión sobre las raíces del nervio espinal. Siempre que se pueda tratar la causa subyacente de la compresión, lo que se necesita en casos de absceso epidural, tumores epidurales, y el síndrome de cauda equina o cola de caballo. Esto hace que los síntomas de la ciática desaparezcan o se reduzca su intensidad.

Tratamiento de la ciática

Los tratamientos adecuados, encaminados para el alivio de los síntomas de la ciática, van desde el farmacológico hasta los generales. Díganse terapias físicas y ejercicios de estiramiento, terapias de masaje, yoga, acupuntura, digitopuntura, apiterapia y otras técnicas de medicina natural y fisioterapia.

Los medicamentos más empleados en estos casos son:

  1. Analgésicos dígase también los antinflamatorios no esteroideos (AINE) son un grupo de fármacos heterogéneo, cuyo representante más conocido es la aspirina. Junto con el paracetamol (acetaminofén) y otros que suelen ser más potentes, dígase los opiáceos menores (tramadol) y mayores (morfina).
  2. Fármacos adyuvantes. Aunque no son analgésicos cuando se administran aisladamente, potencian la acción de cualquier analgésico en asociación. Entre los fármacos adyuvantes analgésicos se encuentran: los corticoides, los antidepresivos tricíclicos y anticonvulsivantes sobre todo en el dolor neuropático.
  3. Inyecciones epidurales de esteroides no ofrecen mejoras a largo plazo en los resultados, pero proporcionan algunos beneficios a corto plazo.

La cirugía acelera la resolución del dolor. Recuerda, primero debes de prevenir para que no tengas la necesidad de llegar a un tratamiento quirúrgico. Aprovecha de los ejercicios como la natación que fortalecen los músculos que sostienen la espalda sin poner ninguna presión sobre él o someterlo a una sacudida repentina, y se puede prevenir y reducir los síntomas de la ciática. Realiza Pilates y Yoga que mejoran la flexibilidad y la fuerza de los músculos de la espalda. Las malas posturas pueden agravar la ciática; las medidas para mejorar la postura pueden aliviar el dolor y la hinchazón. Mantenga por su bien, un cuidado y control de su columna vertebral.

Cuáles son los síntomas de la ciática
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here